Compartir
Publicidad

La solución inglesa para conseguir despliegues de fibra más rápidos es separar negocio comercial y red fija

La solución inglesa para conseguir despliegues de fibra más rápidos es separar negocio comercial y red fija
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Os imagináis que Movistar no tuviese en su propia empresa la red fija? Parece impensable, pero lo cierto es que algo así podría pasar pronto en Gran Bretaña. Ofcom, el regulador de las telecomunicaciones de la isla, está muy preocupado por la actualización de las redes fijas del país, que depende directamente de Openreach, una compañía en manos de British Telecom.

Ya en julio el regulador había pedido a BT una cierta separación respecto a Openreach, que alquila su red fija a otras marcas privadas como Sky o Vodafone, para asegurar su neutralidad y no favorecer el negocio de BT. Y lo hecho hasta ahora por la compañía no ha satisfecho a Ofcom, por lo que ahora exigen directamente que Openreach se convierta en una compañía separada.

Aunque en España las redes de nueva generación, ya sea fibra o cable, avanzan a grandes pasos en los últimos años, está claro que siempre habrá lugares o poblaciones que se queden en el olvido, si de la iniciativa privada depende. La solución española para intentar cubrir esos zonas negras a las que no llegan los grandes operadores son subvenciones para despliegues en pequeñas poblaciones, una estrategia muy distinta a la inglesa.

Separando negocio comercial y red fija

Para asegurar que Openreach no beneficia al negocio comercial de British Telecom, aunque le pertenezca, Ofcom exigirá ahora que la encargada de los despliegues se convierta en una empresa distinta, con dirección independiente de BT, aunque se mantenga dentro de su grupo. Aunque primero, para que esa separación se haga efectiva el regulador inglés necesitará del visto bueno de Bruselas, algo que parece que será así.

Ofcom tendrá que tomar sus decisiones independientemente de la opinión de BT, aunque le seguirá perteneciendo

La idea es bastante clara. Ofcom obligó a BT a crear Openreach en 2006, para favorecer que sus competidores en el negocio fijo pudiesen acceder en mejores condiciones a los conductos y cables de BT que cubren todo el país. Pero lo cierto es que desde entonces las críticas no han cesado, por el supuesto uso a su favor que BT ha hecho de Openreach, que aunque ofrece el servicio a clientes de cualquier operador no puede ser contactada directamente, toda avería tiene que tramitarse a través de la marca comercial.

¿Una idea trasladable a otros países?

Vista la decisión del regulador inglés de separar del principal operador su red fija, la pregunta que nos ronda la cabeza es si eso mismo se podría trasladar, o incluso si sería conveniente, a otros países. En el caso español, Movistar ya tiene obligaciones para alquilar su red y conductos a otros operadores, aunque la pelea eterna siempre estará en los costes mayoristas, que pagan otras compañías, por dicho acceso.

Aun así, es cierto que mientras las zonas más pobladas del país ya cuenta con fibra que ofrece cientos de megas de descarga y subida, las que no tienen tal densidad todavía siguen dependiendo del viejo ADSL o de distintas alternativas. Quizás no sería necesario tomar una medida tan drástica como obligar a Movistar a independizar su red, pero sí que se podrían hacer más esfuerzos para que las diferencias entre poblaciones sean menores.

Vía | Engadget

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos