Publicidad

Así ha conseguido Huawei fabricar el Mate 30 sin componentes estadounidenses tras el bloqueo

Así ha conseguido Huawei fabricar el Mate 30 sin componentes estadounidenses tras el bloqueo
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Huawei sigue bloqueada para trabajar con empresas norteamericanas. Concretamente, estadounidenses, pues México y Canadá tienen poco que ver con este conflicto. El gigante chino sigue en la entity list de Estados Unidos lo que le impide operar con empresas del país y eso le ha supuesto, entre otras cosas, perder el acceso a los servicios de Google para sus nuevos teléfonos.

Por eso el Huawei Mate 30 y el Mate 30 Pro, además de otros, llegaron sin los Google Mobile Services, como la Google Play Store o otro servicios propietarios, pero los cambios realizados a nivel interno para este Mate 30, y su hermano Pro, han sido más profundos. El bloqueo no afecta únicamente al software sino también al hardware (que se lo digan a ARM) y por eso Huawei ha cambiado su lista de proveedores para fabricar un teléfono móvil 100% no estadounidense.

Un Mate 30 post-bloqueo sin chips americanos

Como decíamos, Huawei lanzó el Mate 30 ya con el bloqueo en marcha y, como es lógico, llegó sin los servicios propietarios de Google aunque apoyado en la tienda de la firma, su App Gallery. Pero los cambios sufridos a raíz del bloqueo también se han reflejado en la construcción del teléfono, con modelos fabricados antes y después del bloqueo, y para ello Huawei ha cambiado su lista de proveedores, sustituyendo los chips y componentes de empresas norteamericanas por otros de compañías con las que podía operar libremente. El resultado ha sido un móvil 100% no estadounidense, aunque en el mercado pueden encontrarse modelos previos.

El fabricante chino ya monta desde hace mucho sus propios procesadores Kirin, sobre base ARM pero finalmente independientes del bloqueo que sufre por parte de los Estados Unidos. Pero los teléfonos tienen muchos más chips y aquí es donde Huawei ha realizado los cambios más profundos. Estos se detallan en un artículo del Wall Street Journal que nos cuenta, entre otras cosas, que los chips encargados de la gestion energética de los nuevos Mate 30 ahora son de MediaTek, mientras que antes eran de ON Semiconductor. Cambiamos Estados Unidos por Taiwan.

Mate 30 Pro

El interruptor de la antena encargado de cambiar entre frecuencias de datos en el teléfono también era americano. Concretamente, de Qorvo, y Skyworks facilitaba componentes como proveedor secundario. Ahora Huawei ha optado por Murata, un proveedor japonés. Para los chips que habilitan la conexión WiFi y Bluetooth se ha cambiado a Broadcom por chps de fabricación propia, directos de las fábricas de HiSilicon, al igual que ha ocurrido con los amplificadores de potencia del teléfono, que antes eran de Qorvo y ahora son propios.

Huawei quiere seguir comprando componentes de empresas de los Estados Unidos, pero ha demostrado que puede lanzar un teléfono sin ellos

Cirrus Logic era el encargado de suministrar los amplificadores de audio para sus teléfonos y, tras el bloqueo, Huawei ha optado por NXP, un proveedor holandés. Como vemos, Huawei ha ido concienzudamente reemplazando proveedores norteamericanos por alternativas de otras partes del mundo. Japón, Taiwán, Holanda y, cómo no, China han tomado posiciones donde antes había tecnología fabricada o patentada por Estados Unidos.

La firma china no ha logrado aún deshacerse en su totalidad de la dependencia de componentes fabricados o patentados por empresas de los Estados Unidos en toda su cadena de producción pero ha demostrado que está en el camino correcto para lograrlo. Según un portavoz de Huawei, la preferencia de la marca china es "seguir integrando y comprando componentes de proveedores de los Estados Unidos. Si esto acaba siendo imposible a causa de las decisiones del gobierno de los Estados Unidos, no tendremos más opción que buscar alternativas de suministro de otras fuentes no estadounidenses".

Vía | WSJ

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir