Publicidad

Así fue el despliegue del 4G y lo que podemos esperar que tardará el 5G en llegar al grueso de la población española
Mercado

Así fue el despliegue del 4G y lo que podemos esperar que tardará el 5G en llegar al grueso de la población española

Publicidad

Publicidad

Estamos de bienvenida del 5G a España y empiezan a repetirse las mismas dudas que con la llegada del 4G, tanto por la dudosa demanda inicial del grueso de usuarios que no tiene clara la necesidad de una conexión móvil mejor, como por las dudas en la celeridad del despliegue que haga llegar cuanto antes la nueva cobertura a la mayor parte posible del territorio.

Como no tenemos capacidad de conocer lo que pasará en el futuro, hemos querido echar la vista atrás para recordar cómo fue la transición de 3G a 4G y así intentar establecer paralelismos que nos ayuden a imaginar cómo podría ser el despliegue del 5G en España.

Factores que afectan a la velocidad de despliegue

Velocidad De Carga De Una Web Con 5G

El 5G no sólo es una nueva oportunidad de los operadores para vendernos servicios más caros sino que supone toda una revolución en la infraestructura de las redes móviles que abre infinidad de nuevos escenarios de conectividad con multitud de nuevas aplicaciones en las que ya se está trabajando, pero también abrirá las puertas a servicios que hoy ni imaginamos.

Quienes antes tengan acceso al 5G y se pueda empezar a masificar la investigación en nuevas aplicaciones, tendrán ventaja de cara el futuro y la competitividad del país estará en juego. Así que no hay tiempo que perder en un mundo globalizado donde EEUU, Corea, Uruguay, Sudafrica y varios países europeos han dado el pistoletazo de salida al 5G comercial en 2019.

Responsabilidad compartida entre Gobiernos y operadores para acelerar el despliegue

Así que la responsabilidad para que todo vaya sobre ruedas estaría compartida entre Gobiernos que deben licitar las frecuencias del 5G para que estén disponibles cuanto antes, y los operadores, que deben realizar la instalación de nuevas antenas con el apoyo de una administración que no ponga demasiadas trabas artificiales.

En cuanto a la disponibilidad de espectro para el 5G, España parece no haber aprendido de los errores del pasado y aunque tenemos disponible el espectro en las bandas más altas, aún habrá que esperar al menos hasta mediados de 2020 para poder acceder a la banda de 700 MHz, que es la que ayudará a extender el alcance más rápidamente y con mucha mejor cobertura en interiores. Igual que pasó con el 4G y la espera para acceder a los 800 MHz tras el primer dividendo digital que nos obligó a resintonizar los canales de televisión.

La diferencia es que en esta ocasión, sólo Vodafone se ha lanzado a desplegar ya en la banda de 3,7 GHz mientras que, según afirmaciones públicas, Movistar y Orange podrían hacer coincidir el inicio de su despliegue comercial con la llegada de los 700 MHz. Los tres operadores se han mostrado interesados en hacerse con parte de las frecuencias en 700 MHz por lo que las miradas volverán a centrarse en Yoigo, quien no adquirió nada en la banda de 800 MHz, aunque eran otros tiempos y el operador se encontraba bajo el mando de Telia Sonera en lugar de ser parte de MásMóvil. De no entrar en la subasta, Yoigo seguiría necesitada de los acuerdos de cobertura con terceros.

Pero además del retraso en la licitación de la banda ahora ocupada por los canales de la TDT, los operadores temen que las subastas se conviertan meramente en un fin recaudatorio que acabase por limitar la capacidad inversora de los operadores, retrasando la llegada de una red con gran alcance.

Otro factor inesperado que podría afectar al despliegue es el derivado del conflicto entre EEUU y China, con vetos que de momento afectan a empresas de redes como Huawei y que en caso de hacerse definitivo, encarecería y retrasaría el despliegue al eliminar del mercado al rival con más patentes 5G y con los equipos más avanzados y baratos.

España tardó tres años en hacer que el 4G superase el 85% de la población

Mapa 4g Lte Espana

Como veremos en la tabla con los principales anuncios sobre despliegues de los operadores con el 4G, los inicios fueron tímidos en el caso de los cuatro operadores y en el mejor de los casos, el primer encendido de 4G se hizo en la mitad de ciudades que lo que hemos visto en 5G.

Pasados seis meses, el despliegue habría alcanzado aproximadamente las 100 ciudades más grandes del país y tras un año desde el primer encendido, lo habitual era contar con cobertura en el 50% de la población (que no del territorio), es decir, en las ciudades desde 70.000 habitantes.

Si Vodafone pusiese el mismo empeño que con el 4G, en seis meses, las ciudades de 70.000 habitantes tendrán 5G

Una vez conseguido lo más fácil, cubrir con antenas las ciudades más pobladas, era inevitable reducir el ritmo en la extensión de cobertura debido a que para conseguir un punto más de porcentaje de cobertura, sería necesario desplegar antenas en muchos más pueblos, cada vez más pequeños. Así que dos años después, tres años tras el encendido de las redes, el porcentaje de población cubierto había pasado del 50 a 85% y después, todo siguió yendo más lento en porcentaje de cobertura mientras el número de poblaciones se incrementaba notablemente.

Así fueron los principales avances en el despliegue del 4G en España:

Movistar

octubre 2013
6 ciudades.

diciembre 2013
65 ciudades.

julio 2014
100 ciudades.

marzo 2016
1.100 ciudades.

Vodafone

junio 2013
6 ciudades.

octubre 2013
15 ciudades.

abril 2014
220 ciudades.

mayo 2016
2.800 ciudades.

Orange

julio 2013
6 ciudades.

abril 2014
200 ciudades.

diciembre 2014
400 ciudades.

abril 2016
1.300 ciudades.

Yoigo

julio 2013
Provincia de Madrid.

diciembre 2013
100 ciudades.

abril 2014
220 ciudades.

mayo 2016
1.163 ciudades.

Más allá de los paralelismos que se puedan dar, también habrá que tener en cuenta otras diferencias que pueden afectar al tiempo de despliegue y es que la nueva red 5G, necesitará de muchas más antenas por lo que el coste se incrementará así que los operadores empiezan a buscar formas de ser más eficientes y ya se han establecido acuerdos como el de Orange y Vodafone, que desplegarán redes conjuntamente en ciudades de hasta 175.000 habitantes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir