Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Se acabó no tener un enchufe cerca: el triunfo de las baterías portátiles

Se acabó no tener un enchufe cerca: el triunfo de las baterías portátiles
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
image

Una de las quejas habituales de los usuarios de los smartphones cuando dan el salto desde un teléfono convencional es lo poco que dura la batería. No todos los terminales la cuidan de igual manera o son tan eficientes como nos gustaría, así que toca llevar el cargador todo el día encima o apostar por las baterías portátiles como solución de emergencia.

De esta forma no tenemos que estar buscando un enchufe en los sitios más insospechados y podemos recargar el teléfono mientras va en nuestro bolso o mochila. Las baterías portátiles suelen tener un tamaño y peso reducido, por lo que no serán un incordio en nuestro día a día, o por lo menos, no mucho más de lo que es el cargador.

¿Qué le pedimos a una batería portátil?

Batería Externa

Uno de los aspectos básicos que hay que considerar es la capacidad de recarga que nos ofrece. Para ello es importante saber cuál es la que tiene tu smartphone. Si la batería de tu teléfono es de 3000 mAh, como mínimo deberíamos buscar una portátil de esta capacidad, para que nos ofrezca una recarga completa del dispositivo.

Otro aspecto importante es el tamaño y el peso. Lógicamente a mayor capacidad de almacenamiento de la batería también aumentarán sus dimensiones y serán más pesadas. Si además del teléfono también queremos que nos sirva para la tablet podemos buscar baterías portátiles de mayor capacidad de almacenamiento. Aquí es necesario llegar a un compromiso entre portabilidad y autonomía que nos ofrecen estas baterías externas. También pensar donde las vamos a llevar para ir cómodos, si en el bolsillo del pantalón o chaqueta, sino más bien en la mochila.

Es importante que la batería externa disponga de indicadores de carga que nos permitan ver el nivel que tiene, así como una buena velocidad de recarga, algo muy útil cuando queremos salir y nos hemos dado cuenta que estaba descargada. Si es rápido este proceso será más fácil que cuando salgamos su capacidad esté al máximo.

Aquí también debemos considerar la velocidad de recarga que proporcionan las baterías portátiles. En general, a mayor amperaje de salida, más rápido llenarán las baterías nuestros dispositivos. Como referencia los cargadores de pared suelen tener 1 A. pero también tened en cuenta que a mayor velocidad de carga menor suele ser la vida útil de la batería.

Respecto a las conexiones, algunas vienen con un microUSB incorporado, algo que es útil si queremos hablar mientras recargamos, pero con el tiempo esta conexión llega a tener algo de holgura, por lo que es mejor un cable que conecte la batería portátil a través del puerto USB con el microUSB del smartphone.

Por último una cuestión que deberíamos revisar es el número de ciclos que tiene, lo que va a determinar la vida útil de la misma. No es que estemos cargando y recargando cada día, como ocurre con los smartphones, pero si es cierto que es un dispositivo que nos va a acompañar durante mucho tiempo en nuestro día a día y no queremos que al cabo de un año su capacidad se haya reducido a la mitad.

Diferentes modelos de baterías portátiles

Batería Stick

Existen diferentes modelos de baterías portátiles por lo que vamos a clasificarlos en función de su factor forma, capacidad o fuente de energía para la recarga.

  • Baterías en stick que son las que tienen un tamaño más reducido. En ocasiones incorporan un enganche para que podamos llevarlas como llavero, de esta forma nos aseguramos de tener siempre con nosotros algo de energía extra para nuestros gadgets, no sólo el smartphone, sino también nuestro smartwatch o la pulsera cuantificadora. Su peso suele estar alrededor de los 200 g. y su capacidad sobre los 2500 mAh, por lo que nos dará una carga completa en los teléfonos de gama media o tres cuartos en los de gama alta, siempre dependiendo del modelo y la capacidad de su batería.

  • Baterías en tarjeta semejantes en tamaño a una tarjeta de crédito o un smartphone muy delgado. En este caso su capacidad suele aumentar, alrededor de los 3000 mAh, y el peso oscila un poco en función de este parámetro alrededor de los 250-300g. Es bastante cómoda para llevar en el bolsillo sin tener que recurrir a bolsas externas. En este caso ofrecen una recarga completa para la mayoría de los smartphones de gama alta.

  • Baterías de alta capacidad que van de los 5000 mAh en adelante, donde por lo general lo que buscamos es tener energía suficiente para dar vida varias veces a nuestro smartphone, utilizarlo para más de un teléfono o también para nuestra tablet. En estos casos, además de las características antes reseñadas es importante que disponga de dos puertos USB que nos permitan recargar dos dispositivos a la vez.

  • Baterías de recarga solar, donde la fuente de alimentación es el sol gracias a unos paneles que se incorporan para captar esta energía. Pueden incorporarse en la funda de la batería o en una mochila de transporte, que tiene la batería oculta y nos deja a la vista un puerto USB para recargar nuestros dispositivos.

  • Baterías con otros tipos de fuentes de energía para los más exploradores que, como ejemplo se recargan aprovechando la energía de la leña. Este es uno de los recursos más curiosos, pero seguro que a muchos les parece interesante a la hora de pasar varios días en el campo sin pasar por un lugar con una toma de corriente a mano.

Como habéis visto no tenemos por qué depender de un enchufe y llevar siempre el cargador con nosotros. La opción de la batería portátil es realmente cómoda, ya que podemos recargar el teléfono mientras vamos en transporte público o nos movemos de una lado para otro y no necesitamos utilizarlo.

En Espacio Sony

Imagen | Phil Campbell

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos