Cómo limpiar el puerto de carga USB del móvil para dejarlo como nuevo

Cómo limpiar el puerto de carga USB del móvil para dejarlo como nuevo
Sin comentarios

El puerto de carga de nuestro móvil aguanta bastante guerra. Conexiones y desconexiones diarias en las que podemos arrastrar polvo y micropartículas que acaben dañando el propio comportamiento del mismo. Vamos a enseñarte cómo puedes limpiarlo para dejarlo como nuevo, tal y como hicimos enseñándote a limpiar los altavoces de tu teléfono.

Para limpiar los altavoces del puerto de carga te enseñaremos varios métodos, válidos para cualquier puerto, ya sea microUSB, USB tipo C o Lightning, en el caso de que tengas un iPhone. Todos estos procesos deberán hacerse con el móvil apagado para evitar errores de funcionamiento.

Aire comprimido

Aire

El aire comprimido es uno de los mejores aliados para limpiar el polvo, aunque debemos utilizarlo con mucha precaución, ya que un mal uso puede desembocar en que dañemos los componentes. En Amazon tienes pequeños sprays de aire comprimido, que permiten regular la potencia con la que lo expulsamos.

Basta con aplicar de forma suave un poco de aire comprimido en el puerto para que se expulse la mayoría de polvo y suciedad que tenga dentro. La ventaja del aire comprimido es que el bote te servirá para limpiar también otros productos, como el teclado de tu PC y demás aparatos electrónicos.

Cepillo de dientes de fibras medias

The Humble Co Cadflhzzgyo Unsplash

Como ya indicamos a la hora de limpiar los altavoces de tu móvil, los cepillos de dientes son una excelente opción. El único punto a tener en cuenta es que las fibras del mismo sean medias o suaves, para tratar de no arañar el puerto con fibras muy duras.

Aquí basta con limpiar el puerto de forma superficial con el propio cepillo, para ir expulsando los restos que puedan quedar dentro.

Con un palillo o alfiler

Merve Sehirli Nasir Sfubxoglx7g Unsplash

Sí, un palillo puede ser un buen aliado de cara a limpiar algunos trozos de residuo en nuestro puerto USB. La precaución a tener es que no raspemos la parte profunda del puerto, si no sus alrededores. En ocasiones, puede que tengamos algún pequeño trozo de residuo en las paredes del puerto, y rascando suavemente con un palillo podremos limpiarlo.

Con alcohol isopropílico

a

Si no es suficiente con el objeto afilado, siempre puedes humedecerlo con alcohol isopropílico. Si realizamos el proceso con mucho cuidado, este alcohol ayudará a disolver los residuos del puerto. Es importante no usar algodones u objetos que puedan soltar algún tipo de pelo o partícula, ya que acabaremos empeorando el estado del puerto.

Una buena solución es usar toallitas con alcohol isopropílico, bastante económicas y que nos servirán para tener siempre en reserva.

Temas
Inicio