Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

32 gigas y posibilidad de tarjeta microSD: porque el almacenamiento en el móvil sigue siendo importante

32 gigas y posibilidad de tarjeta microSD: porque el almacenamiento en el móvil sigue siendo importante
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
image

Cuando buscamos un smartphone de gama alta uno de los aspectos primordiales para muchos usuarios es su capacidad de almacenamiento. Hablamos de tanto de la memoria interna, la que ya viene instalada en el dispositivo y también de la posibilidad de tener una tarjeta microSD, un aspecto que no todos los dispositivos permiten y un sacrificio que no todos los usuarios quieren hacer. Pero ¿por qué el almacenamiento en el móvil sigue siendo importante?

Cuando el teléfono se ha convertido en el dispositivo de referencia para muchos de nosotros, donde al cabo del día pasamos más tiempo con él que con ningún otro, poco a poco vamos acumulando contenidos que se almacenan en nuestro smartphone, muchas veces se sincronizan con la nube y otras veces simplemente los almacenamos en local para no tener que estar utilizando constantemente la conexión a la red al volverlos a disfrutar.

Cuánto espacio libre me queda en el smartphone

Video Sony

Lo primero que debemos tener en cuenta, y es algo de los que todos somos conscientes, es que dentro de este espacio de almacenamiento interno hay que restar lo que ocupa el sistema operativo, por lo tanto los 32GB que es el estándar en la gama alta no serán del todo reales. Aquí el espacio que se reserva el sistema puede variar en función del sistema, iOS, Android o Windows, pero por lo general va de 4GB a 9GB.

La principal diferencia está, además de las aplicaciones, en las personalizaciones que añaden los fabricantes, en el caso de Android, pero también en las aplicaciones propias que vienen preinstaladas y que muchas veces marcan de forma definitiva la experiencia de usuario en el uso de la cámara de fotos, vídeo o incluyen funcionalidades extras a los que los usuarios no están dispuestos a renunciar.

A esto le tenemos que sumar las aplicaciones que vamos añadiendo nosotros, que también ocupan espacio, que pueden rondar los 50 MB por aplicación o bastante más en el caso de juegos. A medida que vamos utilizando las aplicaciones y acumulan datos, muchas de ellas crecen en tamaño si tenemos que guardar las partidas o cualquier otro tipo de información.

Todo esto hace que un smartphone con 16 GB hoy en día sea, por decirlo de forma sencilla, incómodo de utilizar si no dispone de una tarjeta SD externa y sean los 32 GB el estándar más habitual, que nos podemos encontrar en la gama alta. Además debemos considerar que si tenemos un terminal de este tipo su cámara va a tener una calidad muy alta, y las fotos y vídeos que es capaz de realizar ocuparán una cantidad de espacio considerable que en pocos meses consumen la capacidad de almacenamiento del smartphone.

Diferentes perfiles de usuario, con necesidades de almacenamiento distintas

Las necesidades de almacenamiento no serán las misma para todos los perfiles de usuario. Un usuario básico puede tener fácilmente 4 GB en imágenes y vídeos, 4 en música almacenada, 1 GB en juegos y otro adicional si tiene almacenada alguna película o capítulos de series para ver cuando no tiene conexión a la red. En las aplicaciones también contaría el espacio de almacenamiento que ocupa el backup de apps tan importantes hoy en día como WhatsApp que fácilmente se va a 1 GB de espacio.

Para los melómanos amantes de la música este apartado será protagonista en su almacenamiento. Aquí la tarjeta externa va a ser casi obligatoria, a menos que estén dispuestos a hacer una corta selección de música y prescindir del resto, algo a lo que no todo el mundo está dispuesto. Ya sea con música almacenada para reproducir de forma tradicional o si es suscriptor de Spotify Premium para poder descargar sus largas listas de reproducción, necesitaremos más espacio. Respecto a otras apps de música, en Android Rdio, sin descarga de canciones, ocupa instalada 52 MB y Shazam 26 MB.

Para los amantes de la fotografía el espacio de almacenamiento extra es fundamental ya que exprimirán al máximo la calidad de sus cámaras, tanto en foto como en vídeo y estas imágenes a medida que las guardamos con mayor calidad requieren más espacio de almacenamiento. A la vez también tendrán algunas apps se retoque fotográfico como Pixlr, no suelen ocupar mucho más o menos alrededor de 20 MB. Otras de retoque más profesional como Afterlight están alrededor de 35 MB.

Para el usuario más multimedia, donde además de la música el consumo de series y películas ocupa una parte importante del espacio de almacenamiento del smartphone. Aunque no sea necesario almacenar a máxima calidad, poner una temporada completa de una serie o unas cuantas películas acaban por hacer imprescindible el uso de una memoria microSD para ampliar el espacio de almacenamiento interno.

Por último, los jugones ocuparán una gran parte de su espacio de almacenamiento con estas aplicaciones. Un juego como Real Racing 3, tenemos que descargar unos 50 MB para instalar, pero después ocupa algo más de 1 GB, sólo en su fase inicial. A medida que vamos avanzando necesitamos más espacio ya que descarga más componentes. Otro ejemplo es Fallout Shelter, que necesitamos descargar 142 MB y a medida que aumenta nuestro avance en el juego y tenemos más moradores va añadiendo archivos y necesitando más espacio de almacenamiento. Otros juegos más sencillos y muy populares como Candy Crash están en el orden de los 50 MB de espacio.

Mientras un usuario básico puede tener ocupados 4 GB de espacio con las fotos y vídeos que almacena en un smartphone con una cámara de calidad, o alguien que lo utiliza de forma intensiva como reproductor de música tenga 30 GB con canciones de sus grupos favoritos o el gamer ocupa la mayor parte del espacio con los juegos. Son sólo algunos ejemplos de lo rápido que podemos ocupar el espacio de almacenamiento de un teléfono.

Cuánto ocupan los contenidos que se crean y descargan hoy en día en el smartphone

Almacenamiento Peliculas

La calidad de las cámaras es determinante para elegir un smartphone para muchos usuarios. Para algunos será su única cámara, para los más entusiastas de la fotografía sustituirá a su cámara compacta, pero lo cierto es que a poco que nos pongamos a hacer fotos el espacio de almacenamiento que ocupan se multiplica en un corto tiempo.

El espacio que ocupa una foto puede variar en función del formato en el que se guarda, las condiciones de luminosidad, si utilizamos zoom, si es panorámica o no, etc. Para los móviles que tienen una calidad de cámara que hoy en día ronda los 20 Mpx en la gama alta una imagen no es raro que ocupe menos de 6 Mpx, siempre teniendo en cuenta el formato más habitual JPG.

A esto le tenemos que sumar los vídeos. Si nos hemos comprado un smartphone de gama alta es en muchas ocasiones para aprovechar su cámara, también en el caso del vídeo. Un vídeo a 720p de una hora puede ocupar 500 MB, si subimos la calidad a 1080p ocuparía 1,6GB y si hablamos de calidad 4K, un minuto de vídeo puede estar en torno a 500 MB, dependiendo de la compresión, por lo que aquí si que es imprescindible si queremos utilizar la memoria microSD que nos permita ampliar la capacidad de almacenamiento.

Pero si también vamos a utilizar el smartphone como reproductor multimedia, para ver películas y series offline en algún momento concreto también tenemos que sumar lo que nos ocupan. Ya hemos comentado que depende de la calidad que queramos disfrutar, pero lo cierto es que con pocas películas o capítulos almacenados, casi se hará imprescindible utilizar la tarjeta de almacenamiento externo.

A esto le tenemos que sumar la música, otro de los aspectos básicos para los que se usa un smartphone hoy en día. Tanto si utilizamos Spotify para descargarnos las canciones en su versión premium como si nos pasamos nuestra propia biblioteca de música, una canción nos puede ocupar en formato mp3 aproximadamente 4 MB. Depende de la cantidad que queramos incluir, pero será raro tener una colección que ocupe menos de 15GB por lo que lo habitual es hacer una selección para el teléfono o buscar espacio en la tarjeta externa.

Por último si además nos gusta aprovechar el smartphone para jugar y tenemos varias aplicaciones de juegos diferentes, también son grandes consumidoras de espacio, ya en la primera instalación y que se multiplicará a medida que vaya guardando datos de las partidas que tenemos en marcha, perfiles de usuarios, etc.

La importancia de la tarjeta microSD

Sd Smartphone

Con todo ello vemos que la capacidad de almacenamiento de 32 GB que hoy en día puede tener un smartphone en la gama alta es suficiente para un usuario básico, pero si vamos a hacer un uso intensivo de cámara o queremos tener con nosotros toda nuestra música será insuficiente. En estos casos necesitaremos ampliar espacio con una tarjeta microUSB o ir vaciando de contenidos, sobre todos fotos y vídeos el teléfono de forma periódica. Lo mismo con archivos multimedia o juegos, donde nos tocará elegir qué llevamos con nosotros y de qué podemos prescindir.

A la hora de apostar por almacenamiento externo, es importante elegir una tarjeta con una buena calidad, que nos proporcione valores de lectura y escritura altos para que a la hora de grabar vídeo en 4K, o utilizar funciones como el disparo continuo no sufra retardos si las imágenes se almacenan en dicha tarjeta. Una tarjeta microSD UHS-I Class 3 sería lo recomendable si vamos a utilizarla para este fin.

Si no disponemos de esta capacidad de expansión de almacenamiento siempre se pueden ir borrando las fotos en local una vez sincronizadas en la nube y borrando del móvil o utilizando memorias OTG o similares, pero lo cierto es que no deja de ser un parche incómodo, sobre todo si hacemos un uso intensivo de la cámara y del smartphone como reproductor multimedia.

En Espacio Sony

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos