Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Por qué la pantalla táctil le ganó la batalla al teclado físico: hay razones no tan obvias

Por qué la pantalla táctil le ganó la batalla al teclado físico: hay razones no tan obvias
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
image

Si bien todavía encontramos algunos celulares que incluyen teclados físicos en su diseño, el actual mercado de los smartphones se caracteriza por dispositivos ultra delgados pero resistentes que incorporan grandes y cada vez más sensibles pantallas táctiles. De hecho, son pocos los fabricantes que se atreven a combinar ambas tecnologías y no solo eso, sino que aquellos teléfonos que funcionan mediante botones están enfocados a un público específico: el de la tercera edad.

Sin embargo y aunque parece que las touch screens lleven entre nosotros toda la vida, no hace tanto que empezaron a formar parte de ella. De hecho y aunque el nacimiento de esta tecnología se remonta mucho más atrás, su popularización en los móviles se produjo en 2007 con la aparición del primer iPhone y otros gadgets que siguieron su estela como el LG Prada KE850, el HTC Touch y el Sony Ericsson Yendo, entre otros. Pero analicemos las razones del triunfo de lo táctil.

Los orígenes

Plato E1353176057280

Como decíamos, los orígenes de las displays que funcionan gracias a la presión de nuestros dedos se remontan hasta 1972, cuando un profesor de la Universidad de Kentucky llamado Sam Hurst, presentó un sensor de contacto al que puso el nombre de Elograph. A pesar de que se la considera la gran precursora, no fue hasta 1977 cuando se dio a conocer la primera pantalla táctil en sí misma.

A partir de entonces, algunas compañías decidieron aplicarla. IBM fue una de ellas; que con Brad Marshall liderando la iniciativa, decidió crear su propio sistema para que sus clientes tuvieran la posibilidad de usarla en la pantalla del ordenador. HP, Apple y Palm también comenzaron a hacerlo, aunque la idea no acabó de calar entre los usuarios.

En 1992, incluso, la firma de la manzana llegó a alumbrar al teléfono Simon, sobre cuya display se podía escribir directamente (Newton) gracias a la ayuda de un lápiz y la incorporación de un software que reconocía los trazos de la escritura. Tendrían que pasar 14 años para que el concepto calara.

Cómo funciona una pantalla táctil

Dicho lo cual y antes de pasar analizar cuáles fueron las razones que propiciaron el cambio, conozcamos cómo funcionan estas pantallas. En términos generales, se encuentran formadas por un panel de cristal que, a su vez, se encuentra cubierto por una fina capa metálica que conduce la electricidad. La separación entre ambos elementos es mínima, un espacio por el que circula la energía.

De esta manera, al tocar la pantalla se produce un cambio en el campo eléctrico, algo que le sirve al sistema para localizar dónde se ha producido una merma de corriente. Sin embargo, no es el único método sino que existe otro llamado “de onda acústica” que las hace funcionar mediante unos reflectores que ubica en el vidrio y que hacen rebotar la señal eléctrica.

Index 315754 1280

Las razones del cambio

  • Un contexto propicio: al investigar cuáles fueron los motivos de esta batalla que perdieron los keyboards físicos, no podemos perder de vista la popularización de los smartphones que, hacia el año 2007 ya comenzaban a asentarse. Sus prestaciones, entre las que se incluía, por supuesto, la navegación a Internet, requerían de pantallas más grandes, pero no solo eso, sino también más ágiles de usar.

  • El desarrollo de la robótica: también jugó un papel fundamental en el alumbramiento de sensores táctiles cada vez más precisos, capaces de detectar formas, orientaciones y un largo etcétera que ya puedes suponerte.

  • Permiten la reducción del grosor y peso de los celulares: evidentemente, el teclado lleva aparejados unos gramos extra cuya eliminación se agradece.

  • Brindan la posibilidad de integrar pantallas más grandes en el mismo espacio, es decir, de disponer de “un dos por uno” que ofrece mayores opciones de visualización.

  • Suponen una interacción más directa humano-gadget, con interfaces intuitivas, que responden a nuestros gestos naturales –razón por la cual los benjamines del hogar se manejan con una fluidez sorprendente con nuestros dispositivos-.

  • La reducción de costes: y el lanzamiento de ofertas que hicieron de los terminales unos gadgets mucho más accesibles

  • La mejora de los sistemas de escritura predictiva: de hecho, encontramos un favorito para esta categoría, Swype, ganador del Consumer Product of the year 2010 y que brindó la posibilidad de introducir texto en cualquier pantalla de manera más rápida, superior a cualquier otro método.

El panorama actual

1366 2000 2

Dicho lo cual, los últimos estudios indican que el porcentaje de smartphones con teclado físico en 2014 era del 1%. De hecho, entre este y el año anterior la cantidad de modelos se había visto reducida a 26 modelos. En tal ámbito se colaban marcas como Samsung, BlackBerry, LG, Huawei y Nokia. Una realidad que evidencia una tendencia clara.

En un momento en el que el mercado de la telefonía no deja de anunciar celulares dotados de mejores sensores y en el que algunas de sus principales apuestas se centran en la compatibilidad con un mayor número de gestos y tipos de presiones, no nos extraña.

Uno de los teléfonos que la plasman a la perfección es el Sony Xperia Sola, con Floating Touch incorporado, una característica que le permite detectar nuestras yemas aun sin que estos hayan entrado en contacto con la superficie. En Microchip Technology están haciendo algo parecido para aumentar el espacio de trabajo. Su tecnología opera hasta a 18 centímetros de distancia.

Y tú, ¿cuáles crees que fueron las razones del triunfo de lo táctil?

En Espacio Sony

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos