Sigue a Xataka Móvil

tango

Tango es una de esas aplicaciones imprescindibles que consiguen hacerte la vida más fácil y ahorrarte algo de dinero. Tango funciona de forma similar a PingChat! o WhatsApp pero, en vez de servir para enviar mensajes, lo que nos permite es hacer vídeollamadas o llamadas a través de nuestra conexión a Internet, ya sea por 3G o WiFi.

El funcionamiento de Tango es muy simple: la instalamos, introducimos nuestros datos –básicamente el número de teléfono- y la propia aplicación escaneará nuestros contactos para ver cuales de ellos también tienen la aplicación instalada. Para que funcione como un teléfono normal, también hay que asegurarse –acudiendo a los ajustes del teléfono- que tengamos el push activado –tanto el del teléfono como el de la aplicación-.

Una vez hecho esto únicamente hay que ir a la pestaña de contactos de Tango y escoger con quién quieres hablar, eso es todo. Cuando estás hablando tienes tres opciones: colgar la llamada –obvio-, activar el vídeo y desactivar el sonido.

tango

El mayor problema de Tango es que no funciona con todos los teléfonos. De momento está disponible para iPhone 3G S y 4, y la mayoría de los Android más nuevos, incluidos: Nexus One, HTC Desire, HTC Hero, HTC Legend, HTC Wildfire, los Motorola Droid, los Samsung Galaxy… Se puede consultar la lista completa en la web de la aplicación.

Al igual que sucede con PingChat! y WhatsApp, con Tango las llamadas únicamente funcionan entre los que tienen la aplicación instalada en sus teléfonos.

En nuestras pruebas hemos podido comprobar su funcionamiento y hay que reconocer que es bastante bueno. Las llamadas tardan un poco más en llegar a su destinatario que con el teléfono normal, puesto que si tu contacto no tiene la aplicación en marcha el móvil deberá activarla antes de poder contestar y dependiendo del teléfono del usuario la espera puede ser larga –nuestra espera máxima ha rondado los 30 segundos aunque lo normal es no llegar a los 5 segundos-.

tango

La calidad de la llamada es muy buena sobre WiFi pero cuando utilizamos la conexión 3G depende de nuestra cobertura. En cambio en vídeo, pese a no ser excelente, tiene una calidad más que aceptable, sobre todo teniendo en cuenta la optimización que se ha hecho para controlar el gasto en tráfico de datos –según Tango, 450 minutos de vídeollamadas gastaría unos 2GB-.

Para utilizar las vídeollamadas no es necesario disponer de una cámara frontal, puesto que permite utilizar cualquier cámara del móvil –aunque no todas sirvan para verle la cara a nuestro interlocutor-.

Como hemos dicho Tango es una aplicación imprescindible pero todavía es muy básica. A nosotros no nos ha fallado en ningún momento y lo que hace, lo hace bien, pero hemos de suponer que con el tiempo incorporará más opciones.

En resumen, Tango es una interesante alternativa al VoIP para hablar con nuestro contactos a través del móvil.

En Alppesfera | Tango, videollamadas en cualquier iPhone con iOS 4 o superior
Enlace y descarga | Tango (es gratuita)

Deja un comentario

Ordenar por:

50 comentarios