Compartir
Publicidad
Nokia N-Gage, 15 años del móvil 'gaming' que se adelantó demasiado a su tiempo
Nokia

Nokia N-Gage, 15 años del móvil 'gaming' que se adelantó demasiado a su tiempo

Publicidad
Publicidad

Hoy se vuelven a poner de moda los móviles para 'gaming', y las apuestas llegan equipadas con lo mejor que el mercado puede dar en cuanto a potencia, aunque todas adolecen de parecerse demasiado entre sí. Cambiamos la marca y la capa de software, pero casi todas comparten corazón, RAM y, con pequeñas diferencias, incluso la apariencia externa. Pero hubo un tiempo, al principio, en que no era así.

Antes de los móviles 'gaming' ya hubo móviles 'gaming', y el N-Gage de Nokia fue el primero de todos. Cuando el fabricante finlandés reinaba con puño de hierro y plástico en todo el mercado, y se podía permitir lanzar decenas de modelos cada año, con todo tipo de diseños, sin que ningún otro competidor lograse arrebatarle ventas. Fue la época en la que se apostó por un teléfono móvil que quería ser una consola de videojuegos, pero que no tuvo demasiado éxito.

El primer móvil 'gaming'

Nokia N-Gage

Dado que hoy vuelve la moda de desarrollar teléfonos para un mejor aprovechamiento de los juegos, podríamos decir que Nokia se adelantó a su tiempo con el N-Gage, o la N-Gage, pues son muchos los usuarios que lo sitúan en cada uno de los sexos. La N-Gage, de hecho, no sólo estaba diseñada para juegos, sino que además contaba con un curioso sistema para disfrutarlos. La N-Gage también tuvo "cartuchos".

Mucho antes del Razer Phone y otros móviles 'gaming', Nokia ya tuvo el suyo: la Nokia N-Gage

La apuesta de Nokia en el mercado de los videojuegos móviles arrancó en el año 2003. El 7 de octubre se puse en circulación su primera gran apuesta, habría alguna más, que trataba de aunar en un dispositivo lo mejor de ambos mundos. Una suerte de 'PS Vita 3G' pero a la inversa, ofreciendo llevar los juegos a nuestro teléfono móvil, que no a nuestro bolsillo. Porque la N-Gage era voluminosa para su época.

La consola-móvil de los finlandeses llegó al mercado con un peso de 137 gramos, y tenía dos centímetros de grosor, además de un diseño con mando incorporado que la convertía en un 'todo-en-uno' al más puro estilo Nokia. Llegó, además, con Symbian 6.1 a bordo, y con la capa de personalización Series 60 en su primera versión. Pero sin duda, lo novedoso estaba en su sistema para portar juegos.

Hoy encontramos títulos que disfrutar en el móvil en todas las tiendas de apps alojadas en Internet, pero en 2003 las cosas no funcionaban así y había que hacerse con los juegos en formato físico. Para ello, Nokia dotó a su N-Gage de una ranura para tarjetas MMC, y comercializaba estos juegos en formato RS-MMC, o tarjetas MMC de formato reducido.

Tarjetas RS-MMC

Rs Mmc

Estas tarjetas llegaron, además, de la mano de Nokia y contaban con una medida de 24 x 18 x 14 milímetros, que completaban su tamaño con un adaptador que las hacía encajar en la bandeja para tarjetas MMC normales. Hablamos de 2003 y no deben sorprendernos ciertas cifras, pero en estas RS-MMC se podían almacenar hasta 2GB, una cifra bastante respetable para la época.

La propia N-Gage, por ejemplo, tenía únicamente 3,4MB internos disponibles una vez restado el sistema y las apps preinstaladas, y las posibles tarjetas con las que añadir juegos al móvil superaban con creces esta cifra. Además de juegos, la N-Gage contaba con radio FM, con GPS y con Bluetooth, aún en su primitiva versión 1.1. También nos permitía navegar por Internet, aunque sólo en formato WAP.

¿Quién no firmaría hoy una nueva N-Gage, con la potencia de 2018 y Android como sistema operativo?

La N-Gage de 2,1 pulgadas de pantalla, con resolución de 208 x 176 píxeles, fue, por tanto, la primera apuesta del mercado móvil para abrazar las consolas portátiles, que por aquel entonces triunfaban en manos de Nintendo, con su Gameboy, en menor medida de Sega con la Game Gear, y en manos de SNK con la Neo Geo Pocket, aunque esta última vio muy limitada su distribución.

Hoy, la N-Gage ya es historia pero ha logrado formar parte de ésta y seguir alojada en la memoria de muchos usuarios que vivieron su lanzamiento. Una interesante apuesta que, visto su resultado, llegó muy adelantada a su tiempo. Aunque viendo que vuelven los móviles 'gaming', ¿quién no apostaría ahora por una reedición de la N-Gage pero con Android con sistema operativo y la potencia de este 2018?

En Xataka Móvil | ¿Qué fue de los móviles que intentaron sustituir a las consolas portátiles?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio