Sigue a

HTC Desire X

Cuando pude probar las HTC One allá por el MWC de 2012 me causaron una muy grata sensación. Pensaba que era el conjunto de teléfonos móviles de HTC para todo el 2012, y que se mantendrían hasta el siguiente MWC ya en el año 2013. Sin embargo, aquellos tres modelos (X, S y V) han sufrido la llegada de otros cuantos hermanitos pequeños entre los que se encuentra la HTC Desire X que hoy analizamos.

Estamos ante un teléfono Android de gama media y buenas características que se ha comportado realmente bien en muchos de los aspectos del uso diario. Es un teléfono que, curiosamente, compite con el HTC One V con hardware prácticamente similar pero en un formato algo distinto que, precisamente, es su principal diferencia.

Experiencia de uso y diseño

Es relativamente grande, 4 pulgadas, que aunque a día de hoy pueda parecer mínimo hace unos años era un tamaño enorme. Para mi es suficiente y su formato de pantalla ancha es realmente cómodo para muchas aplicaciones. En vídeo, sin embargo, quedarán las típicas franjas negras que pueden molestar a algunos usuarios.

HTC Desire X análisis

El sistema operativo es Android 4.0.4 ‘Ice Cream Sandwich’ y por ahora no hay una fecha anunciada de una posible actualización a Jelly Bean, con lo que parece que habrá que conformarse con esta versión durante unos cuantos meses. Además de las novedades relativas a Android, HTC implementa la capa HTC Sense 4 que es una de las que más gustan a la comunidad, destacando una diferente interfaz en los menús. Da un aspecto moderno y añade una serie de funciones bastante cómodas, como por ejemplo un vistor del estado meteorológico muy potente tanto estética como funcionalmente, o múltiples widgets bastante resultones.

HTC también añade lo que cada vez viene siendo más habitual en sus terminales: Beats Audio, que no es más que un software muy concreto que aplica mayores graves a la música en reproducción. Por si alguien no lo quiere, puede desactivarse sin mayores complicaciones.

Quizá los principales puntos débiles del HTC Desire X los encontraremos en la parte externa. El diseño me parece muy acertado, en nuestro caso con una carcasa trasera blanca y múltiples curvas a lo largo de todo el dispositivo. Sin embargo, da una sensación de demasiado plástico a pesar de las dos líneas metálicas superior e inferior, donde se sitúan altavoz y micrófono. No parece un teléfono muy robusto, aunque es necesario afirmar que en el mes y pico de uso no ha sufrido ningún rasguño excepto en la pantalla – sin Gorilla Glass – donde tiene un par de pequeñas marcas.

HTC Desire X análisis

La parte trasera está dominada por esa carcasa blanca en plástico junto a una zona metálica donde se alberga la cámara, y que sirve como un muy buen detalle de diseño. Otro punto importante son los botones. En la parte de arriba, en el centro, tendremos el botón de desbloquear el dispositivo y en los laterales los dos de volúmen que sobresalen muy poco y muchas veces se confunden. En el lado contrario estará el microUSB de carga.

El teléfono me ha gustado estéticamente, pero los botones son mejorables en lo referente a que tienen muy poco recorrido y sobresalen muy poco del resto de la carcasa. El plástico utilizado en todo el teléfono es otro de los puntos a mejorar, aunque tenemos que tener en cuenta que se trata de un terminal de gama media donde otros materiales suelen ser realmente extraños de ver.

Rendimiento y benchmarks

HTC Desire X Quadrant benchmark El hardware del HTC Desire X se sustenta sobre un procesador Qualcomm Snapdragon MSM8225 de doble núcleo a 1 GHz., una GPU Adreno 203 y todo acompañado de 768 MB de memoria RAM y 4 GB de almacenamiento interno ampliable mediante microSD. La pantalla es de 4 pulgadas y cuenta con una resolución de 480×800 píxeles (233 ppi). A continuación los resultados de algunos benchmarks para que los podáis comparar con vuestros propios terminales:

  • AnTuTu benchmark v2.9.4: 4951 puntos (total)
  • NenaMark 2: 35.7 fps
  • Neocore: 58.2 fps
  • Quadrant Standard: 2165 puntos
  • Quick Benchmark: 2476 puntos
  • Vellamo 2.0 HTML 5: 1168 puntos
  • Vellamo 2.0 Metal: 302 puntos
  • Vellamo 2.0 Octane benchmark: 730 puntos

Cámara y audio

Uno de los puntos donde más diferencias existen entre los actuales teléfonos móviles es en la cámara. El HTC Desire X tiene un sensor de 5 megapíxeles con autofoco y flash LED que no ha demostrado un mal funcionamiento. Os dejo con unas cuantas fotografías en varios ambientes:

Ver galería completa » Fotografías de prueba de HTC Desire X (22 fotos)

Se comporta bien en ambientes con mucha luz, y regular con poca luz donde aparece mucho grano o se pierde enormemente el color. Lo que menos me ha gustado es que no graba vídeo en alta definición, ni siquiera 720p. Se queda en un escasa resolución 480p en 30 imágenes por segundo, que estaba bien hace unos años pero que a día de hoy se queda muy corto para la tecnología actual. Muchos otros teléfonos equivalentes en gama sí son capaces de grabar vídeo en 720p sin ninguna complicación, y no hay explicación para que el Desire X no lo haga más allá de una deficiencia a nivel de software.

HTC Desire X

Por último, el apartado del sonido está dominado principalmente por integrar la tecnología Beats Audio que HTC ha implementa en prácticamente todos sus teléfonos móviles. El altavoz externo no es de lo mejor del mercado y hay otros teléfonos que suenan mucho más y mejor.

Conclusiones

HTC Desire X no es mal teléfono y será un dispositivo interesante para los que buscan algún terminal de HTC dentro de la gama media. Sus características son positivas y el sistema operativo se mueve fluido sin mayores complicaciones, salvo por algunos parones muy concretos en ciertas aplicaciones exigentes.

HTC Desire X análisis

En videojuegos no he tenido el más absoluto problema en ningún momento. Quizá al cambiar de nivel en algunos títulos se nota que la CPU es la que es y que el terminal es una gama media, teniendo que esperar unos muy pocos segundos que en otros teléfonos no ocurre. Algo parecido pasa también con la cámara, donde el arranque no es instantáneo, si bien una vez la aplicación está abierta la “captura” sí es casi al instante.

HTC Desire X análisis

En cuanto a la experiencia de uso, HTC Desire X es un teléfono que se adapta perfectamente a la mano. No es de los más grandes del mercado y esto permite que podamos llegar a cualquier parte de la pantalla sin ninguna molestia. Además, su anchura es muy cómoda para escribir en el teclado virtual o para ver un vídeo con la pantalla en horizontal.

El gran problema que tiene HTC Desire X a día de hoy tiene un nombre propio: Nexus 4. El nuevo teléfono firmado por Google entra en la misma franja de precios, unos 300 euros, y lo hace con mejores características. El futuro de la Desire X será difícil a pesar de ser un teléfono aceptable.

Ver galería completa » HTC Desire X, análisis (20 fotos)

El teléfono ha sido cedido para la prueba por parte de HTC. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | HTC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios