Prohibir la venta telefónica de productos de telefonía móvil ¿una buena idea?

Síguenos

Prohibir la venta telefónica de productos de telefonía móvil ¿una buena idea?

En la edición digital de pago o en papel de ayer de Expansión nos encontrábamos con una noticia que tenía una importante relevancia en sectores como el de la luz, el gas pero sobre todo en la Banda Ancha y en la telefonía móvil, lo que más nos afecta aquí.

Y es que el diario económico afirma haber tenido acceso a la nueva ley de defensa del consumidor que debe estar lista antes de final de año por imperativo de la Unión Europea en la que se incluye la prohibición de contratar servicios de manera telefónica.

En el mercado telefonía móvil y fija es muy habitual que los consumidores podamos contratar servicios vía telefónica o que los operadores usen los mismos medios para evitar que les abandonemos cuando manifestamos nuestra intención de cambiar de compañía, tramites que con esta nueva ley no podríamos realizar. El siguiente es el artículo que lo deja claro.

En caso de que un contrato a distancia vaya a celebrarse por teléfono, el empresario deberá confirmar la oferta al consumidor por escrito, salvo oposición expresa del consumidor y usuario, en cualquier soporte de naturaleza duradera. El consumidor sólo quedará vinculado una vez que haya firmado la oferta o enviado su acuerdo por escrito.

Con ello el gobierno busca que no se produzcan engaños o malentendidos en contrataciones que ahora mismo solo suponen la grabación oral de la aceptación de las condiciones del contrato sin que el usuario pueda anteriormente examinar las condiciones por escrito.

Arma de doble filo para empresas y usuarios

Aunque la ley pueda suponer una mayor protección del usuario puede suponer un importante cambio en la venta de servicios de telecomunicaciones. Se podría poner fin a las contraofertas en los tramites de portabilidad y podría suponer un impedimento para aquellos que no cuenten con tiendas físicas cercanas a su entorno, mismo inconveniente que encontrarían los operadores que no disponen de un canal de venta físico.

Eso si, además de ganar en seguridad los usuarios, los que saldrían ganando de salir adelante el borrador de la ley serían los distribuidores físicos de los operadores, que podrían ver como crece su flujo de clientela en tiempos bajos por la necesidad de acudir a ellos para contratar servicios. Lo que no queda del todo claro es si se limitaría también la venta por Internet por lo que habrá que seguir atentos a futuras noticias.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios