Motorola Droid Bionic

Tuvimos oportunidad de verlo por primera vez en el CES 2011 de Las Vegas el mismo día de Reyes del pasado mes de enero. Sin embargo, la operadora estadounidense Verizon Wireless ha tardado en decidirse a la hora de llevar a cabo el lanzamiento oficial del Motorola DROID BIONIC, un nuevo dispositivo con procesador de doble núcleo y Android, siguiendo la nomenclatura habitual de los dispositivos de estas características subvencionados por la mencionada operadora.

De este modo, el Motorola DROID BIONIC llega hoy a la tiendas de Verizon a un precio de 299.99 dólares (unos 215 euros) sujeto a un contrato de dos años de permanencia y con unas tarifas de voz y datos poco asequibles para el usuario de a pie y que, en cierto modo, podrían lastrar las ventas de un dispositivo que, a priori, se nos antoja muy apetecible, a tenor de las prestaciones que pasamos a repasar a continuación.

Android 2.3.4 Gingerbread Pantalla qHD 4.3 pulgadas Corning Gorilla Gass y recubrimiento antireflectivo de doble capa Procesador doble núcleo TI OMAP 1 GHz Memoria total de 32 GB (16 GB memoria interna + 16 GB microSD preinstalada) Cámara de 8 megapíxeles con flash LED y autoenfoque, con grabación de vídeo en alta definición 1080p Cámara frontal para videoconferencias sobre 4G LTE, 3G o Wi-Fi Conexiones Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 2.1+EDR con A2DP, HSPA+ Compatible con protocolos DLNA y sGPS Mirror Mode con salida de vídeo HDMI para reproducción de contenido en alta definición 1080p en monitores externos

Sobre el papel, el nuevo terminal de Motorola no pinta nada mal. Pero su aparición para la red CDMA de Verizon limita su comercialización a determinados países de los continentes americano y asiático, salvo que el nuevo “socio” tecnológico de Google diseñe una versión GSM que podamos tener en nuestras manos en los próximos meses. Aunque por el momento no disponemos de información al respecto de esta maniobra, algo muy habitual en el fabricante taiwanés HTC.

¡Vótalo!

Editores 7,5

Comunidad 0

Actividad de la comunidad