Compartir
Publicidad

Por qué nunca eliminamos del todo una app propia de iOS y qué pasa cuando lo hacemos

Por qué nunca eliminamos del todo una app propia de iOS y qué pasa cuando lo hacemos
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los sistemas operativos proveen de sus apps propias por defecto y en numerosas ocasiones no podemos eliminarlas todas, a veces ni siquiera inhabilitarlas. Y precisamente al hablar de las novedades de iOS 10, recientemente lanzado y disponible para descarga, mencionamos algo que era esperado por gran parte de los usuarios: por fin podemos eliminar las apps propias de iOS que no nos interesasen.

Apps que buscan cubrir necesidades básicas como Mail o que van a otras más específicas como Bolsa o la del Apple Watch. Ésta segunda de hecho pasó pronto a ser eliminable, pero ¿las estamos eliminando del todo o se queda sólo en hacerlas desaparecer de la pantalla de inicio? En junio ya vimos que parecía ser más bien lo segundo, cosa que comprobamos en la versión definitiva de iOS 10. ¿Qué ocurre pues al borrarlas parcialmente?

No es un adiós, es un hasta luego

Sobre la eliminación de las apps que vienen preinstaladas de fábrica habló Tim Cook, CEO de Apple, en una entrevista que realizó BuzzFeed hace ahora justo un año, un día antes de que iOS 9 estuviese disponible para descarga para todos los usuarios. Lo que en ese momento dijo era que no era algo sencillo al tratarse de apps cuya eliminación completa podría ocasionar problemas.

Esto es algo más complejo de lo que parece a priori. Hay algunas aplicaciones que están vinculadas a algo más del iPhone, de modo que si se eliminasen podrían causar problemas en el teléfono. Hay otras aplicaciones distintas en las que esto no pasa. Así que con el tiempo creo que encontraremos una manera de hacerlo [eliminar las apps] con las que son distintas. [...] Reconozco que hay gente que quiere hacerlo, y es algo que estamos estudiando.

Meses después, concretamente el pasado mes de junio, entre las novedades de iOS 10 Apple incluía justo esto: poder eliminar las apps de la casa a voluntad. Aunque poco después ya se aclaró que no era una eliminación como tal, fueron Craig Federighi y Phil Schiller (vicepresidente de software y vicepresidente de márketing mundial de productos respectivamente) quien ampliaron esta información en The Talk Show, el podcast de John Gruber (minuto 21:30, aproximadamente).

Desde un principio se dijo que no se trataba de una eliminación completa

Es decir, desde un primer momento se dijo que no se trataba de una eliminación completa. Se borra el icono de la pantalla, los datos del usuario y alguna información como enlaces, pero el núcleo de la app eliminada permanece en el teléfono, de modo que si se quiere disponer de nuevo de la app no se trata de una nueva descarga per se aunque se vaya a la App Store.

Aviso iOS 10

Esto es muy fácil de comprobar. Si eres de las personas que corrió con ilusión a borrar las apps que hasta la fecha no podía y jamás ibas a abrir, entonces puedes comprobar lo siguiente: al eliminar una de estas apps el sistema nos avisa de que podremos recuperarla en seguida desde la App Store, y si vamos a ello vemos que la descarga es instantánea (habitualmente dura unos segundos, por pequeña que sea la app). A esto se refería decía Federighi con lo de que "la descarga" sería remarkably fast ("notablemente rápida").

De hecho, además de que ahí ya nos puntualiza que se trata de eliminarla en la pantalla de inicio (no del sistema), si tras hacerlo buscamos la app aparentemente borrada en la App Store la podemos "descargar" aunque sea sin conexión. Nos saldrá el icono de la nube, pero en realidad, como decía Schiller, la app nunca ha desaparecido y es una recuperación al uso.

Qué podemos eliminar, qué no y qué pasa

Además de la aclaración de los dos representantes de la compañía, Apple detalla en qué consiste esto en un documento específico. Según detallan en el mismo, cuando eliminamos una de las apps propias del sistema de la pantalla de inicio, también borramos los datos de usuario y archivos de configuración (como ya decíamos antes), advirtiendo también que puede afectar tanto a funciones relacionadas como a la información del Apple Watch (en el caos de tenerlo).

¿No hay entonces ahorro de espacio? No al menos tanto como el que nos gustaría pensar. Pero el hecho es que aquí la compañía también matiza que todas estas apps resultan en menos de 150 MB ocupados, por lo que las mantengamos o no, no supondría un gran cambio en nuestro espacio disponible. Así, ésta es la lista de apps que vienen preinstaladas y se pueden eliminar:

  • Bolsa
  • Brújula
  • Buscar a mis amigos
  • Calculadora
  • Calendario
  • Casa
  • Contactos
  • Consejos
  • FaceTime
  • iBooks
  • iCloud Drive
  • iTunes Store
  • Mail
  • Mapas
  • Música
  • News (en los países donde está disponible)
  • Notas
  • Notas de voz
  • Podcasts
  • Recordatorios
  • Tiempo
  • Vídeos
  • Watch
Apps iOS Las apps preinstaladas que pueden eliminarse desde iOS 10 junto con algunas que no (las cuatro de más arriba).
Según qué app eliminemos de la pantalla de inicio habrá unas consecuencias tanto en otras funciones o dispositivos

Así, como comentábamos antes, según qué app eliminemos de la pantalla de inicio habrá unas consecuencias tanto en otras funciones o dispositivos. La información de los contactos permanece en el teléfono aunque eliminemos la app, y de hecho aunque eliminemos FaceTime podremos seguir recibiendo este tipo de llamadas (y hacerlas) desde la app de teléfono o desde Contactos. Pero si disponemos de CarPlay y eliminamos iBooks, Mapas, Música o Podcasts éstas no estarán disponibles ahí.

¿Y podemos entonces sustituir las borradas por otras de terceros a la hora de predeterminar? No, esto tampoco es posible. Aunque hayamos eliminado de lo que sería la parte activa o visible de nuestro, no podremos establecer como app predeterminada otra que la original y que por ejemplo Siri recurra a ésta (por ejemplo, la app de Mail).

Un primer paso

Las apps que vienen con el software de la casa no siempre son plato de nuestro gusto. Esto ha ocurrido de manera tradicional pero ha ido pesando más y convirtiéndose en más o menos molesto a medida que existen apps de terceros que pueden adaptarse más a nuestros usos y preferencias por encima de estas apps preinstaladas.

Ahora en iOS la mayoría de ellas al menos pueden habilitarse, pero en Android es posible desde hace tiempo, si bien depende siempre en último término del fabricante. En ocasiones nos encontramos que una misma app puede eliminarse o no según de qué móvil se trate, o apps que ni siquiera podemos inhabilitar (sería lo equivalente a lo que se puede hacer en iOS).

Apps que no se pueden desactivar Algunas apps no dan opción a borrar o inhabilitar.

Así, poco a poco vamos teniendo opciones en las distintas plataformas para intentar personalizar qué apps tenemos al máximo, si bien de momento siempre habrá aplicaciones que no podremos borrar aunque sean muy específicas. Veremos si más adelante lo vemos en otros casos, como en Windows 10, donde también hemos de seguir con algunas sin opción a inhabilitar o borrar de la parte activa (Cartera, etc.).

Imágenes | Capturas propias en dispositivos de Mockuphone

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos