Síguenos

Cuota mercado OS moviles

Así están las cuotas de mercado por sistema operativo a nivel mundial (según datos de noviembre de la consultora norteamericana IDC). Android —presente en smartphones de cualquier forma o precio— reina con un 75% de share, mientras que iOS está cómodo con un 15% de cuota —estable y a través de un catálogo muy reducido de terminales.

Han llegado hasta aquí a una velocidad de vértigo desde 2008 y 2007, masacrando por el camino a Symbian, Windows Mobile y BlackBerry. Ahora Nokia, Microsoft y RIM lo apuestan todo a Windows Phone 8 y BlackBerry 10. No luchan por ser líderes, sino por ser terceros. La medalla de bronce bien vale la pena sabiendo que en 2013 se venderán más smartphones que móviles convencionales.

La pregunta es: ¿caben más actores en la batalla por el tercer puesto? Esta semana han sonado dos candidatos a tener en cuenta: Ubuntu y Tizen. Analizamos las ventajas y desventajas de estos sistemas lozanos, interesantes y de código abierto.

Ubuntu ya tiene una comunidad enorme, pero tardará en llegar

Ubuntu phone OS

Ubuntu phone OS es la interfaz móvil de la distribución más popular de Linux, así que nace en el seno de una comunidad gigantesca de desarrolladores y millones de usuarios felices.

Al igual que Android, es de código abierto, lleva kernel Linux y los fabricantes y usuarios pueden instalarlo de forma gratuita. Pero cuenta con una diferencia ventajosa respecto a Android: las aplicaciones en Ubuntu no tendrán que mediar con una máquina virtual Dalvik, por lo que —sin Java de por medio— en principio serán más potentes.

En cuanto al ecosistema de aplicaciones, Canonical lo está poniendo fácil para que los desarrolladores de escritorio se adapten al móvil. Además se han preocupado especialmente por que las webapps desarrolladas en HTML5 interactúen con el sistema operativo y con otras apps como si fueran nativas. Y en cuanto a juegos, el SDK ofrece soporte nativo completo para OpenGL, así que Canonical nos promete títulos de última generación (EA, Valve y Unity ya están en ello).

Un punto interesante es la convergencia de Ubuntu phone con Ubuntu desktop. Si instalamos Ubuntu en un teléfono de gama alta podemos conectarlo a un monitor, un teclado y un ratón, y usarlo como un PC. Las aplicaciones se adaptarán y los Intel Atom o los ARM de cuatro núcleos lo moverán sin problemas en un uso convencional. ¿Acabará triunfando este paradigma “post-pc” sobre, por ejemplo, tablets convertibles?

Aprovechando esta fusión del escritorio con el móvil, Canonical viene predispuesta a entrar en una batalla aún más convulsa: la de la empresa. Un único dispositivo que es teléfono, PDA y PC de escritorio con la seguridad y robustez de UNIX.

Pero Canonical parte con un handicap importantísimo. O más bien “no parte”: los teléfonos con Ubuntu no empezarán a distribuirse hasta dentro de un año. Demasiado tiempo para la velocidad a la que se transforma este mercado. En The Verge recuerdan cómo una hoja de ruta lenta condujo al desastre a sistemas muy logrados como webOS y MeeGo.

Todo puede cambiar a lo largo de 2013, mientras Ubuntu termina de preparar su sistema y encuentra socios entre operadoras y fabricantes.

Tizen cuenta con el músculo de Samsung, ¿fallará el ecosistema?

Prototipo Tizen de Samsung

Por algún irónico proceso del destino, Nokia está presente en este post más allá del segundo párrafo. Si os ha entrado por la vista lo que nos han enseñado de Ubuntu for phones, es en parte gracias a Nokia. La europea desarrolló las bibliotecas de Qt que usa el sistema de Canonical para sus interfaces gráficas. Después vendió las licencias.

Pero la relación de Nokia con Tizen es mucho más estrecha. Como sabéis, primero Nokia sacó Maemo (SDK y sistema operativo basado en Debian) y lo vendió como alternativa a Symbian en tabletófonos como el Nokia N900. En 2010 anunciaron MeeGo, la unión de Maemo con Moblin (de Intel). No obstante, ese mismo año empezó la era de Stephen Elop y MeeGo tuvo un roadmap extraño: sacaron un teléfono espectacular, el Nokia N9, pero finalmente sólo sirvió de base para el diseño de los Lumia.

Así que Nokia abandonó MeeGo y la Linux Foundation canceló el proyecto en favor de Tizen. ¿Y quién se interesó por Tizen, aparte de Intel? Samsung. Y como declaración de intenciones fundió bada dentro de Tizen, de forma que las aplicaciones de bada estén disponibles en Tizen.

Cuota de mercado de smartphones a nivel mundial por fabricante

Cuota de mercado de smartphones a nivel mundial por fabricante

Sí, así de grande es Samsung. Gracias principalmente a Android, más del 30% de los smartphones que se venden son de Samsung. Pero para muestra de bíceps, bada: volved al gráfico de la portada, ¿veis el trozo de pastel que pone “Linux”?, casi todo es bada (5 millones de unidades ese trimestre, 3% del total). Durante la existencia del Wave, bada fue más popular que Windows Phone.

Ése es el punto fuerte de Tizen: el absoluto liderazgo de Samsung en distribución. Aun así, ¿de verdad Tizen opta al tercer puesto en la batalla de sistemas operativos? Hace unos meses las prioridades para Samsung eran 1) Android, 2) Windows Phone y 3) Tizen. Por tanto, difícilmente optaba al tercer puesto. Pero las cosas han cambiado, Windows Phone 8 todavía no es un claro favorito al tercer puesto y Google va a sacar un terminal con Motorola. Samsung necesita proteger su propia oferta y ha respondido con el anuncio de varios terminales Tizen para 2013.

Por supuesto, Tizen es de código abierto y funciona con núcleo Linux. Las aplicaciones se pueden desarrollar con HTML5 y otros estándares web, y un motor Webkit las hace funcionar. Por esta misma razón, las aplicaciones de Firefox OS y webOS será completamente compatibles con Tizen. Además, Tizen podrá mover las casi 700.000 aplicaciones de Android a través de ACL.

Sumando las miles de aplicaciones de bada (que tampoco eran para tirar cohetes), podemos decir que el ecosistema de Tizen arranca con muchas posibilidades… pero, ¿será suficiente para convencer a los desarrolladores ya establecidos en otras plataformas? ¿Habrá un Whatsapp y un Facebook oficial que animen al usuario final a comprar el móvil?

En cuanto a la escabilidad de Tizen, es un sistema versátil que funciona en smartphones, tablets, netbooks, coches y Smart TVs.

Sailfish y Firefox OS, otros candidatos ¿con menos fuelle?

Sailfish OS de Jolla

Sailfish OS es la apuesta de Jolla (basada en MeeGo Harmattan) en la guerra por el tercer puesto. Un proyecto de los desarrolladores de MeeGo en Nokia que quedaron en la calle con el abandono del sistema. Al igual que Tizen y BlackBerry 10, podrá ejecutar aplicaciones Android. Necesitan socios entre operadoras y fabricantes para coger tracción (muy pequeño sería el público objetivo si pretenden que el usuario instale el sistema).

Mozilla tampoco se pierde la batalla. Firefox OS tiene un nombre mundialmente conocido y una comunidad entusiasta detrás. Como en Tizen y el desaparecido webOS, las aplicaciones están basadas en HTML5. Su éxito también dependerá de los socios que consigan y los terminales que lo traigan preinstalado. Tuvimos un primer contacto con el sistema hace unos meses.

Al final, lo único seguro de todo esto es que los usuarios finales saldremos ganando de esta sangrienta competición.

Datos gráfico | IDC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

42 comentarios