Vodafone y sus empleados llegan a un acuerdo sobre el ERE planteado que finalmente afectará a 900 empleados

Síguenos

Vodafone y sus empleados llegan a un acuerdo sobre el ERE planteado que finalmente afectará a 900 empleados

Tras un mes de negociaciones y distintos rumores sobre el ERE que planteó Vodafone porque el pretendía reducir su plantilla un 25% debido a los resultados que viene cosechando últimamente ya podemos hablar de acuerdo entre operador y trabajadores, con menos bajas de las anuncias en principio y acuerdo para indemnizar a aquellos que abandonen sus puestos.

El planteamiento inicial de la compañía contemplaba algo más de 1000 despidos pero tras las negociaciones con los representantes de los trabajadores finalmente serán 620 los trabajadores despedidos, que cobrarán una indemnización de 45 días por año trabajado hasta el 12 de febrero de 2012 y de 33 días hasta la fecha, con un límite de 24 mensualidades. Igualmente aquellos despedidos mayores de 55 años podrán acogerse a jubilaciones anticipadas.

Además de los despidos Vodafone también externalizará los puestos de otros 130 empleados, a los que asegurará el mantenimiento de sus condiciones actuales durante los próximos dos años. A todo esto se sumará también el cambio de condiciones de otros 150 empleados “con el fin de ofrecer una mejor respuesta a las necesidades de los Clientes y contar con una estructura organizativa más ágil.”

Entre despidos, externalizaciones y cambios de modificaciones el acuerdo afecta directamente a 900 empleados aunque la compañía también retirará los tickets restaurant a directivos y medios intermedios mientras que la parte variable del resto de empleados bajará entre un 6% y un 15%, la jornada intensiva de verano se reducirá de los actuales tres meses de verano a agosto y el periodo de lactancia subirá de 13 a 26 días. modificaciones que se recogerán en el siguiente convenio colectivo, que asegurará el empleo durante un año y otro adicional según los resultados financieros de la compañía.

El ERE se engloba en la estrategia de Vodafone por reducir sus gastos, tras retirar la subvención de terminales, reducir sus ingresos por un servicios un 11.3% en el último trimestre de 2012 sobre el mismo periodo de 2011 o tras perder casi dos millones de clientes en un año.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios