Apple TV+ ha pasado de ser mi plataforma favorita a que me esté planteando darme de baja
Streaming

Apple TV+ ha pasado de ser mi plataforma favorita a que me esté planteando darme de baja

A principios de este mes se cumplían dos años desde el lanzamiento de Apple TV+. Con una pandemia de por medio y muchos estrenos después, debo reconocer a nivel personal que Apple TV+ y yo hemos perdido la magia. Ya no nos miramos con el mismo deseo que al principio.

Llevo meses sospechándolo, aunque realmente no ha sido hasta la reciente subida de precio de la plataforma que empecé a plantearme seriamente darme de baja. No tanto por la subida en sí, que también, sino por el momento en que se encuentra la plataforma. Y eso que a nivel de contenidos ha crecido mucho desde aquel 1 de noviembre de 2019.

Grandes títulos que se ven del tirón (o cada mucho tiempo)

Apple Tv Plus Iphone

Donde hubo amor, siempre quedan cenizas. Y de ahí que no vaya a negar jamás que Apple TV+ es probablemente la mejor plataforma en cuanto a calidad de sus contenidos. No quiero desmerecer grandes joyas de Netflix, Amazon Prime Video o HBO Max, especialmente de esta última, pero en mi opinión la calidad de Apple sigue por delante.

Y la calidad es patente a todos los niveles. Desde el apartado visual y sonoro que rezuman un exquisito mimo por parte de los creadores, como a nivel de guión y narrativa. Lógicamente, cada uno tiene sus gustos y evidentemente no me encaja absolutamente todo de la plataforma. Sin ir más lejos, no he sido capaz de verme al completo títulos como la aclamada serie Para Toda la Humanidad. No es para mí, pero no niego que de lo poco que he visto es fascinante el nivel que entrega al espectador.

Series como Separación me parecen dignas de culto, igual que me atrapan las tramas de The Morning Show, celebré el regreso de Mythic Quest o disfruté como un niño de la película de animación Luck. ¿Cuál es entonces el problema? Pues que no es saciante. O no al menos de forma tan habitual como sí otras plataformas.

La calidad es importante, pero no determinante. La cantidad también importa, al menos a mi juicio. Y aunque Apple TV+ vaya casi a estreno por semana, lo cierto es que es bastante intermitente con los grandes. No espero que cada mes asistamos a un "estreno del año". Nadie lo hace. Sin embargo, la dosificación de Apple TV+ es excesiva.

Una vez vistas sus grandes joyas, apenas llena con el resto. Su estrategia de no estrenar temporadas de serie al completo y sí hacerlo semanalmente logra engancharte durante un mes, dos meses o tres a lo sumo. Pero tampoco en ese caso es un uso muy intensivo, ya que al final solo asisto una vez a la semana cuando llega el capítulo nuevo. Lo siguiente que queda es esperar meses a otro gran estreno y volver al bucle. Y entre medias nada.

No es que otras me enamoren, pero al menos me entretienen más tiempo

Streaming

Si echo un ojo a las aplicaciones de al lado, me doy cuenta enseguida de qué es lo que ha matado mi amor por Apple TV+. Y es que, aunque las demás plataformas también tienen sus pecados, al final me entretienen 7 días a la semana y, si me lo propusiera, durante las 24 horas de todos esos días. No es fácil traer las cuentas exactas en este sentido, pero viendo la cantidad de contenido sospecho que Apple TV+ no me duraría más de una semana de uso mega intensivo.

Y aquí tiene mucha importancia el contenido al que llamo "de relleno"‌. Obviamente disfruto más de una mega producción, pero ni se puede ver una todos los días, ni realmente apetece siempre. En lo personal, me gusta combinar esas grandes series y películas con contenido más ligero, que te haga pensar poco y que te entretenga. Me gusta además porque no me compromete a contar las horas para que llegue la noche y ponerme a verla, ya que en cualquier momento la puedo dejar e incluso ir intercalándola con otra.

Se agradece y admira el esfuerzo en contenido exclusivo, pero no nutrir la plataforma con series de terceros la limita en exceso.

Y aunque Apple TV+ parece estar investigando estrategias para añadir más contenido que no sea propio, el contenido de terceros es realmente inexistente. Querrán mantener su sello de calidad y no "ensuciar" su catálogo y es muy lícito, pero insuficientes para contener a sedientos usuarios como yo.

Así, cuando acabo una de esas series facilongas de Netflix o simplemente me canso, sé que puedo encontrar otra. Y si no, quizás me espere alguna en Amazon Prime Video. A unas malas, siempre están clásicos como Los Simpson en Disney+ con sus tropecientos capítulos. En Apple TV+ no hay tanto divertimento ligero y poca alternativa más hay que no sea la de volver a ver alguno que ya haya visto antes.

Solo el plan familiar me retiene de escapar de Apple TV+

Apple One

Si miramos la comparativa de precio de plataformas de streaming, incluso con las subidas de muchas de ellas, creo que me compensan. No me atreveré a decir que Apple TV+ me parezca cara por 6,99 euros, sin embargo, siento que amortizo más otras aunque me resulten más caras.

Esos 7 euros (redondeando) no me harán rico si los ahorro, como tampoco pobre si los invierto en la plataforma de Apple. Pero es que hay meses en los que ni siquiera veo nada de la plataforma. En esa circunstancia, siento que es mucho más razonable pagar por el servicio durante 1 o 2 meses al año y disfrutar de todas las novedades. Con los grandes estrenos ya en el aire y sin esperas innecesarias para ver temporadas al completo.

Mi gran problema es la suscripción familiar que arrastro. Los paquetes de Apple One en los que se incluyen el acceso a Apple TV+ también han subido de precio, en este sentido sí me compensan por el uso intensivo que hago de otros servicios como los 2 TB de iCloud o Apple Music.

Echando cuentas, he comprobado que la contratación de esos servicios por separado me saldrían más caro que con el plan familiar. Cada miembro de mi familia applelera me paga su parte a final de mes y al final de mi bolsillo solo salen 6,39 euros.

He ahí la clave de captación de Apple. Una vez más, atarte a su ecosistema es la base de todo y estoy convencido de que, como yo, muchos otros se verán unidos a Apple TV+ de la misma forma. De hecho, me constan varios casos cercanos en los que ni siquiera se hace uso de la plataforma. Y he ahí mi clara conclusión de que, Jobs no lo quiera, si un día desaparecen los paquetes de Apple One o mi familia virtual se descalabra, mi amor con Apple TV+ se romperá para siempre. O al menos durante la mayor parte del año.

Temas
Inicio