Compartir
Publicidad
OnePlus ante su decisión más importante: subir de precio a cambio de no quedarse atrás
Otras

OnePlus ante su decisión más importante: subir de precio a cambio de no quedarse atrás

Publicidad
Publicidad

Llegó poco después del último gran Nexus en relación calidad-precio. El Nexus 5 firmado por LG llegó al mercado a finales de 2013, y en abril de 2014 conocíamos al que por entonces se denominaba 'nuevo iPhone killer'. El OnePlus One llegó al mercado, con su carcasa imitando a la piedra volcánica, y rompió moldes gracias a su precio.

Partíamos de un modelo con 16GB de almacenamiento interno sin posibilidad de ampliación, pero contábamos con otra versión superior de 64GB. El teléfono, con una potencia a la altura de los gigantes de la época, se puso a la venta en Estados Unidos a 300 dólares. Todo un chollo que ha ido perdiendo lustre con el paso de los años, y que ahora podría dejarnos un sabor agridulce con su séptima generación.

Fabricar móviles de primer nivel no es barato

Costes

Podemos preguntar tanto a Samsung como a Apple, los dos grandes rivales a batir que OnePlus pone en su punto de mira con cada nuevo lanzamiento de una gama alta. Recientemente salían a la luz los costes de fabricación, sólo hablando de piezas, tanto del Samsung Galaxy S9+ como del iPhone X. Ambos cercanos a los 400 dólares.

Lo último que sabemos, o creemos saber pues podría tratarse de una información falsa, es que el OnePlus 6 contaría con una versión con 8GB de RAM y 256GB de memoria interna por 749 dólares. Muy alejado de aquellos 300 dólares del primer modelo, sólo cuatro años después, pero recordemos que sería la versión superior, y que ésta ya costó 499 dólares cuando hablábamos del OnePlus 5T.

Suponiendo que sus gastos de distribución y estructurales sean mucho menores, OnePlus no podría evitar los costes de fabricación de Samsung y Apple

Competir contra los gigantes del sector, en un mercado móvil como el actual en el que las diferencias entre gamas altas es tan ajustada, implica apostar también por cada uno de los componentes. Es de suponer que un OnePlus 6 a plena potencia no costaría a la marca menos que un S9+ o un iPhone X. Incluso sería lógico suponer que, al comercializar menos unidades, también tendrían unos costes de compra de componentes más altos.

Así que OnePlus puede estar a punto de enfrentarse a una difícil decisión. Elevar el precio de sus teléfonos para poder aspirar a competir de tú a tú con el resto de gamas altas del mercado, pero "asustar" un poco a los compradores más fieles a la marca, que notarían sobre la marcha que algo habría cambiado en la política de precios de la compañía.

Los móviles llevan años subiendo de precio

No es de extrañar que los líderes de catálogo suban de precio, es algo que llevamos viendo sin parar desde hace años y que en 2017 rebasó los 1.000 euros, dólares cuando hablamos del mercado norteamericano. El iPhone X coronó el Everest con sus 1.159 euros, el Galaxy Note 8 le sigue de cerca con sus 1.010 euros y otros persiguen a ambos.

Evolución del precio de OnePlus

Ya no estamos acostumbrados a ver flagships en la franja de los 500 euros, que es lo que ocurrió el pasado año con el OnePlus 5 y el 5T, o lo que suele ocurrir con los Mi de Xiaomi. Sencillamente, es complicado lograr costes de fabricación tan bajos, y los fabricantes aumentan el precio final de venta en teléfonos que, la postre, duran más tiempo en nuestro bolsillo.

La gran cuestión en este momento es que, de ser cierto que el OnePlus 6 tendrá una versión de 750 dólares, ¿cuánto costará la versión básica? Teniendo la experiencia de los capítulos de temporadas anteriores, podríamos estar ante una variante más, que partiría tal vez de los 700 dólares. Seamos generosos, pensemos en que habrá tres modelos con 64, 128 y 256GB. ¿650 dólares de partida?

Una versión superior del OnePlus 6 por 750 dólares alejaría demasiado a la compañía de aquel inicio de precios realmente bajos, ¿se acabó la OnePlus "barata"?

Seguirá siendo un gran precio para competir contra los gigantes, con la salvedad de que ya habrá "desgaste" por la parte androide. Apple no rebaja los precios pero Samsung sí, y lo hace como pocos. El Samsung Galaxy S9 ya cuesta 750 euros en Amazon, ¿elegirías un OnePlus 6 antes que éste cuando se decida a presentarse en sociedad?

Difícil decisión para un fabricante como OnePlus, cuyos lanzamientos suelen llegar tras el resto de movimientos de su competencia. Tal vez la reputación de la marca en cuanto a funcionamiento, calidad y mantenimiento obre su "magia" y el OnePlus 6 no pierda mucha tracción, pero debemos prepararnos para la posibilidad de que OnePlus deje de ser un fabricante "barato". Y no hay pocas marcas dispuestas a ocupar su lugar. Confiemos, como ya dicen, en que se trate de dólares canadienses.

En Xataka Móvil | El OnePlus 6 también apostará por el notch

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio