La gran industria de la telefonía móvil

Sigue a

ErMundo

El pasado año 2008 había en el mundo 4.000 millones de usuarios de telefonía móvil. Si estimamos una población global de 6.700 millones, un 60 por ciento de la gente que vive en el planeta puede comunicarse a través de los móviles.

Cada día circulan en el mundo 480 millones de periódicos. Existen 800 millones de coches. Hay 850 millones de personas que ven la televisión por cable o por satélite. El número de ordenadores en el mundo, incluyendo portátiles y netbooks es de aproximadamente 1.000 millones. Las líneas de teléfono fijas se estiman en unos 1.200 millones. Usuarios de email, 1.300 millones, de Internet, 1.400 millones, aparatos de televisión, 1.500 millones, y unos 1.700 millones de personas usan tarjetas de crédito.

Los usuarios de telefonía móvil son más del doble que los de tarjetas de crédito, dos veces y media el número de televisores o usuarios de Internet. Son casi tres veces más que los usuarios de email y que los de las líneas de teléfono fijas. Cuatro veces más que los usuarios de ordenadores.
Estas cifras no son las de una industria establecida. En 2008 se vendieron aproximadamente 1.180 millones de nuevos móviles. Si comparamos la cifra con los 280 millones de ordenadores de todo tipo, o los 300 millones de televisores que se vendieron en el mismo periodo, podemos hacernos una idea de la diferente escala. Solo las ventas de móviles del año pasado superan el número de ordenadores existentes en todo el planeta.

De los 4.000 millones de usuarios de móviles no todos son usuarios únicos. En realidad una de cada tres personas tiene 2 o más líneas contratadas. En Europa, más de la mitad de los usuarios usa habitualmente dos operadoras y, frecuentemente, dos teléfonos móviles. Además no es una tendencia en extinción, al contrario, es cada vez más frecuente. Nos quedan entonces 3.050 millones de usuarios únicos y alrededor de 3.400 millones de móviles conectados, con unos 600 millones de líneas contratadas que se usan ocasionalmente.

El índice de penetración, el número de móviles partido por la población, a nivel mundial es del 60%. En Europa es del 100%, en España un 107%, mientras que en Hong Kong, Taiwan o Israel es del 140% per capita, es decir 1,4 móviles por cada habitante, incluyendo hasta los recién nacidos. En USA el índice es del 85%, cifra cercana a la de las naciones más desarrolladas de Latino América, y superada ligeramente por los países del Este europeo y Rusia. En China se está llegando al 50% y en África se ha superado el 25%. Los datos son increíbles si pensamos que hace solo 10 años los móviles eran considerados objetos de lujo.

De la base existente de teléfonos móviles el 99% dispone de SMS, el 90% incluye un navegador web básico. Casi el 60% son móviles con cámara, el 50% permite conexiones bluetooth y el 40% puede instalar aplicaciones Java o Brew. Un 20% de cuenta con conectividad 3G y un 10% son lo que llamamos “smartphones”.

Hoy día, la base de móviles que incluyen cámara se estima en 1.900 millones de terminales. Contando las cámaras digitales, las desechables y todas las cámaras de película fabricadas a lo largo de la historia, no superaríamos el número de cámaras en los móviles en la actualidad.

Los nuevos móviles son cada vez más potentes: grandes pantallas, conexiones 3G o 3’5G, memoria de gigabytes, etc. Sin embargo, la vida media del más completo y mejor de los móviles es de solo 3 años. Pasado ese periodo se puede considerar un móvil de rango medio, habrá sido superado por otros modelos.

Gigante económico

En 2008 la telefonía móvil se convirtió en industria billonaria (1012), generó un volumen de negocio de 1 millón de millones de dólares. Similar al de la industria armamentística o de la del automóvil. La cifra es casi el doble que la televisión y la radio combinadas, que todo el negocio de la publicidad y que el de todas las compañías dedicadas al transporte aéreo.

De unos 800.000 millones de dólares de ingresos por servicios, 600.000 millones proceden de llamadas, 130.000 de mensajería y 70.000 millones de otros servicios de datos. Los restantes 200.000 millones se reparten en 150.000 millones por ventas de terminales y 50.000 millones en equipamiento de telecomunicación.

SeptimoMedio

El séptimo medio

En un orden secuencial en la historia se han ido sucediendo distintos medios de masas. Primero tenemos la prensa escrita, después la musical, el cine, la radio, la televisión e Internet. Los móviles son el séptimo de estos medios, el último en aparecer y uno de los mas incomprendidos hoy día.

En 1998 se pusieron a la venta los primeros tonos de llamada, un contenido musical muy sencillo. Diez años después, el volumen de negocio global de la industria de contenidos para móviles supera los 71.000 millones de dólares. Música, juegos, redes sociales, televisión y vídeo o servicios de votaciones por SMS componen sus elementos principales. Todo el negocio de publicidad en Internet es aproximadamente de este tamaño. Las ventas y alquileres de DVD llegan hasta los 80.000 millones, al igual que toda la industria del café. Pero los móviles han conseguido esto en diez años, con un crecimiento de más del 60% ciento año tras año. Comparándolo con otro medio: todas las ventas de contenidos por Internet suponen la mitad de las vendidas en los móviles.

Los móviles como medio no son mejor ni peor que otros medios. Igual que la televisión es un buen medio en unas cosas y la radio en otras. Pero si que es el medio de masas más reciente y uno de los peor comprendidos. No son la versión reducida de Internet o se les puede tratar como una televisión de pantalla reducida. Suponen un canal único que permite experiencias y contenidos que no ofrecen el resto de los medios tradicionales, ni siquiera Internet.

Cuando la televisión comenzó a mostrar la música, los vídeos musicales superaron rápidamente a la radio como la mejor forma de vender música. Tomemos los tonos de llamada, un servicio muy simple que sin embargo mueve 5.000 millones de dólares anuales en el mundo. Esto es más del doble que todos los beneficios al año de Apple con iTunes.

El negocio de la música en los móviles mueve unos 10.000 millones de dólares al año. Si partimos de un volumen de negocio global de 27.000 millones para el total de la industria de la música, las descargas de canciones completas en Mp3, los tonos de llamada, vídeos musicales, tonos de espera, etc., suponen el 37%. Casi un 40 por cien de lo que el planeta se gasta en música, lo hace en música relacionada con los móviles.

BellAd

Unas palabras sobre la voz

Cuando se comercializaron los primeros teléfonos fijos su función principal era como alarma de incendios. La instalación de un aparato tan costoso para la época se justificaba como protección del hogar, no para hablar con otra gente. Como con el tiempo los teléfonos fijos se han identificado con la posibilidad de hablar, y el uso de los móviles ha recibido esa herencia. Sin embargo esto ya no es cierto. En países tan lejanos unos de otros como Irlanda o Nueva Zelanda los usuarios utilizan preferentemente sus móviles para comunicarse no con la voz, sino por SMS. Y no solo la gente joven: la totalidad de la población prefiere enviar un mensaje a hacer una llamada.

Un tercio de los hogares europeos ya ha sustituido la línea de teléfono fijo del hogar por una línea móvil. En USA la tendencia muestra un alza, y ya existen un 12% de hogares con comunicación móvil. En Finlandia se están retirando todas las cabinas de teléfono públicas. En un par de generaciones será muy difícil explicar que en nuestros tiempos existían pequeñas casitas con teléfonos conectados por cables, donde las personas se metían para hablar con otras personas.

SMS

Los SMS en la era de Obama

Los norteamericanos despertaron a los SMS cuando el año pasado el presidente Obama anunció la elección de la persona que sería vicepresidente mediante SMS. A diferencia de otros países, solo el 58% de los usuarios de móviles norteamericanos utilizan este tipo de mensajería. Durante 2009 es probable que se supere el 60%, acercándose al 76% de usuarios que es la media mundial.

Unos 1.300 millones de personas usan email. Cerca de 600 millones utilizan mensajería instantánea. Skype tiene cerca de 400 millones de usuarios, Facebook y MySpace, 100 millones cada una. Los mensajes SMS se usan por 3.000 millones de personas. El correo electrónico, el email, nunca superará a los mensajes SMS.

Para los inmigrantes digitales, los nacidos antes de los SMS, las BlackBerry y otros móviles dotados de email son un gran invento. Por el contrario, para la generación de “nativos digitales” el teclado de un Nokia N97 solo es una forma más cómoda de poder enviar SMS. Este es el mercado en que más esta creciendo RIM últimamente, los usuarios de SMS, no los del email.

La media diaria mundial es de 4 mensajes por usuario activo y de 2,6 mensajes SMS para todos los usuarios de móviles. Noruega e Irlanda lideran en Europa, pero en la cabeza tenemos a Malasia con 8 SMS de media diarios, Ecuador con 9, o Singapur con 12. En Filipinas la media es de 26 mensajes diarios. Estos son datos de uso medio, pero en los extremos tenemos que un 10% de los jóvenes británicos y un 30% en Corea del sur envían unos 100 mensajes al día. En esos niveles, eso supone que el usuario mira el teléfono cada 5 minutos mientras esta despierto.
En Londres, las autoridades han forrado de material aislante las señales de tráfico para evitar los daños de las personas que escriben en su móvil mientras caminan. En Japón les llaman Oyay-ubizoku, la tribu del pulgar. Estudios en universidades de Bélgica o Australia demuestran que los mensajes SMS son adictivos. Más adictivos que cualquier otra tecnología y casi tanto como el tabaco.

Por su alcance, la distribución de mensajes por SMS puede llegar a 3.900 millones de personas, tres veces la cantidad de usuarios de email en el mundo. Se calcula que un 76% de esa base son usuarios activos de los SMS, unos 3.100 millones de personas es la respuesta potencial de una campaña de publicidad. Si solo la mitad de los usuarios activos estuvieran dispuestos a recibir un anuncio por SMS, su número seguiría superando el de los televisores del planeta y, por supuesto, el de usuarios de ordenador o de Internet. Se estima que unos 1.350 millones personas pueden y saben enviar mensajes MMS. A día de hoy, es posible enviar un mensaje a más gente mediante los MMS que usando el email.

Vía | Communities Dominates Brands

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios