Sigue a

Móvil en el baño

El smartphone se ha convertido para muchos en una extensión más de la propia mano. Seguro que alguna vez nos hemos topado con alguien que no suelta el móvil ni para ir al baño. A veces es cierto que puede ser descortés, según la situación, pero lo cierto es que más de uno está enganchado y decir que va con él a todas partes no es baladí.

Al menos esto es lo que se desprende de un estudio de Lookout. En él la compañía, con encuestas realizadas en Estados Unidos, demuestra que el smartphone no es todo un fenómeno sino también un gadget adictivo. Los datos, extrapolables a otros sitios como España, reflejan una realidad que muchos vivimos día a día.

De este informe se desprenden datos como el hecho de que el 58% de los encuestados no pasan más de una hora sin consultar el móvil. Siendo los más jóvenes los que más revisan si tienen algo nuevo. Por sexos nos encontramos a las mujeres con un 63% y a los hombres con 73% dentro de una franja de edad comprendida entre los 18 y 34 años.

La expresión de “hasta el baño con el móvil” no va del todo desencaminada y es que el 40% reconoce usarlo mientras se encuentra en el trono. A la hora de dormir igual: el 54% admite que revisa el móvil antes de irse a dormir, al levantarse e incluso en mitad de la noche.

En cuanto a educación, un 30% revisa el móvil cuando está comiendo con otros y el 24% mientras conducen. Incluso a la hora de ir a misa, un dato cuanto menos anecdótico, el 9% consulta el smartphone mientras está escuchando al cura (o reverendo).

Perder el móvil, más allá del vínculo emocional es un problema de seguridad importante, produce estados de todo tipo: el 73% entran en pánico, el 14% se desesperan, el 7% enferman y el 6% se sienten aliviados. No sé hasta qué punto puede hacer sentir bien perder un móvil con un montón de información personal.

Aunque este tipo de encuestas siempre hay que cogerlas con pinzas los resultados del estudio de Lookout corroboran una percepción que muchos de nosotros vemos (y vivimos) a diario: hay quienes no pueden soltar el móvil para nada.

Vía | Lookout
Imagen | Andrés Nieto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

42 comentarios