Compartir
Publicidad

Por qué Huawei no quiso fabricar los Google Píxel que finalmente ha construido HTC

Por qué Huawei no quiso fabricar los Google Píxel que finalmente ha construido HTC
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En unas horas tendremos entre nosotros a los nuevos Pixel de Google, unos dispositivos que inician un nuevo camino en la empresa de Mountain View estrenando su nueva filosofía: made by Google. Como de costumbre, ya hemos conocido prácticamente todo lo relativo a su hardware, a falta de que los responsables de la compañía maticen algunos datos o los amplíen.

Restará también la parte del software, aunque sobre Nougat 7.1 también ha habido alguna que otra filtración. Pero lo que ahora traemos es una historia curiosa, la historia de por qué estos Google Pixel han sido construidos por HTC y no por Huawei, el fabricante que inicialmente estaba destinado a hacerse con el trabajo. La información llega desde dentro del propio gigante chino, atentos a lo que ocurrió.

A Huawei le tocaba un segundo año

Nexus 6p

Google ha pasado varios años con sus terminales Nexus en el mercado. Incluso antes de que fueran Nexus, cuando utilizaba dispositivos que la competencia construía para sus fines pero no llegaban con marcas desarrolladas por la propia Google. La forma de trabajar siempre fue la misma: contratos para que durante uno o varios años, el fabricante que tocase construyese dispositivos para la G de Alphabet.

Así llegó el Nexus One de HTC, que había sido precedido por la HTC G1 y posterirmente la HTC Dream. El turno de Samsung se saldó con los Nexus S y Galaxy Nexus, y de ahí el testigo se cedió a LG. El fabricante coreano fue el responsable de los que han sido los dos modelos Nexus más populares en cuanto a ventas, el LG Nexus 4 y el LG Nexus 5.

Los Pixel debían de ser de Huawei y no de HTC, era el segundo año de los chinos

Al siguiente año llegó Motorola con su Nexus 6 de "fabricación propia", pues ambas compañías recorrían entonces el mismo camino, pero al año siguiente la línea se desdobló por primera vez. El primer año en el que los Nexus fueron una pareja, LG se quedó el más pequeño (5X) y Huawei se llevó el mayor (6P), un smartphone que se ganó al público gracias a su buen rendimiento y críticas.

Pero a Huawei le correspondía un año más de colaboración con Google. El fabricante chino debía desarrollar los dos modelos Nexus del año próximo, ahora llamados Google Pixel, y finalmente el acuerdo se rompió, pese a que puede quedar un tablet sin presentar que quizá conozcamos mañana. Algo ocurrió y el contrato de los Pixel cambio de país y de manos: de China viajó a Taiwán y se metió en el bolsillo de HTC.

Algo más que un simple logotipo

Nexus 6p

En el día de hoy trascendió que el motivo de que Huawei acabase por no construir los Pixel fue por su logotipo. Los Nexus siempre han portado el logotipo de su fabricante acompañando a la marca Nexus, pero este año Google quería cambiar el formato. Los Google Pixel llegarían firmados por un escueto y significativo "made by Google", sin rastro de su fabricante. Algo con lo que Huawei no habría transigido.

Sin embargo, parece que los motivos de la ruptura del acuerdo no se cimentaron únicamente en si debía aparecer Huawei sobre la carcasa de los terminales. Según ha investigado Android Police, las relaciones entre ambas empresas ya se habrían enfriado a causa del incumplimiento por parte de Google del acuerdo de distribución del Huawei Nexus 6P del pasado 2015.

Según apuntan las fuentes consultadas, Huawei habría obtenido el compromiso de Google de comercializar el Nexus 6P a través de cuatro grandes proveedores en Estados Unidos. La idea resultó atractiva para Huawei, que veía así la posibilidad de introducir su marca de la mano de Google en multitud de minoristas estadounidenses. La oportunidad de llegar a pie de calle, al contacto con los clientes.

El Nexus 6P debió salir de la tienda de Google en dirección a Verizon y otros distribuidores, pero nunca lo hizo

Huawei tenía la firme intención de que su acuerdo se cumpliese y que su Nexus 6P llegase a los clientes norteamericanos a través de Verizon, Amazon, Best Buy y B&H, pero Google exigió una exclusividad para Estados Unidos y su tienda online. Tanto el Nexus 5X de LG como el Nexus 6P de Huawei tardarían en llegar a los canales tradicionales. Este giro de los acontecimientos no gustó a una Huawei que decidió, finalmente, retirarse del proyecto de los Pixel, y los Nexus 6P jamás llegaron a los canales prometidos por Googe.

Contra todo pronóstico, las relaciones se reanudaron para poner en marcha la construcción de otros tres móviles para 2016 pero Google ya tenía otros planes en cuanto al diseño. Los chicos de Page y Brin querían mantener al fabricante en segundo plano y fue cuando Huawei, definitivamente, se levantó de la mesa de negociación. Dejando vía libre, por tanto, a la HTC que presentará mañana los dos teléfonos "made by Google".

Huawei no lo perdió todo

Honor 8

Curiosamente, estas negociaciones llevadas a cabo por Huawei, Google y el cuarteto de grandes distribuidores para la comercialización del Nexus 6P sí produjo algún fruto. El modelo Nexus de Huawei nunca llegó a dicho canal pero estar sentados en aquella mesa hizo que tanto Huawei como Verizon estrechasen relaciones.

Estas relaciones son las que, a la postre, permitieron que Huawei introdujese terminales propios en el catálogo de la operadora norteamericana, aunque los resultados no han satisfecho a ninguna de las partes y en este momento se encuentran en stand by. El Honor 8, último terminal lanzado allí, parece haber registrado ventas inferiores a las esperadas y todo ha vuelto a enfriarse.

¿Un móvil de Huawei y Google para 2017? Aún es posible

Las consecuencias de esta negociaciones fracasadas, tanto con el Nexus 6P como con los inexistentes Pixel de Huawei, llegaron también a la cúpula directiva del gigante chino en Estados Unidos. El fabricante aseguró a Android Police que parte del equipo estadounidense de Huawei había abandonado la empresa, director general para USA incluido.

Esta es la historia que condujo a que los Google Pixel hayan sido construidos por HTC, un fabricante que transigió a las peticiones de Google, y no por un Huawei que, por giros del destino, podría llegar a desarrollar un teléfono para Google en 2017. Aunque esta información es demasiado débil y tendrá que ser contrastada más adelante.

Vía | AndroidPolice
En Xataka Móvil | ¿Llegará Google a la unión de hardware y software de Apple con los Pixel?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos