Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo te ayuda una app de control parental a que tu smartphone regrese intacto tras pasar por las manos de tu hijo

Cómo te ayuda una app de control parental a que tu smartphone regrese intacto tras pasar por las manos de tu hijo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
image

Los niños saben que los smartphones son una fuente de diversión inagotable, al menos hasta que la batería se acaba. El problema es que muchas veces dejamos los teléfonos a nuestros hijos y luego nos damos cuenta que sin querer han instalado aplicaciones, han enviado un SMS o realizado una llamada inoportuna. Por eso vamos a ver cómo te ayuda una app de control parental a que tu smartphone regrese intacto tras pasar por las manos de tu hijo.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que desde Android existe las posibilidad de crear diferentes usuarios. De esta forma cada uno tiene sus aplicaciones instaladas en su propio escritorio. Se puede crear una para los niños y así nos aseguramos que no tienen porqué cambiar la configuración de nuestro teléfono. Además a este usuario se le puede activar la restricción de llamadas y mensajes.

Múltiples usuarios en un smartphone

Huella Dactilar Xperiaz5

Aún así las apps en Android pueden realizar compras o tenemos la posibilidad de limitar el uso de apps y juegos, películas o música de los dispositivos. Para ello tenemos que acceder a Google Play y en los ajustes activar la opción de Control Parental. De esta forma evitamos que puedan realizar compras dentro de la propia App sin que sean conscientes.

Si a esto le sumamos la capacidad de asignar una huella dactilar a diferentes usuarios mediante el administrador a la hora de identificarnos mejoramos mucho la funcionalidad del teléfono para acceder al perfil de cada uno de los usuarios. Cada usuario tiene sus huellas, puede ser una o varias asociada al perfil que le permite desbloquear el dispositivo, lo que en el caso de los niños añade una capa de seguridad que ellos pueden utilizar de forma intuitiva.

Por lo que respecta a iOS también dispone de controles parentales que se configuran a través de los ajustes. Aquí es necesario activar las restricciones, donde tenemos una sección de contenido permitido para modularlo según la edad. Lo mismo ocurre con las compras in App o la instalación de otras nuevas. Con Windows Phone se puede crear un espacio diferente para el menor, el Rincón Infantil, donde directamente elegimos que apps pueden utilizar y no pueden acceder a nada más.

Apps de control parental, mejorando la funcionalidad y el control

De todas formas además de poder hacerlo de forma nativa, tenemos algunas apps se control parental que ayudan a mejorar la funcionalidad y el control que tenemos sobre lo que hacen nuestros hijos con los dispositivos. Vamos a ver algunas de las más interesantes:

Qustodio

Es uno de los servicios más completos, ya que no sólo nos servirá como app, sino también para tener un control de lo que hacen nuestros hijos delante de un ordenador. Qustodio nos permite ver qué páginas web visitan, establecer bloqueos de páginas y de apps o juegos, monitorizar la actividad en redes sociales o establecer horarios de uso. En el teléfono también podremos saber con quién hablan o poder leer sus mensajes.

Esto se complementa con algunas funciones muy interesantes como la geolocalización del dispositivo que guarda un historial de los últimos 30 días o un botón del pánico para que pueda contactar con nosotros en caso de necesidad con un sólo clic. Una herramienta muy potente, más pensada para instalar en el smartphone del menor que en el del padre, aunque puede ser muy útil para tener un control total del perfil del menor creado.

Kids Place

Más sencilla y pensada para aquellos padres que hayan descubierto que dejando su teléfono o tableta cuando ha vuelto a sus manos no era la misma. Kids Place crea un entrono controlado y personalizado con las apps que ellos van a utilizar, sin necesidad de crear un usuario específico para el menor.

La app impide que se descarguen aplicaciones, se realicen llamadas o se envíen mensajes accidentalmente. Para configurarla tenemos que establecer un bloqueo por código, bloquear el botón de inicio para que no pueda salir de la app y seleccionar las apps que queremos permitir el uso al menor. Está especialmente indicada para los niños más pequeños.

Norton Family parental control

Dentro de soluciones de seguridad más genéricas también existen soluciones específicas para estos dispositivos. Un ejemplo es Norton Family parental control. La herramienta de control parental para smartphones nos permite limitar el tiempo de uso de un teléfono o tableta, restringir el contenido al que se tiene acceso o establecer avisos por medio de un correo electrónico si se ha realizado alguna infracción a estas restricciones.

También podemos tener acceso a las conversaciones de los menores a través de SMS, algo que no se si es realmente útil en los tiempos de WhatsApp, o la posibilidad de tener un control de la ubicación. Dispone de una versión gratuita y otra de pago, que además de la ubicación de los menores, permite controlar las aplicaciones que descargan sus hijos y establecer bloqueos de apps concretas o por tipos. Quizás tiene más sentido si tenemos todo el kid de supervisión, pero creo que Qustodio es más completa y con una propuesta mejor ejecutada.

KIDO´Z, control del entorno de uso para niños

Menor Smartphone

KIDO´Z es otra opción muy completa que transforma el teléfono o tableta en un entorno divertido y seguro para los hijos. De esta forma nos aseguramos que nuestro teléfono será el mismo cuando vuela a nuestras manos, que antes de prestarlo. Se pueden crear varias cuentas diferentes, algo útil si tenemos hijos de diferentes edades y limitar el uso diario por niño.

En la zona o modo infantil dispone de características básicas como el filtro de apps, bloqueador de publicidad y compras in App o un modo de funcionamiento sin conexión a Internet, muy útil en el caso de querer preservar nuestra tarifa de datos, que en algunos casos tiembla si no se hace uso del WiFi después de pasar por las manos de los niños.

Existen otras muchas apps que podemos utilizar, pero siempre debemos tener claro que el objetivo es proteger al menor, no espiarle o invadir su intimidad. Esta apps nos pueden ser muy útiles en determinadas circunstancias en las que sospechamos que están en peligro, en el caso de instalarlas en el smartphone del menor o para estar tranquilos si se lo prestamos, en el caso del los más pequeños.

En Espacio Sony

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos