Compartir
Publicidad
Del Nexus 5X al Pixel, todos los cambios que introduce el nuevo smartphone de Google
HTC

Del Nexus 5X al Pixel, todos los cambios que introduce el nuevo smartphone de Google

Publicidad
Publicidad

Se ha consumado finalmente la muerte de la familia Nexus, aún no sabemos si de forma definitiva o si experimentará un proceso de hibernación hasta quién sabe qué fecha del futuro. El hecho es que los nuevos Google Pixel ya están aquí y eso sirve como pistoletazo de salida a la nueva era Made by Google, que puede continuar con la fabricación propia en el futuro.

Como ocurrió con la generación anterior, los nuevos Google Pixel heredan la doble línea de dispositivos que acabó con los Nexus 5X y Nexus 6P. Con una diferencia notable. El Pixel XL repite con el equipamiento de altura mientras que en el Google Pixel sí apreciamos un aumento de nivel. El terminal pequeño deja de ser un acompañante de menor potencia para igualarse al gigante.

El Google Pixel sube a primera división

Snapdragon 821 Feature

LG apostó junto con Google por construir un smartphone de segunda línea el pasado año. No era ni de lejos un mal dispositivo, aunque quizá sí pecaba de tener una batería algo pobre, pero la elección del procesador 808 lo situaba automáticamente un paso por detrás del Nexus 6P. Google parecía querer marcar las distancias y así, entre otras cosas, justificar la diferencia de precio entre ambos.

En este inicio de la carrera de los Pixel nos encontramos con una equidistancia entre ambos terminales. El Snapdragon 821 es el cerebro elegido tanto para el terminal de 5 pulgadas como para el de 5,5 pulgadas y ambos se convierten, literalmente, en mellizos que sólo se diferencian en pocos detalles.

El Google Pixel se equipara en potencia a su hermano mayor, ya no hay primeras y segundas líneas

Para situarnos, el Snapdragon 808 fue el procesador de segunda línea de Qualcomm del pasado año. 6 núcleos construidos en 20 nanómetros en dos clústeres: dos núcleos Cortex-A57 y cuatro núcleos Cortex-A53 a 1,8 y 1,4GHz. Con el salto al Snapdragon 821 de este año se pasa a cuatro núcleos de 14 nanómetros, cuatro núcleos Kryo en grupos de dos a 2,4GHz y 2GHz. Todo ello sin contar con que la gráfica también mejora notablemente.

Snapdragon 808

Snapdragon 821

Configuración

6 núcleos 2x4

4 núcleos 2x2

CPU

2 x Cortex-A57 a 1,8GHz
4 x Cortex-A53 a 1,4GHz

2 x Kryo a 2,4GHz
2 x Kryo a 2GHz

GPU

Adreno 418 a 600MHz

Adreno 530 a 650MHz

Fabricación

20 nanómetros FinFET

14 nanómetros FinFET

Memoria

LPDDR3 a 933 MHz

LPDDR4 a 1866 MHz

Conectividad

LTE categoría 9

LTE categorías 12/13

Así pues, mientras que comprar el Nexus 5X el pasado era ser consciente de que no obteníamos toda la potencia que el mercado podía ofrecernos, la elección de un Google Pixel este año irá más enfocada a qué tamaño de smartphone queremos tener en el bolsillo. Si preferimos 5 pulgadas, elegiremos el Pixel. Si queremos algo mayor, deberemos ir a por las 5,5 pulgadas del Pixel XL.

El doble de memoria de un año al otro

Nexus 5x

La subida de nivel se aprecia también en la memoria RAM. El pasado año teníamos un modelo con 2GB de RAM como era el Nexus 5X y un modelo con 3GB de RAM como fue el Nexus 6P. La cifra para los nuevos Pixel asciende hasta los 4GB por lo que el modelo de Huawei no se despega tanto de la nueva edición como el modelo normal.

Doble de RAM de un año para otro, del último Nexus al primer Pixel

HTC duplica de esta forma la memoria RAM de un terminal que ya el año pasado con Marshmallow funcionaba tan fluido como suelen funcionar los Nexus. Así pues, con Nougat 7.1 a bordo, confiamos en que el nuevo Google Pixel destaque en cuanto a funcionamiento y gestión de la multitarea. Por no hablar de la capacidad que tendrá ahora para gestionar juegos de mucho más peso, algo que su procesador invitará a probar.

Google elimina de un plumazo la diferencia de potencia entre sus smartphones y toma la senda que ya inició Apple con el primer iPhone 6, o Samsung con los Galaxy S6. Una pareja de dispositivos al mismo nivel en cuanto a potencia y que debería facilitar que cada usuario eligiese el suyo sin problemas, sin muchos alicientes para elegir el superior frente al inferior como ocurre en otras marcas.

El Pixel encoge, pero gana densidad y se vuelve AMOLED

Google Pixel

Otra diferencia que encontramos entre el Nexus 5X y el Google Pixel es que el fabricante, HTC bajo las instrucciones de Google, ha hecho que disminuya la diagonal de la pantalla. De las 5,2 pulgadas del Nexus 5X pasamos a 5 pulgadas en el Pixel, y sin embargo eso nos ofrece un ligero añadido que no será, sin embargo, muy apreciable.

Los 424 píxeles por pulgada del Nexus 5X pasan automáticamente a 441 píxeles por pulgada en el nuevo modelo Pixel. Una ligera ganancia que, sin embargo, debe redundar en que nos encontramos ante un modelo algo más compacto que el año anterior. Con todo, los marcos del terminal ya se han criticado y es algo que acompañará al modelo durante toda su vida útil.

Pixel Bateria

Veamos en qué se traduce la reducción de la pantalla del Google Pixel frente al Nexus 5X en cuanto a dimensiones. Y ya de paso apuntaremos también el tamaño de la batería, algo en lo que el tamaño del dispositivo afecta de forma directa.

Google Nexus 5X

Google Pixel

Pantalla

5,2 pulgadas FullHD
424ppp

5 pulgadas FullHD
441ppp

Tamaño y peso

147,0 x 72,6 x 7,9 milímetros
136 gramos

143,8 x 69,5 x 8,6 milímetros
143 gramos

Batería

2.700 mAh

2.770 mAh

Hemos dejado para el final un dato que sin embargo es clave en este salto de generación. HTC ha provisto a los nuevos Pixel de paneles AMOLED por lo que Google abandona la línea IPS LCD que montaba con el modelo de LG y los anteriores, aunque ya trabajó esta tecnología anteriormente. Así pues, el nuevo Pixel debería ser capaz de mostrar colores más vivos y nitidos que su predecesor, y no sólo por el aumento de densidad. El nuevo panel también ayudará a que se ahorre algo de batería.

Las cámaras permanecen intactas, ¿o no?

Pixel Fotos

Estamos tan acostumbrados a ver cómo los megapíxeles crecen año tras año que los movimientos que vemos en los gigantes de la fotografía siguen sorprendiéndonos. Hemos defendido en múltiples ocasiones que tener más megapíxeles no hace mejor a una cámara, y con los Nexus vuelve a demostrarse.

Apple repitó con los 12 megapíxeles del iPhone 6s al iPhone 7, Samsung hizo lo propio con sus 12 megapíxeles al pasar del Galaxy S6 al S7, incluidas sus versiones curvas y también el Note 7, y ahora vemos el mismo movimiento en Google con el Pixel. Los 12 megapíxeles con apertura f/2.0 y flash Dual LED del Nexus 5X vuelven a pasarse por el Google Pixel.

Si Google ha elevado el procesamiento fotográfico del Pixel al nivel del Nexus 6P, nos divertiremos mucho con esta generación

Más evolucionados, eso sí, pero podemos esperar de ellos la misma calidad, si no aumentada, que ya obtuvimos con el sensor del pasado año. Confiemos en que Nougat 7.1 haya hecho especial hincapié en mejorar el procesamiento de las fotografías de los Nexus para situarlas compitiendo contra los líderes fotográficos a día de hoy: Samsung y Apple.

La frontal sí crece, sin embargo. Los 5 megapíxeles pasan a ser 8 megapíxeles en este nuevo Google Pixel por lo que ese dato tampoco será un obstáculo para los amantes de los selfie. Con el sensor frontal de la pasada generación obteníamos buenas fotografías pero ahora podremos trabajar mejor los recortes. Sin duda, una ventaja.

Si todo mejora, el precio aumenta. Por desgracia.

Era uno de los mayores temores en cuanto se empezaron a filtrar las características de los nuevos Google Pixel. Los Nexus 4 y Nexus 5 tuvieron la culpa. Ofrecieron mucho por muy poco y por eso el impacto del precio en las generaciones posteriores fue mucho mayor.

El Motorola Nexus 6 no era mal teléfono y desde luego que los Nexus 5X y 6P tampoco lo eran, pero habían perdido el feeling que tenían con los usuarios gracias a su precio. Con el nuevo Google Pixel pasa exactamente igual. Si queremos smartphones de primera línea tocará pagar por sus especificaciones, sobre todo si sabemos que han sido fabricados por HTC, un constructor que no suele "tirar" los precios de sus dispositivos aunque ello le cueste ventas. Tal vez porque no puede hacerlo.

A mejores especificaciones, mayor precio

El Nexus 5X salió a la venta en Europa a 479 euros, aunque pasado un tiempo bajó hasta situarse en los 429 euros actuales. El Google Pixel partirá desde los 649 dólares en el modelo de 32GB de memoria, y no sabemos dónde se situará el modelo de 128GB. Si finalmente a traducción a euros es 1:1, algo a lo que ya nos vamos acostumbrando en Europa, obtendremos un terminal casi 200 euros más caro que el pasado año. Otro terminal, sin duda, pero con precio de primeras ligas.

Llegados a este punto, ¿cuál compro?

Pixel

Elegir modelos de la generación anterior es una táctica que muchos llevan años empleando, sobre todo cuando las generaciones evolucionan de una forma homogénea. En este caso, sin embargo, el salto generacional de los Nexus a los Pixel se nota en muchas cosas que justificarían la compra del nuevo terminal.

Google Nexus 5X

Google Pixel

Pantalla IPS LCD de 5,2 pulgadas FullHD

Pantalla AMOLED de 5 pulgadas FullHD

Procesador Qualcomm Snapdragon 808

Procesador Qualcomm Snapdragon 821

2 GB de RAM

4 GB de RAM

16 GB / 32 GB de capacidad

32 GB / 128 GB de capacidad

Cámaras de 12 y 5 megapíxeles

Cámaras de 12 y 8 megapíxeles

Puerto USB-C

Puerto USB-C

Sensor de huellas en la parte trasera

Sensor de huellas en la parte trasera

Batería de 2.700 mAh

Batería de 2.770 mAh

De acuerdo en que podemos encontrar el Nexus 5X por 300 euros en muchas tiendas online y que el Google Pixel nos costará más del doble. Hablamos de terminales totalmente distintos que comparten Android en su interior y que deben rendir al máximo nivel. Pero distintos, en todo caso.

La segunda línea del pasado año frente a un flagship en toda regla en este. ¿Significa eso que el Nexus 5X es un mal terminal? Ni mucho menos. Pero sí hemos de ser conscientes de que, por ejemplo, tendremos un año menos de actualizaciones oficiales con respecto al Google Pixel. Algo que también debemos pensar.

El inicio de la nueva línea Pixel es realmente prometedor, tanto que merece la pena subirse a ella

Lo que queda claro es que el Google Pixel es una interesante apuesta por parte de Google, que ahora parece iniciar el camino para convertirse en fabricante único de sus propios terminales. Las diferencias entre generaciones están ahí y este primer paso de los Pixeles es muy prometedor. Podría ser que aspirase a ser uno de los móviles del año pese a llegar casi de los últimos. No descartemos eso.

En Xataka Móvil | ¿Llegará Google a la unión de hardware y software de Apple con los Pixel?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos