Sigue a

HTC evolución

HTC es una marca relativamente moderna, fundada en 1997 en Taiwan, y una de las que más fuerte apuestan por el mundo Android. De ella surgieron terminales muy exitosos como Magic, Legend o Desire, y la nueva HTC One es su última creación. ¿Quieres saber cómo han evolucionado a lo largo de todos estos años? A continuación repasamos los teléfonos más icónicos de HTC en el mundo Android.

HTC Magic, el comienzo

Nos remontamos al año 2009. HTC ya había puesto en el mercado la Dream, considerada el primer teléfono comercial con Android y que en España se distribuyó con Movistar. Pero no fue ella si no la HTC Magic la que cosechó grandes éxitos y muy buenas críticas.

HTC Magic

HTC Magic empezó su andadura con Android 1.5 y terminó con la 2.1. Su pantalla era minúscula en comparación con lo que estamos acostumbrados a ver hoy en día, ya que contaba con 3.2 pulgadas y una resolución de 480×320 píxeles, cámara de 3.2 megapíxeles y 288 MB de memoria RAM (aunque la primera versión contó con sólo 192 MB). Un teléfono con el que HTC se dio a conocer en el mundo de la telefonía móvil.

HTC Desire, el inicio de una marca

Magic fue importante y obtuvo muy buenas ventas, pero si hay un teléfono importante para HTC ese es sin duda alguna el HTC Desire. Llegó en abril de 2010 directamente con Android 2.1, pantalla más grande de 3.7 pulgadas (por entonces este tamaño era gigantesco) y cámara de cinco megapíxeles. El procesador era un Qualcomm a 1 GHz. y la memoria RAM se situó en 576 MB.

HTC Desire

HTC Desire era un excelente terminal, pero su éxito no hubiese sido el mismo de no ser porque Google se puso en medio. La compañía del conocido buscador usó el mismo hardware para construir el Nexus One, el primer teléfono “Google” que ha catapultado a la marca ‘Nexus’ como una de las mejores opciones a la hora de escoger un terminal androide.

Nexus One

Tras el modelo original de Desire, HTC también puso en el mercado multitud de dispositivos con la misma marca. Desire HD, Desire Z, Desire S o el más moderno Desire X que por aquí analizamos son sólo algunos ejemplos. La marca inicialmente se posicionó como gama alta y ha terminado con terminales de entrada y gama media que hoy en día continúan vendiéndose y, en algunos casos, siendo buenas opciones en el mercado.

HTC WildFire, pequeña pero guerrera

Con Desire en el mercado copando las gamas altas, HTC vio la necesidad de crear otra marca que abarcase los teléfonos más sencillos y asequibles de su catálogo. Así, un par de meses más tarde nació HTC Wildfire, un primer modelo pequeño (3.2 pulgadas) y con unas especificaciones realmente sencillas en comparación con lo ofrecido por Desire. Era la gama de entrada, un terminal pensado para todos aquellos usuarios que buscaban un móvil barato.

HTC WildFire WildFire y Nexus One

Y esa fue precisamente la razón por la que HTC Wildfire tuvo un cierto éxito de ventas. En España fue el teléfono que las operadoras “regalaban” con la firma de un contrato, lo cual atrajo a muchos. Casi un año más tarde se presentó su evolución, HTC Wildfire S con la misma idea de ser un terminal sencillo y de entrada pero un hardware notablemente mejor.

La sensación de HTC

HTC empezó con G1, Magic y Hero y poco a poco fue aumentando el número de miembros de su familia. Desire, Wildfire o Incredible son sólo algunos de ellos. Si nos movemos ya al año 2011, concretamente al mes de mayo, veremos otra de las grandes marcas de los taiwaneses: HTC Sensation, un terminal que en esta ocasión volvía a atacar al mercado en su gama más alta con unas características en las que destacaba la pantalla, de 4.3 pulgadas y resolución de 960×540 píxeles. Por entonces la mayoría de terminales se movían en 800×480 o incluso inferiores.

HTC Sensation

HTC Sensation llegó con Android 2.3 e incluso ha llegado a ser actualizado a Ice Cream Sandwich, todo gracias al procesador doble núcleo a 1.2 GHz. (una de las primeras CPU de móvil con dos núcleos) y sus 768 MB de memoria RAM. Tras el primer modelo, a finales del mismo 2011 llegaron evoluciones conocidas como Sensation XE y, sobre todo, HTC Sensation XL, que aumentó el tamaño de la pantalla hasta las 4.7 pulgadas aunque, curiosamente, redujo sensiblemente su resolución.

La familia One

Enfilamos la recta final con la familia HTC One presentada el pasado año 2012. Tres terminales que supusieron un cambio de rumbo para la compañía, con diseños muy diferentes respecto de lo antes visto y presentando tres terminales simultáneamente para copar todo tipo de usuarios: One V, One S y el buque insignia, One X (que posteriormente fue relanzado como One X+).

HTC One family

Esta primera generación de teléfonos HTC One cosechó muy buenas críticas entre el público pero no llegó a obtener buenas ventas, algo que se confirmó con los resultados fiscales de HTC para 2012. Es por ello que han intentado replantearse su estrategia con otro teléfono, el presentado estos días.

El HTC One, su nuevo buque insignia

Tras la familia One, HTC hereda de ellos el nombre y presenta el HTC One. Un único terminal de gama alta, previsiblemente entre los más caros del mercado y con un hardware puntero y muy potente.

HTC One

De nuevo un cambio de rumbo. HTC mejora prácticamente todas las características de sus anteriores teléfonos (Qualcomm 600 de cuádruple núcleo, 2 GB de RAM, pantalla FullHD) y, sobre todo, diseña un terminal que para muchos es de los más atractivos que existen, basado en un cuerpo de aluminio. También introduce importantísimas novedades en su cámara y nuevos programas propios, como Blinkfeed o la evolución de su capa Sense.

HTC One

Está claro que HTC One no va a ser el único nuevo terminal de HTC para el año 2013, y esperamos nuevos teléfonos en los próximos meses. Lo que sí es seguro es que es otro cambio de rumbo, otra evolución más en el diseño y en las características con la que intentarán volver a luchar por el trono en el mercado de la telefonía móvil.

En Xataka Móvil | HTC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios