Compartir
Publicidad

La velocidad mínima en poblaciones rurales de menos de 5.000 habitantes será de 30Mbps antes de 2020

La velocidad mínima en poblaciones rurales de menos de 5.000 habitantes será de 30Mbps antes de 2020
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La velocidad de acceso a Internet varía por muy diversos motivos, pero todos tienen que ver con las propias infraestructuras. Que tengamos o no cobertura en la zona, o que la estación quede demasiado lejos de nuestro domicilio, problemas que causan los tremendos desequilibrios de velocidades que, por ejemplo, posibilitan que convivan líneas de 600 y 1.000Mbps con conexiones que a duras penas llegan a los 10Mbps.

El entorno rural es el más castigado en este sentido, con núcleos de población reducidos y muy dispersos en el espacio, que generan muchos costes de instalación a los operadores que, finalmente, acaban destinando sus recursos a zonas más pobladas, como capitales y otras grandes urbes. De ahí que sea importante que el Gobierno regule un acceso mínimo, incluida la velocidad mínima, que ahora parece que va a elevarse.

30Mbps en banda ancha como mínimo y para casi todos

30Mbps

La subida obligada para los operadores viene reflejada en la Orden ECE/1166/2018 publicada en el Boletín Oficial del Estado el pasado 29 de octubre. En ella, el Gobierno aprueba un plan para que los servicios de banda ancha en poblaciones rurales de menos de 5.000 habitantes se vean beneficiados con un aumento de velocidad, y también de cobertura.

La citada Orden dictamina que las grandes operadoras (Vodafone, Movistar y Orange) tendrán obligación de ofrecer al menos 30Mbps de descarga en poblaciones de menos de 5.000 habitantes para, como muy tarde, el 31 de diciembre del año próximo, 2019. El 1 de enero de 2020, todas las operadoras tendrán que proporcionar al menos esa velocidad mínima de bajada a través de la banda ancha.

Esta obligación de facilitar al menos 30Mbps de velocidad se aplica a las operadoras concesionarias de la banda de los 800MHz de 4G, y tendrán que completar conjuntamente una cobertura de al menos el 90% de la población en ciudades y pueblos de menos de 5.000 habitantes. Además, el citad plan incluye un proceso de identificación de poblaciones que no acceden ya a dicha velocidad, a fin de poder garantizar un despliegue más eficiente y efectivo.

España se pone en marcha, por tanto, para cumplir los objetivos marcados desde Europa para el año 2020, y que supondrá que se adelante a otros países como Reino Unido, con unos mínimos garantizados bastante más reducidos: 30Mbps en España frente a los 10Mbps de Reino Unido. Esta velocidad también interesa a los proveedores de servicios de streaming, cuyos requerimientos de un mínimo de 30Mbps ya fueron alertados desde Europa.

90% de media, 85% como mínimo

El 90% de población cubierta con los 30Mbps es una media, pero se fija un mínimo del 85%

Este 90% de la población en zonas rurales se establece como una media. Pero desde el plan del Gobierno también se fija que el mínimo garantizado en cada una de las poblaciones será del 85%. No más del 15% podrá estar alejado de estas velocidades mínimas tanto en fibra como en conexiones ADSL y coaxiales.

En lo relativo al acceso inalámbrico, la obligación para los operadores será la de ofrecer al menos un equivalente en tráfico al que generarían el 10% de los hogares con un perfil de uso de 200Mbps en las horas de máxima afluencia de datos. Los tres gigantes (Vodafone, Movistar y Orange) tienen hasta el 31 de diciembre de este mismo año 2018 para presentar sus distintos planes de acción.

Vía | Boletín Oficial del Estado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio