Compartir
Publicidad

Cómo la tecnología móvil está revolucionando la salud: guía de prevención y monitorización

Cómo la tecnología móvil está revolucionando la salud: guía de prevención y monitorización
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Móvil y salud van de la mano. Durante los últimos meses hemos visto cómo los principales sistemas operativos móviles han presentado alguna aplicación específica pensada en la monitorización y cuantificación personal: Android con su Google Fit, iOS con Apple Health y Windows Phone con Salud y Bienestar. No son los únicos: existen en el mercado numerosas soluciones, tanto a nivel de software como de hardware, orientadas al mHealth o a la salud móvil.

El mHealth es un sector en alza, ayudado por el interés de los ciudadanos en los dispositivos móviles (en España se estima que la penetración de los smartphones en 2013 superó en el 84% según Accenture) y los continuos avances en infraestructuras de telecomunicaciones que se han dado a lo largo de los últimos años. Esto, junto a la llegada de las tiendas de aplicaciones, hace que en la actualidad haya aplicaciones de todo tipo orientadas no sólo a monitorizar nuestra salud, sino en muchos casos también a realizar labores de prevención o de seguimiento médico.

En el informe sobre mHealth que presentaba The App Date con la colaboración del Observatorio Zeltia, la Cátedra conjunta Zeltia-Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Wake App Health y Red de Innovación (RDi), las aplicaciones sobre la salud podrían generar un volumen de negocio de 4.000 millones de euros durante 2015 en España. En la actualidad, y siempre según este informe, existen más de 97.000 apps de este sector en el mercado, estando el 70% dirigidas únicamente a los pacientes y el 30% restante a los profesionales sanitarios y a los pacientes.

Las ventajas del mHealth

Mhealth

Con los smartphones, todos llevamos un pequeño ordenador de bolsillo con múltiples funciones. Las ventajas de poner dicha tecnología al servicio de la salud, según la Unión Europea, son las siguientes: permiten un diagnóstico precoz, animan a la prevención más que al tratamiento y hace que los profesionales de la salud gasten un 30% menos de su tiempo en acceder a los datos y a analizarlos.

Pero éstas no son las únicas ventajas de la unión entre salud y dispositivos móviles. En The App Date señalan otros beneficios importantes: el paciente cobra el poder y pasa a ser también consciente y responsable de sus constantes vitales, éste puede modificar sus hábitos y, además, puede darse un almacenamiento inteligente de datos que ayude al estudio y análisis para predecir y prevenir enfermedades con el Big Data.

Finalmente, no podemos dejar de señalar cómo se modifica la relación entre médico y paciente, siendo ambos los beneficiados. El paciente, por un lado, ahorra tiempo al ser más accesible la información sanitaria (tanto a la hora de pedir cita como a la hora de consultar los resultados de unas pruebas o el historial médico). El profesional de la salud, por otro, recibe más información sobre el estado de su paciente gracias a la monitorización, que puede hacerse incluso en tiempo real, lo que ayuda al seguimiento y al diagnóstico.

Monitoriza tu salud y favorece la prevención

Ya hemos visto cómo los dispositivos móviles ayudan a monitorizar nuestra salud y constantes vitales, pero ¿cómo lo hacen? En muchos casos, la propia configuración interna del teléfono permite registrar cierta información, como el número de pasos que el paciente que lo lleva ha dado, la distancia que ha recorrido y las calorías estimadas que éste ha quemado.

Si un teléfono no ofrece estas posibilidades, existen en el mercado numerosas alternativas en forma de pulseras cuantificadoras: unos dispositivos que llevas cómodamente en tu muñeca y automáticamente envían datos sobre tu actividad a tu móvil. Las más básicas contabilizan pasos y poco más, pero algunos fabricantes están apostando por incluir pulsómetro en sus nuevos modelos.

Finalmente están los smartwatches o relojes inteligentes, que también pueden actuar como pulseras cuantificadoras. El Apple Watch, que saldrá a la venta el año que viene, posee un acelerómetro que le ayuda a detectar el movimiento (justo como los teléfonos móviles) pero también incluye sensores biométricos que ayudan a medir y registrar el ritmo cardíaco.

Además de todos estos dispositivos externos, hay otro agente que puede ayudar a la recogida y recopilación de datos: el propio paciente. Es él mismo quien puede tomar nota de otras variables, como su peso, la ingesta de calorías que realiza o las horas de sueño que tiene cada día. Tanto con la información recogida automáticamente como con la que se introduce manualmente, el propio paciente puede monitorizarse a sí mismo y el personal médico puede ver un registro completo del día a día de una persona.

Estas son las apps que puedes utilizar

Cuantificacion
  • Aplicaciones de monitorización: además de las aplicaciones que ofrecen los propios sistemas operativos móviles o el software de las pulseras cuantificadoras, existen numerosas alternativas en el mercado que registran tu actividad: desde apps que almacenan la distancia que has recorrido a otras que te ayudan a saber cuántas calorías has consumido.
  • Aplicaciones de prevención: Si eres alérgico, podría resultarte interesante una app que te avisa del nivel de polen que hay en el ambiente. Otras, como FotoSkin, ayudan a prevenir el cáncer de piel. ¿Que estás muy estresado y tu móvil te lo dice? Entonces quizás tengas que tomar medidas cuanto antes. Son tres ejemplos, sí, pero hay muchos más.
  • Asistente médico digital: otras, como Sanitas, te ofrecen toda la información sobre tu historial médico en un único lugar y también información de interés, como cuál es el centro médico más cercano. Además, permiten realizar otras gestiones, como pedir cita previa online.

Sanitas, toda tu información en tu tableta

Misanitas

Uniendo lo mejor de la tecnología con una asistencia personalizada y monitorización de tus constantes vitales, Sanitas acaba de presentar la nueva versión de su aplicación, que cualquier cliente puede descargar desde aquí. Además, si no eres cliente, puedes darte de alta y llevarte una tableta Samsung Galaxy Tab 3 con la aplicación ya instalada.

¿Qué puedes hacer con la app Sanitas? Además de pedir cita online, consultar la disponibilidad de un médico en tiempo real, acceder a más información sobre hospitales y centros Sanitas o revisar tu histórico de visitas, desde ahora puedes consultar tus informes médicos, seguir tu evolución médica (peso, colesterol, tensión arterial) y añadir información sobre tus hábitos de salud.

Sanitas Embarazo, todo sobre tu salud y la de tu bebé

Sanitas Embarazo

Si estás embarazada o si tu pareja lo está, entonces te puede resultar interesante la aplicación Sanitas Embarazo, una de las mejores apps sobre salud en España según el estudio de The App Date que mencionábamos antes. En tu móvil o tableta podrás almacenar las imágenes 3D interactivas de tu bebé, consultar una guía que te ayudará durante ese tiempo, utilizar el organizador para planificar tus visitas al médico o hacer un seguimiento completo de tu estado: desde la evolución de tu peso o contar las patadas del bebé.

Imágenes | Nicola, Anmatters, Nicola

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos