Publicidad

El adiós a las cabinas telefónicas es inminente: el Supremo da la razón a Telefónica y acaba el mantenimiento

El adiós a las cabinas telefónicas es inminente: el Supremo da la razón a Telefónica y acaba el mantenimiento
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las cabinas de teléfono están a punto de pasar a mejor vida. Ya debieron hacerlo a finales de 2018, pero un real decreto aprobado ese mismo año prorrogó unilateralmente el acuerdo por el que Telefónica debía hacerse cargo de ellas al menos durante otro año, hasta el 31 de diciembre del año 2019. Las cabinas telefónicas, ya en desuso, recibían así una extensión vital de otros 12 meses.

Telefónica, sin embargo, interpuso un recurso contencioso-administrativo contra dicho real decreto y la operadora ha estado litigando desde entonces. Finalmente, el Supremo ha dictaminado que Telefónica tenía razón, invalidando dicho real decreto. Así que, hasta nuevo aviso, las cabinas están condenadas a su extinción.

El Tribunal Supremo da la razón a Telefónica

Como hemos dicho, las cabinas tenían ya una fecha clara de extinción. Dicha fecha era la del 1 de enero de 2019, justo un día después de que la obligación de mantenerla por parte de Telefónica expirase. El real decreto firmado el año anterior extendía dicha fecha de extinción un año natural completo, fijando la nueva fecha en el 1 de enero de este 2020 cuyo ecuador cruzamos hace algunas semanas.

Las cabinas estarían ya en tierra de nadie, por tanto, pero el recurso de Telefónica contra la extensión del plazo de mantenimiento ha estado en marcha hasta el pasado 24 de junio. En dicho día, el Tribunal Supremo dictaminó que la razón caía del lado de la operadora y que el año de extensión en el mantenimiento se consideraba nulo.

Tras invalidarse la prórroga, las cabinas no tiene un contrato de mantenimiento activo

Telefónica argumentó al presentar el recurso que se había vulnerado la ley al no organizar un concurso público que permitiese a los distintos operadores ofertar para hacerse con este contrato de mantenimiento. Al tratarse de una extensión unilateral del contrato de Telefónica por parte del estado, la compañía reclamó y su recurso ha recibido su esperado premio.

Así pues, las cabinas se encuentran en estos momentos sin un contrato de mantenimiento vigente. Y salvo que el Gobierno decida abrir un concurso público para configurar un nuevo contrato de mantenimiento, terminarán siendo retiradas como otro mobiliario urbano cuando ha cumplido su misión. Lo lógico sería que ese concurso nunca se armase, pero también podría darse el caso de que sucediese y quedase desierto. Sea como fuere, las cabinas han llegado al final en España.

Vía | ADSLZone

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios