Compartir
Publicidad
¿Qué fue de los móviles con teclado físico?
XatakaMovil

¿Qué fue de los móviles con teclado físico?

Publicidad
Publicidad

Hace diez años eran un imprescindible en cualquier móvil y hoy en día ya casi podemos decir que están abocados a la extinción. Teclados alfanuméricos o QWERTY, frontales o deslizantes, los formatos han sido muchos pero, a menos que sea un móvil sencillo o 'feature phone', encontrar un smartphone con teclado es una tarea complicada.

A muchos nos costó acostumbrarnos a eso de teclear en la lisa superficie de la pantalla, pero finalmente lo táctil ha terminado por vencer a lo físico -hasta BlackBerry ha dado su brazo a torcer y hace poco anunciaba el fin de la serie Classic. Aunque todavía quede quien prefiera la comodidad que dan las teclas, el panorama actual deja una cosa clara: los teclados físicos en móviles son una cosa del pasado.

La era de la tecla

Nokia 216 Nokia 216 con teclado alfanumérico

En las dos últimas décadas hemos visto infinidad de propuestas de los distintos fabricantes y, aunque actualmente la pantalla táctil reina la mayoría de dispositivos, las teclas físicas fueron el único método de interacción con nuestros móviles durante mucho tiempo. Contestábamos las llamadas, pasábamos el rato con juegos y sobre todo escribíamos mensajes, todo a golpe de click.

Pero no todos los móviles de teclado físico son iguales, a continuación hacemos un repaso de los distintos tipos y recogemos algunos de los modelos más emblemáticos.

Teclados alfanuméricos

Alfanumerico Nokia 3310, Sony Ericsson T10s, Motorola StarTac y Altacel OneTouch Easy

Al principio los teclados más comunes eran los alfanuméricos, esos que integran las letras en grupos de tres o cuatro en cada uno de los números. Era el caso del archiconocido Nokia 3310 (a.k.a El Indestructible), el Sony Ericsson T10, el Motorola StarTac con diseño tipo concha, el Alcatel OneTouch Easy y muchos otros teléfonos de la época.

Pero aunque los relacionamos con móviles de principios de los 2000, los teclados alfanúmericos no han muerto. Hace apenas unos días conocimos el Nokia 216, un teléfono básico que también apuesta por esta disposición -claro que con este móvil no podemos hacer ni la mitad de cosas que con un smartphone.

La ventaja de este tipo de teclados frente a los completos es obvia: ahorrar espacio. Sin embargo, no eran tan cómodos a la hora de escribir mensajes ya que nos tocaba pulsar varias veces la misma tecla para poner la letra que queríamos, aunque algunos eran verdaderos maestros y tecleaban a la velocidad del rayo. Después llegaron los sistemas de texto predictivo y ya no hacía falta pulsar varias veces, pero a pesar de esta mejora, la mayoría prefiere la comodidad del teclado QWERTY completo.

Teclados QWERTY completos

Nokia 9000 Communicator y Nokia E7 Nokia 9000 Communicator y Nokia E7 con teclado QWERTY

El primer móvil en apostar por este elemento fue el Nokia 9000 Communicator lanzado en 1996, un monstruo de 397 gramos y 3,8 centímetros de grosor que escondía un teclado QWERTY completo. Decimos escondía porque este modelo tenía un diseño tipo libro, necesario para evitar que el tamaño fuera todavía mayor, y es que si hay un inconveniente en los teclados completos es que ocupan más espacio.

Además, a diferencia de los teclados alfanuméricos, los QWERTY sí que sobrevivieron a la era de los smartphones, por lo que debían convivir con el elemento estrella de los llamados teléfonos inteligentes y al mismo tiempo el responsable de la extinción de las teclas físicas: la pantalla táctil.

Qwerty deslizante BlackBerry Torch 9800, HTC Dream, Nokia N97 y Sony Ericsson Xperia Pro

Ante esta problemática, las marcas investigaron distintas formas de integrar este tipo de teclados con diseños deslizantes como vemos en el Nokia E7 que acompaña al Nokia 9000 de la imagen superior, pero no fue el único. Nokia ya había explorado esta fórmula con otros modelos como el N97, un terminal con teclado deslizante lanzado en 2009 que, eso sí, montaba una pantalla resistiva, una tecnología que no ofrecía el nivel de respuesta que encontramos en las actuales pantallas capacitivas.

La propuesta también llegó al que fue el primer smartphone con Android, el HTC Dream, y se replicó en futuros productos como el Sony Ericsson Xperia Pro y también algunas BlackBerry, como la Torch 9800. Es una forma de reunir los dos elementos, teclado y pantalla táctil, sin comprometer excesivamente el diseño en cuanto a tamaño y peso, aunque lo habitual es que afecte bastante al grosor.

Qwerty frontal Samsung Galaxy Chat, HTC ChaChaCha, Blackberry Bold 9900, Nokia Asha 210

Pero no todos los móviles con teclado QWERTY tienen diseño plegable, de hecho la mayoría apuestan por una disposición más tradicional en la que el frontal es compartido por la pantalla y el teclado, como sucedía en la gran mayoría de dispositivos BlackBerry, la empresa que ha hecho de los teclados completos su seña de identidad.

En la imagen superior podemos ver algunos de los modelos que podíamos encontrar en las tiendas hace relativamente poco tiempo, como era el caso del Samsung Galaxy Chat, un móvil enfocado a los más jóvenes igual que el HTC ChaChaCha, que además integraba un botón de acceso directo a Facebook.

Como decíamos, el frontal dividido entre pantalla y teclado es marca de la casa para BlackBerry, cuyos terminales enfocados al sector empresarial apostaban en su mayoría por este diseño, como es el caso de la BlackBerry Bold 9900, uno de sus modelos más destacados en 2011 y que también llevaba pantalla táctil. Nokia también recicló esta idea con algunos modelos de la serie Asha, como el Nokia Asha 210 que fue bastante popular en mercados emergentes.

El dominio de lo táctil

Iphone 2G iPhone 2G, 2007

No fue el primer móvil con pantalla táctil, pero el primer iPhone marcó una tendencia que viró hacia los paneles táctiles y que a día de hoy sigue profundamente arraigada en el panorama móvil, tanto que encontrar un smartphone con teclado es cada día más complicado.

Los contenidos que consumimos en nuestros móviles requieren de una buena superficie de visionado, de ahí que las pantallas táctiles sean la mejor opción en lo que a experiencia visual se refiere. También son muy versátiles en el manejo, podemos hacer taps, gestos con uno o varios dedos para ejecutar distintas acciones, todo en la misma superficie.

Teclado virtual

Sin embargo, lo táctil también tiene inconvenientes, y es que no hay nada como la seguridad que nos da el clic, sobre todo a la hora de escribir. El feedback que nos proporcionan las teclas no se puede comparar a los sonidos o vibraciones de una pantalla táctil y, sobre todo al principio, escribir en ellas resultaba de lo más engorroso.

Con los primeros smartphones teníamos que escribir en un teclado QWERTY virtual encajado en pantallas de 3 a 4 pulgadas, un tamaño que para muchos era insuficiente, además de que las plataformas no estaban tan avanzadas como lo están hoy en día y la respuesta no era tan fluida.

Ahora las pantallas táctiles han crecido tanto que escribir en ellas no resulta tan complicado pero, sobre todo, lo que ha hecho que se hayan adueñado de la oferta móvil es que nos hemos acostumbrado a ellas y que, no nos engañemos, son mucho más versátiles en la mayoría de situaciones.

Los últimos coletazos de los teclados físicos

Basta con acercarnos al escaparate de cualquier tienda de móviles para ver que las pantallas táctiles son lo que manda, al menos en smartphones. Como decíamos al principio, todavía hay terminales que apuestan por teclados físicos, pero estamos hablando de teléfonos simples, de los que nos permiten llamar, enviar mensajes, escuchar la radio y poco más. Si queremos un smartphone, sobre todo si es de los más avanzados, la pantalla táctil es obligatoria.

BlackBerry evolución La evolución de BlackBerry en los últimos cuatro años

Ya ni BlackBerry apuesta tan fuerte por este elemento. De hecho, este año el único modelo que han presentado es completamente táctil. Si echamos un vistazo los modelos más emblemáticos de BlackBerry en los últimos años para darnos cuenta de que la pantalla ha ido adquiriendo más importancia que el teclado.

Desde aquellas BlackBerry en las que el frontal se repartía a partes iguales para el teclado y la pantalla, hemos visto algunos modelos completamente táctiles como la BlackBerry Z10 en 2013 y otras propuestas que tratan de compactar las teclas en la mitad inferior como la BlackBerry Passport de 2014.

Ya si nos vamos a los últimos dos años, podemos decir que el teclado completo ya no es el protagonista en el catálogo de BlackBerry. De hecho, este año la compañía sólo ha lanzado la BlackBerry DTEK50, un modelo completamente táctil que ha sido desarrollado mano a mano con Alcatel. Y no sólo eso, 2016 también ha sido el año en el que la producción de la BlackBerry Classic llegaba a su fin.

Samsung Keyboard Cover

Está claro que colocar un teclado físico completo supone un reto desde el punto de vista del diseño en los móviles actuales, por eso los accesorios son una buena forma de recuperar este elemento, ¿verdad?

Fundas como la Keyboard Cover que Samsung mostró el año pasado con el Samsung Galaxy S6 edge+ pueden ser una solución, pero la realidad es que no deja de ser un añadido que no resulta muy cómodo, y del diseño mejor ni hablamos.

Declive teclados físicos

Los accesorios tampoco han conseguido reflotar los teclados físicos, pero actualmente son la mejor forma de recuperar un elemento que prácticamente se ha convertido en una rareza. Las cifras no mienten y en el gráfico se puede ver una clara tendencia hacia lo táctil.

En 2014 los móviles de teclado físico, tanto QWERTY como alfanuméricos casi habían desaparecido y dos años después, a menos que nos hagamos con un móvil básico, estamos condenados a pasar por el aro de las pantallas táctiles.

En Xataka Móvil | ¿Es el adiós de la BlackBerry Classic el adiós de los smartphones con teclado físico?, ¿Qué fue de Palm?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos