Compartir
Publicidad

¿Qué fue de Retevision?

¿Qué fue de Retevision?
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En nuestro "¿Qué fue de...?" ya hemos hablado de fabricantes que nos dejaron, aquellos cibercafés que ya no pisamos, juegos para móviles míticos, los Yavoy, los Beeper o los móviles con teclado físico. Por tanto, nos falta por abrir una nueva categoría en esta sección, la de aquellos operadores que marcaron una época pero ya no están entre nosotros, al menos tal y como los conocimos en su día.

En 1996 se ponía la primera piedra para acabar con el monopolio de Telefónica, y una de las primeras empresas en hacerle frente en la telefonía fija y también en la móvil fue Retevision. La empresa venía del negocio de la radiodifusión pero pronto se puso tras marcas tan recordadas como EresMas y Amena. Aun así su aventura no llegó a durar una década, acabando troceada y adquirida por distintas empresas.

El germen de la competencia en telecos

El nacimiento de Retevision se produjo en 1989. La empresa surgió de la expropiación del negocio de transmisión de señal de televisión de Radiotelevisión Española, pero con la liberalización del sector de las telecomunicaciones, Retevision adquirió un nuevo papel. La empresa obtuvo licencia para operar redes fijas y pasó a estar en manos de Telecom Italia, Endesa y Unión Fenosa, bajo cuyo mando empezó a ofrecer servicios de telecomunicaciones.

El primer paso fue el de ofrecer llamadas desde el fijo, para lo que los usuarios tendrían que marcar el prefijo 050 (posteriormente el 1050). En el mismo 1998 en el que empezó su negocio en el fijo usando la red de Telefónica, Retevision se hizo con Servicom y RedesTB, empresas pioneras en España en conexiones a internet, gracias a las que lanzó Iddeo, que más tarde pasaría a llamarse Alehop y por último al nombre más recordado, EresMas.

Retevision llegó a tener presencia en el negocio fijo (EresMas-Auna), móvil (Amena) y de radiodifusión

Pero a la vez que las conexiones a internet comenzaban a llegar a los hogares, la telefonía móvil empezaba su verdadera expansión. Ya desde 1995 Movistar y Moviline se tenían que enfrentar a Airtel, pero a partir de 1999 se les unió Amena, una marca de Retevision Móvil. Ya en 2002 los caminos de cinco cableras (Madritel, Menta, Supercable, Able y Canarias Telecom) se cruzaron en el de nuestra protagonista, creándose el grupo Auna.

En 2004 llegaría la adquisición de Tenaria, la cablera de Navarra y La Rioja. Para entonces las marcas se habían reordenado: para el móvil se usaría Amena y Auna sería la que ofrecía servicio fijo y de internet. A pesar de su crecimiento, ya había una pata del negocio de Retevision que había abandonado la compañía, la de la radiodifusión, que fue adquirida por Abertis en 2003. Y no nos podemos olvidar de que de por medio estuvo Quiero, aquella plataforma de televisión que tan solo disfrutó de dos años de vida, ante sus malos resultados.

Tú a Orange y yo a ONO

Amena

Para 2005 las deudas del grupo Auna eran importantes y sus entonces socios (Santander, Endesa y Unión Fenosa) decidieron que era tiempo de salir del negocio de las telecomunicaciones. De esa manera, la compañía fue dividida en dos para su venta: por un lado se vendería el negocio móvil y por el otro el fijo.

Candidatos hubo unos cuantos, aunque de distinto tipo, desde fondos de inversión extranjeros a otras compañías de telecomunicaciones. Así, la parte fija fue vendida a ONO, que con el cable de Auna ya dispondría de una red que llegaría a toda España salvo Galicia, Asturias, País Vasco y Extremadura, mientras que Amena cayó en manos de France Telecom.

La marca Amena pasó a mejor vida enseguida, ya que junto con Wanadoo dejó hueco a la marca Orange que unificó los negocios de fijo y móvil de France Telecom en España, aunque como es conocido Amena volvió como segunda marca del operador en 2012. Por su parte EresMas y Auna dejaron paso a ONO. Retevisión dijo adiós, uniéndose a otras marcas que también marcaron época en España, como Airtel o Ya.com.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos