Síguenos

Fu Chunli

Li FuChun, joven asiática residente en Qingdao (noreste de China, ciudad famosa por su cerveza “Tsingtao”) fue la afortunada en descargar, a principios de este mes, la aplicación número 25 mil millones (sí, sí…, ¡9 ceros!) de la App Store.

FuChun (este es el nombre, Li es el apellido pero en China se escribe al revés) se compró hace cosa de mes y medio un iPhone, nunca había sido una gran fan de las nuevas tecnologías, pero viendo al fama que tenía Apple entre sus conocidos se decantó por un teléfono de los de Cupertino. Después de esta compra y, sin saber muy bien cómo funcionaba la tienda de aplicaciones de los californianos decidió adquirir la versión gratis de la famosa aplicación de Disney “Where’s my Water?“.

Como suele pasar en estas ocasiones, la pobre muchacha no tenía ni idea de que Apple estaba a punto de llegar a esta estratosférica cifra de aplicaciones descargadas y que la persona afortunada, en este caso ella, recibiría una tarjeta de iTunes por valor de 10.000 dólares americanos (algo así como 2 o 3 años de sueldo dependiendo de si se vive en el norte – más barato – o en el sur – más caro – de China). Así que cuando los Relaciones Públicas de los de la manzana mordida la llamaron al teléfono creyó que le estaban tomando el pelo y, no fue hasta que no recibió un e-mail de la compañía confirmando la noticia que le habían dado en la llamada anterior, que acabó de asimilar la situación.

Li con su tarjeta de iTunes

Sin a penas tiempo para digerir los acontecimientos, los de Cupertino ya le habían reservado un vuelo para visitar la Apple Store de Pekín y darle el premio en mano, así que acompañada por representates de Apple y de la prensa subió al avión de buena mañana y fue recibida con vítores por los empleados de la Store situada en el centro de la capital China -al más puro estilo americano -, allí recibió el premio y fue entrevistada por varios medios nacionales y de su región, a los que recomendó descargarse una aplicación de su ciudad y a los que explicó en qué se pensaba gastar el dinero de la tarjeta (ayudar a familias y organizaciones con personas discapacitadas a descargar gratuitamente software que pueda mejorar su calidad de vida).

Vía | QDQS
Foto | Xinhuanet

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios