Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Fotos con smartphone (I): las claves para fotografiar con poca luz

Fotos con smartphone (I): las claves para fotografiar con poca luz
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
image

Hacer fotos un luminoso día de verano no es muy complicado, sobre todo si alguna nube ocasional nos matiza la luz y nos suaviza las sombras. Pero el clima, como sabemos, no siempre acompaña para sacar las mejores fotos y además, a veces, nos encontramos con situaciones con tan poca luz que, si no tienes unos conocimientos mínimos de fotografía, cuesta conseguir una foto decente.

Por esta razón vamos a intentar ofrecer algunas soluciones para conseguir sacar el máximo partido de nuestras fotografías cuando nos encontramos en situaciones con poca luz.

No le tengas miedo al Flash

foto oscura en el agua

Hay situaciones en las que el flash es imprescindible. Aprende a utilizarlo y a sacarle el máximo partido. El flash, de por sí, te dejará las imágenes planas, pero si tienes algún otro punto de luz utilízalo para que te entre luz desde algún lateral, esto te ayudará a darle profundidad a la fotografía. En el caso de disponer de ese otro punto de luz, no lo sitúes detrás de la figura a fotografiar a no ser que quieras que te quede una figura recortada.

Los fotógrafos, en la mayoría de los casos, no dirigen el flash directamente a lo que desean fotografiar, lo que hacen es dirigirlo a una superficie blanca --muchas veces techos si se encuentran en interiores--. Así consiguen que la luz rebote y les quede más difuminada obteniendo un toque parecido al de la luz ambiente. Con un Smartphone no tenemos esta posibilidad, pero si que podemos situar la figura a fotografiar cerca de una pared blanca o similar consiguiendo que parte de la luz del flash rebote en esa superficie y nos genere un efecto parecido.

Apoya el smartphone

El mayor problema cuando hacemos fotos con poca luz es que la velocidad de obturación se reduce y si aguantamos el smartphone con las manos nos encontraremos con que nuestro pulso es insuficiente y la foto nos saldrá movida.

De todos modos esto tiene una solución fácil: únicamente es necesario apoyar el smartphone sobre algún objeto para que nos ofrezca la estabilidad necesaria para que nuestras fotos no salgan movidas. Barandillas, mesas, bancos, postes, cualquier lado en el que te puedas apoyar, incluso lateralmente, puede ayudar a mantener el pulso y así conseguir una instantánea sin movimiento.

Si no tienes dónde apoyar el Smartphone, la mejor opción para controlar nuestro pulso es agarrar el Smartphone con las dos manos colocándolo a la altura de nuestros ojos, pegar los codos al pecho, inspirar, espirar y disparar aguantando la respiración.

Utiliza los modos nocturnos

La mayoría de smartphones vienen con una serie de modos nocturnos que ajustan la cámara de tu smartphone para que saque las mejores fotografías en las condiciones más adversas. Si estuvieras utilizando una cámara manual deberías ajustar varios parámetros, como aumentar la ISO, abrir el diafragma o reducir la velocidad de obturación.

Con tu smartphone no tienes que pensar en estas cosas, si utilizas un modo nocturno, el propio software escogerá los parámetros que mejor se ajusten a tus necesidades de luz y tu fotografía saldrá lo mejor posible.

De todos modos, ten en cuenta que aumentar la ISO aumenta el ruido, reducir la velocidad aumenta el movimiento --por eso te decíamos que apoyaras el smartphone--, y abrir el diafragma reduce la zona enfocada de la foto --así que acuérdate de marcarle bien el enfoque--.

Prueba con el HDR

contraluz

El HDR es una técnica que permite obtener imágenes luminosas y con más nivel de detalle. La ventaja es que actualmente muchos smartphones realizan todos los pasos de esta técnica sin que el usuario deba hacer nada más que activar el modo HDR.

El HDR es perfecto para sacar los matices de esos paisajes en los que tenemos una zona muy luminosa y otra totalmente en penumbra. EL HDR conseguirá que, aunque siga existiendo la zona en sombra, está no será una zona gris sino que podremos apreciar todos sus matices. La misma técnica funcionará para situaciones con contraluz.

Si todo falla, utiliza los controles manuales

Si pese a todos los consejos anteriores no consigues que tu foto se vea correctamente, siempre te queda la opción de utilizar los controles manuales. En este caso, lo primero de todo es aumentar la ISO. Si hay poca luz debería estar por encima de 400, pero en el caso de que esté realmente oscuro y no tengas puntos de luz claros no está de más probar con ISOs de 1600 o superiores.

Luego debes abrir el diafragma. Cuanto más se abra más luz podrá captar la cámara y mejor quedará nuestra foto con poca luz. La apertura se mide con f/, y cuanto más bajo sea el número que lo acompañe más se abrirá. Si realmente disponemos de muy poca luz es probable que debamos utilizar el número más bajo que nos de nuestra cámara, como podría ser un f/2.7.

Y por último debemos bajar la obturación. Utilizar una velocidad lenta ayudará a que la cámara aprovece más la poca luz con la que contamos y obtengamos una imagen mucho más clara. Contra Cuanto más lenta sea la velocidad más riesgo correremos de que la fotografía salga movida, pero como ya hemos dicho anteriormente, apoyando el Smartphone conseguiremos que esto no suceda.

En Espacio Sony | ¿Qué tecnología se esconde tras las cámaras de Sony Xperia? En Espacio Sony | Sony Xperia Z1 Compact a fondo: diseño y pantalla En Xataka Foto | Si hay poca luz... ¡acércate! En Xataka | Mejores vídeos y fotos con poca luz con los nuevos sensores para móviles de Sony

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos