Síguenos

Jolla Sailfish

Sailfish no es precisamente la opción más potente de un mercado prácticamente consolidado por iOS y Android, donde otros gigantes como RIM o Microsoft intentan hacerse un hueco con bastantes complicaciones.

El sistema operativo de Jolla parece tener la vista puesta en terminales menos capaces, o presentarse como una opción para empresas u operadoras que quieran tomarlo como base para realizar una personalización. Precisamente donde más están avanzando su camino es en China.

Os recordamos que detrás de él hay mucha historia, ya que toma lo andado en MeeGo por Nokia, antes de que se decidieran a pasar a Windows Phone. La gente de Engadget ha tenido acceso a una demostración, realizada sobre un Nokia N950 (un terminal relativamente antiguo), y como podréis comprobar, los gestos son parte elemental del sistema:

Sailfish, lo importancia de los gestos

Algunos detalles que podemos descubrir en el vídeo sobre la interfaz:

  • Comenzando por la pantalla de bloqueo, nos muestra iconos con las principales notificaciones, y se desbloquea deslizando hacia abajo. El sistema se caracteriza por no necesitar botones, y para ello acompañan los gestos con ligeras vibraciones que nos ayuden con las selecciones.
  • En la pantalla de inicio nos encontramos con cuatro iconos en la zona inferior, configurables. Todo el espacio que resta es para mostrar las aplicaciones que se están ejecutando, en forma de tarjetas.
  • En las citadas tarjetas, además de hacer las veces de accesos directos, los desarrolladores podrán incluir controles, haciéndolas interactivas desde la pantalla de inicio, al estilo widget. Por ejemplo, un reproductor de música.
  • Con un gesto hacia abajo desde la pantalla de inicio, accedemos al lanzador de aplicaciones, con un diseño típico de iconos dispuestos en una rejilla.
  • En la interfaz no siempre hay botón para volver, el conocido como back, sino que la navegación hacia atrás se realiza con un gesto de izquierda a derecha.
  • En muchas pantallas tenemos acceso a un menú contextual que se sitúa encima de la misma y se desvela arrastrando la pantalla hacia abajo. Sin soltar el arrastre nos aparecerán las diferentes opciones contextuales. En el vídeo hay varios ejemplos, como en la pantalla de un contacto, podemos editar o eliminarlo con el citado gesto.
  • Un gesto horizontal desde el marco derecho hacia adentro nos va dejando ver las aplicaciones abiertas, el estado de la batería o la conexión. Podemos volver hacia atrás, a la pantalla en la que estuviéramos, sin terminar de realizar el gesto.

Jolla

Otro de los aspectos que os descubrimos en su presentación es “Ambience”, una funcionalidad con la que la gente de Jolla quiere que el sistema se personalice en torno a una imagen de fondo que elijamos.

Sobre la aparición del primer teléfono con sistema operativo Sailfish, no tenemos demasiada información, pero según los datos que comunicaron antes de la presentación, se espera para el segundo trimestre de 2013.

Además de moverse más por China que por mercados europeos, la gente de Jolla ha anunciando su primer acuerdo con una operadora finlandesa, DNA, que tendrá un hueco para su teléfono.

Vía | Engadget
En Xataka | Sailfish, el sistema operativo de Jolla

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios