Compartir
Publicidad
Publicidad

Las fotografías y vídeos en iOS 11 ocupan la mitad gracias a HEIF

Las fotografías y vídeos en iOS 11 ocupan la mitad gracias a HEIF
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ha llegado ese momento del año en que Apple libera la versión definitiva de la nueva generación de su sistema operativo móvil, iOS, y los servidores colapsan. Porque hasta entonces sólo soportaban el tráfico de aquellos inscritos a la beta, pero la versión definitiva lo cambia todo, es la llamada a llevar todos los grandes cambios al resto del planeta. Al resto del planeta que tenga que recibirla, por supuesto.

Este año, con iOS 11 por bandera y los nuevos terminales iPhone 8, 8 Plus y su terminal bandera, el iPhone X, Apple ha introducido un cambio bastante interesante, uno que tiene que ver con el almacenamiento de sus terminales. No sólo hablamos de que los nuevos iPhone lleguen con 64GB básicos, también de que las imágenes y vídeos en iOS 11 ahora ocupan la mitad. Y todo gracias a HEIF, su nuevo formato contenedor.

Echadle la culpa a HEIF

Heif

HEIF ya venía avisando de su existencia desde hacía algunos meses, desde que Apple anunciase iOS 11 en su última WWDC, celebrada en junio de este mismo año. En dicho evento, amén de otras interesantes novedades para su sistema, Apple comunicó que encapsularía sus fotografías bajo un formato que no habían usado hasta ahora, el formato HEIF. Un formato que puede usar cualquiera que esté interesado en hacerlo pues no es propietario de Apple.

Para interactuar con otros usuarios no existe ningún problema pues iOS 11 exporta las imágenes a JPG y los vídeos a MP4 a la hora de compartirlos, pero lo interesante es el modo en el que los almacena. Pues HEIF no es un formato en sí mismo sino un contenedor, uno que funciona como los ficheros MKV de vídeo. Se trata del cajón que contiene la información sobre la fotografía. Información que ahora puede contener más de un fotograma, claro está.

Este alto nivel de compresión se logra sólo si el procesador cuenta con soporte para codificar HEVC, de ahí que ahora Apple lo haya añadido a iOS 11 para sus últimos móviles.

La clave de HEIF está en su alto poder de compresión sin por ello perder calidad en las capturas o el vídeo, y los resultados han llegado gracias a los primeros análisis realizados al iPhone 8 y iPhone 8 Plus. No sólo es que el nuevo formato contenedor ahorre espacio, es que lleva ese ahorro hasta el 50% de lo que se utilizaba en iOS 10.3.3, la última versión del sistema antes de iOS 11.

La evolución de la compresión de imágenes de iOS 10 a iOS 11 La evolución de la compresión de imágenes de iOS 10 a iOS 11

Según las pruebas realizadas, una imagen de 12 megapíxeles sencilla ha pasado de 2.1MB a 1MB, una Live Foto de 2.6MB a 1.3MB y un vídeo de 20 segundos grabado en 4K y 30 fotogramas por segundo, de 118.2MB a sólo 58.2MB. Así que ahora, de golpe y porrazo, los que compren un iPhone 8 o superior dispondrán de cuatro veces más espacio para fotografiar su entorno, a ellos mismos, y grabar todo aquello que deseen. Cuatro veces más espacio, un enorme salto para una única generación, puede que la mejor ventaja de iOS vista hasta el momento.

Tal y como nos cuenta Aandest en los comentarios, sólo los dispositivos con los Apple A10 Fusion y A11 Bionic pueden comprimir imágenes y vídeos con HEIF y HEVC. Eso significa que la reducción del espacio a la mitad se producirá sólo en iPhone 7, iPhone 7 Plus, iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X. Los dispositivos con Apple A9 (iPhone 6s, iPhone 6s Plus y iPhone SE) pueden descodificar el formato por hardware pero no producirlo. Podrán leer, pero no guardar archivos con la mitad de espacio. El resto de iPhones podrán descodificar HEIF y HEVC por software, pero tampoco generarlo.

Vía | ArsTechnica
En Xataka Móvil | iOS 11 en seis puntos clave: todas las novedades del renovado sistema operativo de Apple

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos