Compartir
Publicidad
Pantallas curvas, ¿para qué las emplea cada fabricante?
Mercado

Pantallas curvas, ¿para qué las emplea cada fabricante?

Publicidad
Publicidad

Las pantallas curvas llevan unos cuantos años dando que hablar, primero las vimos en televisores y al poco tiempo empezaron a aparecer en algunos smartphones. La utilidad de este tipo de paneles ha sido muy discutida, pero poco a poco se han ido perfilando sus capacidades y hay marcas que incluyen algunas funciones de software específicas para aprovechar su curvatura y dotarlas de una utilidad más allá del simple añadido estético.

Hoy mismo la conocida compañía china Xiaomi se ha sumado a esta tendencia con el Mi Note 2, un phablet que, igual que vemos en muchos gama alta de Samsung, apuesta por un panel que se curva hacia ambos laterales. El parque de móviles que apuestan por la curvatura sigue creciendo, hacemos un repaso de los modelos existentes y cómo aprovecha esta tecnología cada fabricante.

LG G Flex: flexibilidad y resistencia

Lg G flex 2

Junto con Samsung, LG inauguró esta nueva era de las pantallas curvas y lo hizo con el LG G Flex, un smartphone con una enorme pantalla de 6 pulgadas que nos sorprendió por su pronunciada curva que recorría todo su perfil.

El objetivo más básico de esta curvatura no era otro que el de ofrecer una forma más ergonómica, tanto a la hora de agarrarlo como de hablar por teléfono ya que la pantalla se adaptaba mejor a nuestra cara. Para muchos este argumento no fue lo suficientemente contundente, pero no era el único. Como su nombre indica, el LG G Flex era flexible, y aquí es donde más sorprendió este producto.

La resistencia es un aspecto importante en un smartphone y LG lo abordó desde un punto de vista distinto. La pantalla curva de su LG G Flex se podía flexionar junto con todo el chasis, de forma que resulta prácticamente imposible que el panel se quiebre en una caída. Además, el plástico de la parte trasera es autorreparable y consigue hacer desaparecer los pequeños arañazos provocados por el uso diario.

Tras el anuncio del primer modelo en octubre de 2013, LG repitió la fórmula con el LG G Flex 2 en enero de 2015, pero de momento no hemos visto una tercera generación.

La evolución de la curva en Samsung

Samsung Galaxy Round

Samsung se estrenó en esto de las pantallas curvas prácticamente al mismo tiempo que LG, también en octubre de 2013. El protagonista de esta nueva etapa fue el Samsung Galaxy Round, un smartphone que ya ha pasado al museo de los productos más peculiares que ha lanzado Samsung, junto con otros como aquel Samsung Galaxy Beam con picoproyector integrado.

La curva que describe el Galaxy Round va en el eje contrario a la que hemos visto en el LG G Flex, lo que por un lado mejora el agarre, pero al mismo tiempo resulta bastante poco estético y no tan cómodo a la hora de contestar llamadas o apoyar el móvil sobre una mesa. Precisamente Samsung aprovecha el balanceo al apoyar el móvil sobre una superficie para activar la pantalla y mostrar las notificaciones, pero más allá de eso no hay más funciones para esa curva.

Samsung Galaxy Note edge

El siguiente intento de Samsung fue el Galaxy Note Edge, un equipo que contaba con un panel que se curvaba hacia el lateral derecho, dejando un espacio al que bautizaron pantalla 'edge' y en el que colocaron bastantes nuevas funciones. Por ejemplo se podían añadir accesos directos a las apps más usadas, información sobre notificaciones, el reloj y hasta noticias.

Sin embargo, la pantalla edge de este modelo presentaba un problema de base, y es que estaba pensada únicamente para usuarios diestros y resultaba muy incómoda de usar con la mano izquierda. De esta problemática nacieron las pantallas 'dual edge' que hoy encontramos en la mayoría de modelos de gama alta de Samsung.

Samsung Galaxy S7 edge

Con las pantallas dual edge, Samsung perfeccionó el diseño apostando por una curva un poco más comedida y, sobre todo, simétrica. De esta forma es posible activar las funciones edge en cualquiera de los dos laterales según nos convenga mejor.

La nueva generación de paneles curvos de Samsung se puede encontrar en el Samsung Galaxy S6 edge, el Samsung Galaxy S6 edge+, el Samsung Galaxy S7 edge y el recién retirado Galaxy Note 7. Entre las funciones que ofrecen está People edge, Apps edge y las herramientas rápidas que incluyen linterna, brújula y metro.

China se sube a la curva: cuando la estética prima sobre las funciones

Vivo Xplay5

Decíamos al principio que Xiaomi también se ha sumado a esto de los paneles curvos, pero no ha sido la primera marca china en replicar la idea de Samsung. Vivo lo hizo antes con el Vivo Xplay5, un terminal que copia el concepto del panel dual edge, pero se deja las funciones de software por el camino.

La única función que ofrece la pantalla curva del Vivo Xplay5 es la posibilidad de saber cuándo tenemos notificaciones pendientes o recibimos una llamada aunque el móvil esté colocado bocabajo sobre la mesa.

Xiaomi Mi Note 2

En el caso del Xiaomi Mi Note 2 nos encontramos con un diseño que prácticamente calca el que propuso Samsung con el Note 7, con un panel curvo a ambos laterales y una carcasa trasera también curvada, creando una forma simétrica en ambas caras.

Durante la presentación, Xiaomi ha obviado todo detalle acerca de funcionalidades de software para este elemento, por lo que de momento podemos calificarlo como un añadido puramente estético. Habrá que ver si próximamente añaden algunas herramientas por medio de actualizaciones.

En Xataka | Mi Note 2: la curva también llega al teléfono grande de Xiaomi

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos