Síguenos

Asphalt 7: Heat

Una de las sagas más prolíficas de Gameloft es Asphalt Urban. Desde sus orígenes, cuando Symbian reinaba, hasta el día de hoy tenemos siete juegos diferentes que han marcado una evolución muy definida: no sólo técnicamente sino también en la forma en la que ha ido cambiando el videojuegos en los dispositivos móviles.

Tras verlo en el E3, donde fue presentado junto a otros títulos, ahora nos toca poner el pie sobre el pedal y volver a correr por circuitos repartidos a lo largo del mundo. Una nueva entrega que promete más diversión, intensidad y un apartado gráfico que sube un poco el grado de realismo. Veamos en detalle la última entrega de la franquicia de juegos de conducción de la compañía francesa.

Asphalt 7: Heat

Asphalt 7: Heat mantiene la misma tónica: carreras rápidas y frenéticas donde la simulación queda un poco de lado y lo que prima es la velocidad. Hasta aquí nada nuevo y es que lo que estén familiarizados con la saga no van a encontrar sorpresas: la fórmula funciona, más allá de las siempre presentes críticas a la falta de originalidad en el planteamiento.

Como principal novedad en esta entrega con un lavado en el apartado gráfico. Una vuelta de tuerca que nos ofrece una mayor calidad visual y que aprovecha también la tecnología más actual. O lo que es lo mismo: el juego en su versión para iPad está optimizado para la resolución Retina Display y lo cierto es que se nota si lo comparamos con el iPad 2.

Además de la parte técnica nos encontramos con más licencias de coches, ahora tenemos para elegir hasta 60 modelos, así como los circuitos que en cantidad suben hasta 15. Se han reciclado unos escenarios de Asphalt 6, lo cual no es algo malo pero si es bueno tenerlo en cuenta.

Asphalt 7: Heat

Siguiendo la tendencia de otros juegos, Gameloft introduce de nuevo la faceta más social a través de diferentes elementos. Por un lado nos permite compartir nuestros logros y resultados en las redes sociales, la integración es buena y no es excesivamente intrusiva, así como retar a nuestros amigos o comparar los resultados en las diferentes pruebas.

Los controles, como en anteriores entregas, nos ofrecen diferentes esquemas: o bien utilizando los acelerómetros en dos tipos diferentes o bien táctiles también de dos maneras. Al final es cuestión de encontrar la que mejor se adapte a nuestro gusto y también al dispositivo. Es más cómodo jugar con acelerómetros en un tablet que en un smartphone.

En lo que respecta a modos de juegos tenemos por un lado un modo de carrera personal donde iremos avanzando según vamos superando diferentes pruebas: desde competiciones convencionales donde tendremos que acabar el primero a carreras de dominación, pasando por pruebas de habilidad donde por ejemplo tendremos que derribar a un número concreto de rivales, al más puro estilo Burnout.

Cada vez que ganamos una carrera obtenemos por un lado dinero, por otro puntos de reputación y por último estrellas. Los primeros podremos invertirlos en comprar nuevos coches, modificarlos (para personalizarlos o hacerlos más potentes) y las estrellas nos desbloquearán el acceso a nuevas pruebas, mejoras y automóviles.

Asphalt 7: Heat

Si no queremos rompernos la cabeza ganando muchas carreras para conseguir los mejores coches, el juego nos ofrece la posibilidad de pagar para obtener más puntos. No es un requisito indispensable para conseguir todo, sólo es un atajo para quienes no deseen esperar y quieran todo desde el primer momento.

A la hora de jugar con amigos tenemos dos opciones: o bien en modo local a través de WiFi o Bluetooth u online con jugadores de todo el mundo. Teniendo en cuenta que, a fecha de publicación del análisis, el juego todavía no ha salido a la venta no podemos opinar de momento sobre este apartado. Una vez se ponga a la venta y empiecen a llegar usuarios actualizaremos con más información.

Si simplemente queremos echar una partida rápida tenemos la opción de ello. De hecho, ante la duda, tenemos un botón de aleatorio que nos elegirá de esa misma forma nuestra carrera: el tipo, el circuito y la categoría del coche con el que vayamos a competir.

ImagenAsphalt 7: Heat

Conclusiones

Gameloft avanza un paso más con la franquicia Asphalt Urban. No introduce cambios radicales pero si lo suficientemente sustanciales como para dar el salto desde la sexta entrega, especialmente si tenemos un dispositivo de alta resolución como el iPad o algunos smartphones Android.

Visualmente se nota el salto gráfico y aunque se han mejorado muchos detalles también hay cosas que no nos han gustado: algunas animaciones en las colisiones son muy poco realistas y estropean un poco la sensación que intenta imprimir. Por lo demás, una entrega continuista pero ideal para quienes quieran disfrutar de un juego de conducción rápido e ideal para partidas rápidas.

Una copia digital de Asphalt 7: Heat (en su versión para iPad) ha sido cedida por Gameloft. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios