Sigue a Xataka Móvil

burnout crash a fondo

Cuando analizamos un port de consolas o PC a iOS siempre hay un problema que sobrevuela nuestras cabezas, el del control. Afortunadamente para mí, que siempre pierdo un par de líneas centrado en explicar ese problema y sus posibles soluciones, como para aquellos que estéis minimamente interesados en comprar Burnout Crash, eso no es un problema.

Burnout Crash es un juego que podría haber nacido perfectamente sobre la pantalla de un smartphone, es cómodo, visualmente atractivo y además cuenta con esa mezcla de diversión y adicción capaz de mantenerte pegado al juego como si del último Angry Birds se tratase. Una compra ineludible con sus fallos y aciertos, como casi todas las aplicaciones de la AppStore.

burnout crash a fondo

Si no conocéis la saga Burnout simplemente os diré que, con su evolución con el paso de los años todo ha quedado reducido a una cosa, hacer explotar montañas de vehículos.

Si conocéis la saga Burnout pero no Burnout Crash, lo único que debéis saber es que estamos ante un juego completamente distinto a lo que la saga de carreras había mostrado hasta la fecha, olvidándose de las competiciones y ofreciendo diferentes intersecciones en las que deberemos chocar para crear un colapso de tráfico que derive en enormes explosiones y millones de puntos sumándose a nuestro marcador.

Sí además de ser fans de Burnout ya probasteis en su día este spin-off lanzado en Xbox Live Arcade y PSN, debéis ser conscientes de que el control, que ahora nos obliga a empujar nuestro coche con el dedo de un lado a otro, no es el único cambio que notaréis.

En primer lugar los gráficos han perdido bastante fuelle en su traspaso a iOS, algo que notaréis aún más cuando la cámara se acerque a la acción, una vez la partida haya acabado o vaya a suceder algo que me limitaré a no contar para no chafaros la sorpresa. Tampoco ha acertado EA en su política respecto a la banda sonora o el narrador que poco a poco iba comentando nuestra jugada, pero como he dicho es algo que no resta valor al juego y que ni siquiera notaréis los que no probaseis su anterior versión.

Aclarado todo eso, ¿qué ofrece Burnout Crash? Destrucción, explosiones y vehículos, algo así como si a Michael Bay le diese por desarrollar videojuegos pero sin tener que preocuparnos por un guión que intente transformar todo eso en algo coherente.

burnout crash a fondo

El juego cuenta con varias modalidades, partiendo del clásico “destroza todo lo que puedas en X tiempo“ a otros que implican mantener incendios controlados o evitar que coches que deberían estar explotando lleguen a sus destinos.

Cada nivel empieza con nosotros dirigiendo el coche hasta una intersección (hay varias distintas), momento en el que deberemos escoger contra qué vehículo chocaremos primero para dar inicio a nuestro Armageddon particular. Conforme otros coches, autobuses y camiones se vayan añadiendo al choque un medidor de explosión se irá llenando, permitiéndonos poco después hacer explotar nuestro vehículo para lanzar despedidos al resto y crear carambolas que trasladen el caos hasta otras zonas de la pantalla.

Eventualmente se nos cruzarán vehículos especiales: una ambulancia que deberemos proteger para conseguir una vida, un furgón que tocará hacer explotar para conseguir más puntos o una furgoneta que pondrá bajo nuestro control una rueda de la fortuna que podrá acabar ayudándonos o destrozándonos la partida.

El juego es simple, tanto sobre el papel como cuando nos ponemos a los mandos, pero que sepamos jugar no necesariamente significa que lo hayamos dominado, para eso harán falta horas de práctica, y afortunadamente es algo que Burnout Crash se encarga de asegurar con una campaña larga y retos a la altura de los más experimentados.

Se agradecería que EA hubiese puesto más carne en el asador con este port, con nuevos modos o un mejor trato de su aspecto gráfico y banda sonora. Pese a ello sería de locos no catalogar a Burnout Crash de imprescindible, y es que al fin y al cabo, si lo que buscas es divertirte durante horas y ver cómo los retos se te escapan una y otra vez sin aburrirte, probablemente sea una de las mejores compras que puedas hacer a día de hoy en la AppStore.

Icono de la app

Burnout Crash

  • Desarrollador: EA
  • Idioma: Español
  • Requisitos: iPhone, iPod touch, y iPad con iOS 4.0 o superior
  • Precio: 3,99 euros
  • Descárgalo en la App Store

Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios