Publicidad

OnePlus 7 Pro: una pantalla de 90Hz para conquistar el corazón de los gamers
Otras

OnePlus 7 Pro: una pantalla de 90Hz para conquistar el corazón de los gamers

Publicidad

Publicidad

OnePlus ha dado un paso adelante que no daba desde hace ya varios años. Ha puesto dos teléfonos en circulación, aunque ahora la pareja dista mucho de la formada por el OnePlus 2 y el OnePlus X. Ahora tenemos entre manos a los potentes OnePlus 7 y OnePlus 7 Pro, y el segundo de ellos tiene una característica que realmente le hace especial: la frecuencia de refresco de la pantalla.

Estando ante dos teléfonos de primera línea en especificaciones, OnePlus ha adoptado el apellido Pro para echar más leña al fuego y hacer un teléfono bastante redondo en potencia, aunque no tardarán en salirle enemigos a su precio de venta. Pero sea como fuere, el dispositivo cuenta con un panel de 90Hz, y eso no se ve todos los días en el terreno móvil. Veamos de qué se trata.

El OnePlus 7 Pro, en vídeo

La importancia de los hercios

La pantalla de 90Hz del OnePlus 7 Pro

Los hercios son un factor importante para las pantallas que se alejan del terreno móvil, y empiezan a cobrar peso en éste. Ya pudimos ver el Razer Phone, por ejemplo, presumiendo de un panel de 120Hz en su lanzamiento. Un móvil enfocado hacia el público gamer que quiere exprimir el móvil, y que ha abierto un nicho, el del 'gaming' móvil, que otras marcas han explotado.

OnePlus hace lo propio con su OnePlus 7 Pro y le coloca un panel de notables dimensiones y resolución cuyo principal reclamo es éste, el de los hercios de refresco. Pero qué son exactamente los hercios y por qué debemos tenerlos en cuenta a la hora de evaluar el rendimiento de una pantalla. Porque sí, son importantes y los fabricantes empiezan a darse cuenta.

A más hercios, más fluidez en la pantalla, aunque la tasa final de fotogramas siempre la marcará la GPU

Los hercios no son más, ni menos, que el número de imágenes que una pantalla es capaz de mostrar en un segundo. Las veces que es capaz de proyectar una imagen, sea repetida o sea diferente en función de la capacidad de procesamiento del teléfono móvil en cuestión. Porque no, no son lo mismo los hercios que los fotogramas en segundo aunque mantengan una relación de amor/odio.

Los fotogramas por segundo son las imágenes que el procesador es capaz de producir. Los hercios, las que la pantalla puede mostrar. No es habitual encontrarnos cuellos de botella aquí pero puede ocurrir. Teléfonos que generan imágenes a 60fps con pantallas de 30Hz, y que obligan al panel a prescindir de la mitad de estos fotogramas por su incapacidad de reflejarlos en la realidad.

Unos ejemplos:

  • Pantalla de 30Hz y gráficos a 30fps: vemos 30fps
  • Pantalla de 30Hz y gráficos a 60fps: vemos 30fps (frames descartados)
  • Pantalla de 90Hz y gráficos a 60fps: vemos 60fps (OnePlus 7 Pro)

Durante un tiempo se creyó que el ser humano no era capaz de distinguir más allá de los 60fps, pero unos pilotos de caza de combate demostraron que la barrera estaba mucho más lejos. Concretamente en los 220fps. El territorio móvil está aún a mucha distancia de eso, y las gráficas no son capaces aún de generar gráficos a dicha velocidad. Nos quedamos en los 60fps en generación, y en los 90Hz en visualización. La cifra que ofrece el OnePlus 7 Pro.

Con los hercios, lo que se consigue es fluidez. Evitar saltos en la imagen, y cuantos más hercios mejor. Más, siempre que sean reales y no interpolados, pues en el mercado de televisores tradicionales ya sabemos que juegan en ocasiones a esto. Aquí en el OnePlus 7 Pro tenemos 90Hz reales, y eso hace que la pantalla ofrezca una fluidez muy alta, más que la gran mayoría del mercado móvil en este preciso momento.

Un guiño no muy disimulado al gaming

La pantalla de 90Hz del OnePlus 7 Pro

La colocación de esta pantalla de 90Hz no sólo hace que el OnePlus 7 Pro tenga uno de los paneles con mayor refresco del mercado, sino que es también un guiño al gaming. Al usuario que busca frecuencias de refresco elevadas junto a tasas de fotogramas muy altas. El usuario del sector 'gaming' que probablemente vea con muy buenos ojos el panel de este OnePlus 7 Pro.

Un panel que cuenta con nada más y nada menos que 6,67 pulgadas de diagonal con resolución QHD+. Esto supone que 516 píxeles por pulgada de densidad gracias a los 3.210 x 1.440 píxeles y a su ratio 19.5:9. Una pantalla que además llega sin notch pues la cámara frontal se esconde en el marco, con el sistema de periscopio que llevamos viendo aterrizar todo lo que llevamos de 2019.

Un OnePlus 7 para gamers, así podríamos definir al OnePlus 7 Pro

Y por si la iluminación máxima fuese demasiado, con 800 nits de pico máximo, el OnePlus 7 Pro también ofrece un modo nocturno que puede hacer caer el brillo hasta los 0,27 nits. Una capacidad que le permitirá ofrecer una muy buena experiencia de juego y visualización en ambientes oscuros, contribuyendo a que la batería no se reduzca tanto como en el juego a plena luz del día.

Así que no estamos ante un móvil 'gaming' pero sí, pues OnePlus destaca su velocidad de respuesta de la pantalla, su vibración háptica mejorada, su sistema de refrigeración líquida de 10 capas y su sistema para acortar los procesos de carga y descarga de la memoria RAM. Un móvil 'gaming' camuflado con los 90Hz como principal reclamo para su pantalla. Veremos qué tal funciona en el mercado, y si el actual nicho de los móviles para gamers se siente amenazado por su presencia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir