Publicidad

PLC: qué es, cómo funciona y qué hay que tener en cuenta antes de comprar uno
Conectividad

PLC: qué es, cómo funciona y qué hay que tener en cuenta antes de comprar uno

Publicidad

Publicidad

Alternativas para ampliar el alcance de la conexión a Internet en casa hay varias: puedes configurar un router como repetidor, instalar una red WiFi Mesh, tirar un cable Ethernet por el techo o, mucho más sencillo, usar un PLC. ¿Y para qué sirve un PLC? Grosso modo, para ampliar el alcance de la red usando la instalación eléctrica de nuestra casa.

No es una tecnología nueva, nada más lejos de la realidad, pero sí es realmente útil para aquellos hogares en las que la conexión WiFi no llega a todas las estancias y en los que no es viable llevar un cable Ethernet de un extremo al otro de la casa. Hoy vamos a conocer qué es la tecnología PLC, cómo funciona y qué debes tener en cuenta si quieres usarla en tu hogar.

Qué es un PLC

Plc 2

PLC son las siglas de Power Line Communications. Se trata de una serie de tecnologías que permiten usar los cables de la instalación eléctrica de nuestra casa para llevar Internet de un lado a otro. Por ello es realmente sencilla de usar, ya que la instalación lleva años hecha; tú solo tienes que conectar dos dispositivos a sendos enchufes. A estos dispositivos se les conoce comúnmente como "PLC", a secas.

Lo que estos PLC hacen es enviar los datos de nuestra conexión a Internet usando el mismo cable por el que circula la red eléctrica. A esa señal que lleva los datos se la conoce como "señal portadora". Para ello, se usan señales de diferente frecuencia y voltaje. La corriente eléctrica tiene una frecuencia de 50 Hz y 220 voltios, mientras que la señal de datos usa un voltaje muchísimo más bajo y una frecuencia mucho más alta (entre 2 y 30 MHz). Así se consigue distinguir una señal de otra.

Un poquito de historia

Maqueta Plc Maqueta de una instalación PLC.

En España, empezamos a oír hablar de la tecnología PLC hace ya unos cuantos años, cuando las empresas eléctricas (en el caso español, Ibedrola y Endesa fueron los máximos exponentes) vieron la posibilidad de convertirse en telecos al poder ofrecer conexiones de red usando la instalación eléctrica de las casas. Se hicieron varios experimentos pilotos y, como puedes imaginar, no salieron del todo bien.

La tecnología PLC se usó en España por las empresa eléctricas para ofrecer conexión de banda ancha

Había que colocar repetidores en las líneas eléctricas cada 150 metros y, por aquellos entonces, cada centro de transformación en Europa daba servicio a entre 300 y 400 hogares, por lo que entre 300 y 400 hogares tenían que compartir la velocidad ofrecida por los PLC (45 Mbps de velocidad máxima teórica).

A eso había que sumarle que las redes eléctricas no estaban preparadas para transferir datos, que los electrodomésticos en funcionamiento hacía demasiado ruido y que las transmisiones generaban interferencias en la radio. Por no hablar de que el ADSL se instauró en España y las eléctricas empezaron a tener que competir con Telefónica y demás compañías por conseguir clientes.

Las eléctricas, finalmente, abandonaron la idea de ofrecer conexión a Internet mediante PLC, así que relegaron la tecnología a un plano más técnico (lecturas de contadores, por ejemplo). Sin embargo, los PLC se mantuvieron como una opción interesante para uso doméstico y redes locales.

Cómo funcionan los PLC

Plc 4

Por lo general, una instalación PLC doméstica se compone de dos dispositivos: un emisor y un receptor (aunque ambos actúan como emisor y receptor, siendo estrictos). El primero se enchufa a la corriente y se conecta al router vía Ethernet. Posteriomente, envía la señal portadora a través de la red eléctrica. El segundo se lleva a otro extremo de la casa y se conecta a un enchufe. Al hacerlo, recibe la señal portadora y la "descodifica" (permitidme el uso de esta palabra para fines ilustrativos), extrayendo así los datos que queremos transmitir.

Para determinar la gama de un PLC se usa el estándar HomePlug, que viene a mostrar la velocidad máxima teórica que es capaz de transmitir. Por ejemplo, un PLC AV600, teóricamente, soporta velocidades de hasta 600 Mbps, pero no es así. Las conexiones PLC son semidúplex, por lo que lo normal es que la velocidad real sea la mitad o un tercio de la que tenemos contratada.

En términos generales, siempre recibiremos la mitad o un tercio de la velocidad máxima teórica indicada en los PLC

Por ello, para aprovechar una red de 100 Mbps es recomendable optar un modelo AV500. Si tienes 300 Mbps en casa, lo ideal es optar por un AV1200 o AV2000. De esa forma evitarás que la conexión semidúplex haga de las suyas y te reduzca la velocidad. Piensa que teniendo una conexión de 100 Mbps y un AV100 realmente recibirás entre 35 y 50 Mbps reales. Hay más cosas a tener en cuenta, pero las detallaremos más adelante.

Dicho esto, su funcionamiento es de lo más sencillo, hasta el punto de que solo tienes que enchufar los dispositivos a una toma de corriente. Por lo general, todos funcionan de la siguiente manera:

  1. Conectas el PLC principal al router con un cable Ethernet y a un enchufe que esté cerca del mismo.
  2. Conectas el PLC secundario en la habitación a la que quieras llevar la conexión.
  3. Esperas a que los LEDs se pongan del mismo color (generalmente blanco o azul).
  4. Listo, conexión establecida.

Antaño, los PLC solo servían para conexiones cableadas, pero actualmente hay PLC que cuentan con conectividad WiFi. De hecho, los PLC WiFi tienen también puertos Ethernet, por lo que podemos decir que son más versátiles, sobre todo teniendo en cuenta que actualmente nos conectamos mucho con móviles, tabletas y portátiles.

Qué hay que tener en cuenta antes de comprar un PLC

Plc 3

Como puedes comprobar, instalar los PLC en casa no tiene mucho misterio. Sin embargo, hay un par de puntos que siempre deben tenerse en cuenta a la hora de comprar un PLC. A continuación te dejamos los más relevantes:

  1. Que la instalación eléctrica sea la misma: si tienes una casa con dos plantas y cada planta tiene su propia instalación, los PLC no funcionarán. En casas de una sola planta no debería haber ningún problema.
  2. La velocidad máxima teórica: ya hemos dicho que el estándar Homeplug define la velocidad máxima que el PLC es capaz de transmitir. Cuanto mayor sea el número detrás de "AV", mejor. Intenta que siempre sea superior a la velocidad contratada en casa.
  3. Que tenga enchufe: si andas escaso de enchufes en casa, conectar dos PLC supondrá quedarte sin dos de ellos. Algunos PLC tienen una toma de corriente incorporada, por lo que siempre que sea posible, mejor optar por uno que la tenga.
  4. Interfaz Gigabit: si quieres aprovechar la conexión Ethernet es importante que la conexión Ethernet sea Gigabit 10/100/1000. Solo de esa forma podrás aprovechar la velocidad contratada en casa.
  5. Que tenga WiFi: si lo quieres es aprovechar la red WiFi, de nada te va a servir un PLC que no tenga WiFi. Asegúrate de que el modelo elegido es compatible.

Estos son cinco de los puntos más relevantes. Podríamos hablar también del diseño y del software de gestión, pero son aspectos secundarios. En términos generales, lo ideal es que el PLC pase lo más desapercibido posible en la decoración de hogar y que tenga algún tipo de software para modificar parámetros de los dispositivos, pero insisto, no son cosas importantes y que cambien la experiencia en el día a día.

Es recomendable enchufar los PLC siempre a la toma de corriente, nunca a una regleta o extensor

Cabe destacar que las instalaciones eléctricas pueden tener interferencias. ¿Cuándo? Cuando están saturadas. Si tienes un electrodoméstico potente funcionando (digamos una lavadora), es posible que la velocidad se vea reducida porque la lavadora está generando "ruido". Para reducir las interferencias, asegúrate de conectar el PLC lejos de estos electrodomésticos y de hacerlo directamente a la toma de corriente, nunca a una regleta/extensor.

PLC recomendados

Si te interesa la tecnología PLC y la ves como una alternativa interesante para mejorar la conexión en tu casa, en Xataka encontrarás una guía de compra y comparativa de PLC con tests de velocidad y de sensibilidad al ruido. Los modelos más recomendables son los tres que tienes a continuación:

Devolo dLAN 1200+WiFi ac

Devolo dLAN 1200+ WiFi ac

Lo mejor Un dispositivo completo y versátil, compatible con WiFi y Ethernet y con enchufe
Lo peor Precio bastante alto y ligera pérdida de potencia cuando nos alejamos del router.
Precio 137,86 euros
NetGear

NetGear PLW1000

Lo mejor La velocidad con Ethernet es bastante alta, emite en la banda 5 GHz y tiene un precio comedido
Lo peor No tiene enchufe y el diseño no es precisamente disimulado
Precio 79,99 euros
TP-Link TL-PA9020

TP-Link TL-PA9020

Lo mejor Consigue exprimir al máximo la velocidad contratada y la distancia no afecta demasiado al rendimiento
Lo peor No tiene enchufe incorporado ni conectividad WiFi
Precio 87,90 euros
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir