Sigue a

Jugando en el parque

Cada vez usamos más el smartphone y este consumo se traslada a nuestro día a día: lo tenemos delante cuando charlamos con más gente, en definitiva: es parte de nuestra vida. Nos aporta muchas cosas buenas, como estar siempre conectados, aunque a veces también puede traducirse en problemas.

En Estados Unidos, el número de accidentes no mortales infantiles ha aumentado un 12% entre el 2007 y el 2010. Un hecho que ha preocupado a muchos pediatras ya que durante años y años esta tasa ha ido bajando de forma progresiva y ahora vuelve a subir. ¿La causa? Hay quienes creen que los teléfonos móviles.

Para argumentar esta afirmación un periodista del Wallstreet Journal relaciona el aumento de smartphones en Estados Unidos con el número de accidentes. Todo basado en una observación previa donde un padre perdió la atención de su hijo, que sufrió un golpe, mientras usaba su teléfono móvil.

La hipótesis de Ben Worthen no es del todo consistente. ¿Existe una relación causa efecto entre estas dos variables? Estamos de acuerdo en que ambas han aumentado pero no existe, a priori ningún nexo de unión entre ambas.

Según las estadísticas de la Comisión de seguridad del gobierno de los Estados Unidos ha aumentado el riesgo de ahogamiento y los accidentes de piscinas frente a otras como caídas, golpes y heridas. ¿Esto demuestra que el aumento de consumo de los teléfonos móviles está relacionado? No.

Entiendo que las intenciones de Worthen hasta cierto punto son buenas: cuidado, hagamos más casos a nuestros hijos cuando estemos con ellos y no tanto a la pantalla del móvil. Sin embargo, de la manera en que defiende su discurso da a entender que el problema en ese, cuando no puede aportar ninguna conexión sólida.

Aumentan los accidentes infantiles pero ¿hay relación directa con los smartphones?

Estadísticas accidentes infantiles

Con este comentario tampoco quiero desacreditarle. Estoy de acuerdo en que el smartphone es una distracción más y que al estar todo el día con él es posible que más de un padre se despiste pero a falta de pruebas, me cuesta creer que el único, o el principal, factor que ha impulsado este número de lesiones es la utilización de un teléfono móvil.

Hay varios estudios, como bien señala, que demuestran que el móvil distrae más que otros medios a las personas adultas y que cuesta volver a cogerla en otro tema. También hay informes, con muestras muy pequeñas, donde se aprecia que parte de los accidentes son debidos a distracciones del padre, pero sin especificar el qué.

También usa casos puntuales, como el de un niño que falleció mientras su madre estaba distraída escribiendo en Twitter. De acuerdo, es un hecho pero ¿es un hecho generalizado o simplemente una noticia que adquiere relevancia mediática? Como aquella mujer de Estados Unidos que mató a su hijo mientras jugaba a Farmville.

De momento no hay ningún estudio que relacione que existe una correlación entre smartphones y accidentes. Se pueden observar tendencias pero científicamente no hay ninguna prueba estadística que demuestre objetivamente que son la principal causa. Quizá con el tiempo, como pasó con los accidentes de tráfico se descubra que son un problema. De momento es pronto para sacar conclusiones en claro y hacer salta la alarma.

Nos gustaría escuchar vuestra opinión. ¿Creéis que los móviles son una causa directa de los accidentes infantiles?

Vía | Wall Street Journal
Foto | Flickr
En Bebe y más | Los dispositivos móviles, enemigos de los ángeles de la guarda

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios