Sigue a Xataka Móvil

iPhone microUSB

Steve Jobs definió en una de sus últimas intervenciones la llegada de la era “Post PC”. Motivo más que sobrado para comenzar a replantearse la necesidad de mantener el ya habitual conector de 30 pines, reaprovechando el mínimo espacio sobrante para otro tipo de componentes tales como receptores 4G o baterías más grandes.

No es necesario irse muy atrás en el tiempo para comprobar el precedente marcado por la propia Apple a la hora de prescindir de las habituales tarjetas SIM para, en cierto modo y a su particular manera, imponer la tarjeta micro SIM como nuevo estandar para sus dispositivos bajo redes GSM.

Con la llegada de iOS 5 y la sincronización con iTunes vía Wi-Fi, además de la posibilidad de realizar copias de seguridad o transferencia de datos gracias a iCloud, el conector micro USB se convierte en una opción posible, tras el visto bueno de Apple para su aprobación como estándar europeo, a pesar de que no responde al estilo de los de Cupertino seguir las tendencias propias de los mercados.

Por lo que no sería de extrañar que la próxima generación de iPhone contase con un “conector mini” propietario, para dar cabida a los más modernos componentes tras la más que posible negativa a adoptar un tamaño de pantalla superior a las tan cacareadas 4 pulgadas, que imposibilite el manejo del dispositivo con una única mano.

Algo que, en última instancia, se convertiría en un gran negocio para los fabricantes de accesorios, que se afanarían en dejarnos los bolsillos vacíos para hacernos con algunos de los complementos que actualmente ya disfrutamos adaptados al conector de 30 pines.

Vía | iMore.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios