Compartir
Publicidad
Mensajes de emergencia, alertando a la población de riesgos inminentes mediante sus teléfonos
Conectividad

Mensajes de emergencia, alertando a la población de riesgos inminentes mediante sus teléfonos

Publicidad
Publicidad

Con tantas funciones que traen actualmente los smartphones, estamos dejando atrás aquellos usos primitivos de los primeros teléfonos: llamar y enviar mensajes. Las nuevas opciones pueden ser muy útiles y de gran ayuda en muchas ocasiones, pero no hace falta tener un smartphone de última generación para que nuestro teléfono se convierta en una herramienta que nos alerte de situaciones de emergencia.

Dados los últimos sucesos en Nueva York y Nueva Jersey, durante la tarde de ayer y en la búsqueda del responsable de las bombas colocadas en ambos lugares los usuarios de las zonas afectadas recibieron un mensaje en sus móviles, con el nombre del sospechoso y su edad, invitando a consultar los medios de comunicación para conocer su aspecto y en caso de verlo avisar al servicio de emergencias. Pero ¿de dónde salen o quién envía ese tipo de mensajes? Vamos a conocer más a fondo cómo funcionan los mensajes de radiodifusión de emergencia.

Los WEA (Wireless Emergency Alerts) o mensajes de alerta de emergencias llevan en funcionamiento en Estados Unidos desde el 2012. El Congreso del país aprobó una ley en 2006 (seis años antes, sí) para la creación de un sistema de alertas ante distintas emergencias, que llegasen a todas las personas que estuviesen presentes en el área afectada. Las alertas podrían tener tres orígenes: mensajes presidenciales, de amenazas extremas o severas (ya sea por condiciones meteorológicas o por actos de terrorismo) y de menores desaparecidos (AMBER).

El móvil como herramienta ideal

El sistema incluye la difusión de mensajes por radio y televisión, pero con tantos móviles en la calle, éstos podían ser también realmente útiles para difundir dichos mensajes. La ventaja de usar los móviles de los usuarios para enviar este tipo de mensajes, además de estar presentes en los bolsillos de la mayoría de las personas, es que permiten conocer dónde está cada una gracias al posicionamiento por antenas, incluso aunque no tenga una SIM insertada.

Los mensajes normalmente afectan a una ciudad o estado concretos, por lo que las agencias autorizadas a enviar las alertas sólo tienen que seleccionar a qué área quieren mandar el mensaje. Son los operadores de telefonía móvil colaboradores los encargados de determinar qué clientes se encuentran en dichas áreas (residan allí habitualmente o no) para que les llegue la alerta.

La alerta en sí no es más que un SMS con datos muy concretos ya que su longitud no ha de superar los 140 caracteres y solo contiene texto plano. Así, hemos visto como el mensaje enviado ayer para localizar al supuesto culpable de las bombas de Nueva York y New Jersey solo contenían el nombre, la edad y el sexo del mismo. El mensaje recibido por los usuarios en Nueva York el pasado invierno debido al temporal también fue muy escueto:

Mensaje WEA del temporal de invierno en Nueva York

El servicio de mensajes de alertas de emergencia es especialmente útil en el caso de menores desaparecidos. Verificada la existencia de la desaparición y que el niño se encuentra en una situación de riesgo, las autoridades locales mandan a los usuarios de la zona un mensaje describiendo al niño y/o al posible secuestrador, lo que puede ser vital, ya que en esos casos el tiempo apremia, y avisar a la ciudadania con rapidez puede ser clave para que la alerta se cierre con éxito.

Los mensajes de alerta son especialmente útiles en la desaparición de menores, dada que la celeridad a la hora de actuar es vital

Las alertas se pueden recibir en una amplía variedad de teléfonos de distintos fabricantes y normalmente están activadas por defecto, aunque se pueden desactivar manualmente. En Android la opción Radiodifusiones de emergencia está habitualmente en el apartado "Más" del apartado "Conexiones inalámbricas y redes" mientras que en iOS se encuentran al final de la opción Notificaciones de los ajustes. Todos los mensajes son desactivables menos los presidenciales y en algunos casos se puede cambiar el tono o la repetición de este tipo de alertas.

¿Son exclusivos de EEUU? No del todo

Y como habéis podido comprobar, hasta ahora solo hemos hablado de un servicio de Estados Unidos, y es que lo cierto es que la idea original viene de allí y otros países solo han adoptado parte de la forma de actuar del país norteamericano. El servicio AMBER, que recibe su nombre de una niña desaparecida y hallada sin vida tras cuatro días de búsquedas en 1996, está implantado en países como México, Canadá, Francia o Italia, aunque cada país tiene distintas vías para transmitir el mensaje.

A pesar del éxito demostrado por AMBER, en España no se ha implantado nunca. Lo más parecido que hay es un servicio gestionado por la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) a través del número de teléfono 116000 que se coordina con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para buscar niños desaparecidos. El número está implantando igualmente en otros países europeos, siempre gestionados por entidades no gubernamentales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos