Publicidad

Mad Pixels, un desafiante y calmado juego japonés de pintar píxeles que recuerda profundamente a los sudokus

Mad Pixels, un desafiante y calmado juego japonés de pintar píxeles que recuerda profundamente a los sudokus
4 comentarios

Quien más y quien menos ha hecho crucigramas y autodefinidos en algún momento de su vida. Todos hemos tenido viajes largos que amenizar, o esperas tan largas que uno deseaba poder acortar lo máximo posible. El hueco del papel lo rellena ahora el móvil en cierta manera y son sus juegos los que hacen que el tiempo se nos pase volando.

Sobre todo si son juegos como Mad Pixels, un título con unas reglas tan sencillas que podemos aprenderlas en un minuto y que resulta más y más desafiante conforme completamos niveles y vamos avanzando. Además, por su planteamiento recuerda poderosamente a los tan apreciados sudokus, por lo que quizá gane adeptos entre los fans más acérrimos de estos últimos.

A pintar píxeles

Mad Pixels

El funcionamiento de Mad Pixels es, como decíamos antes, tremendamente fácil de aprender y sin embargo resulta muy adictivo. Tenemos ante nosotros un tablero de 10x10 cuadrados (al menos en la versión sencilla) y hemos de ir pintando sectores en base a lo que el propio tablero nos indica. Esto puede aprenderse rápidamente en el tutorial que nos introduce en el juego, claro está.

Una vez estemos jugando, deberemos ir decidiendo qué zonas del tablero colorear y qué zonas del tablero dejar en blanco en base a las indicaciones de cada una de las líneas y columnas. Éstas nos dirán cuántos bloques hemos de poner, el orden y el número de casillas que ocuparán. El resto lo ponemos nosotros haciendo nuestras cábalas para no equivocarnos y perder vidas que nos hagan tener que volver a empezar.

Fácil de aprender, fácil engancharse

A nuestra disposición tendremos, por cierto, equis que podemos colocar allá donde creamos que no hay que rellenar, de igual forma que en el Buscaminas más clásico podíamos marcar casillas sospechosas con banderas y así ayudarnos en los cálculos. Un juego entretenido al que, sin embargo, más vale quitarle la música antes de volvernos locos. Esto último es sólo una recomendación.

En Mad Pixels tendremos además varios niveles de dificultad y la posibilidad de jugar partidas competitivas contra otros usuarios en línea. Todo ello para lograr completar tablero tras tabler y así ir pintando un cuadro mucho mayor que se completará una vez finalice cada ronda. Sin duda un juego muy bien diseñado y que nos ayudará a matar esos ratos libres entre otras tareas. Sobre todo porque podemos salir del juego cuando queramos y regresar, retomándolo desde donde íbamos.

Mad Pixels - Multiplayer Nonogram Puzzles

Mad Pixels - Multiplayer Nonogram Puzzles

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio