Sigue a

Meizu MX 4-Core

Desafortunadamente para los chicos de Meizu éste no está resultando ser un muy buen año y, pese a ser la primera empresa en anunciar un smartphone tetra-núcleo, las ventas del mismo no están acompañando.

Para entender los malos resultados cosechados por un teléfono con casi idénticas prestaciones que el Galaxy S3 de Samsung y mejor precio que éste, debemos intentar adentrarnos un poco más en la mentalidad de los potenciales compradores – siendo que solo se vende en China y Hong Kong, los chinos -.

Crónica de una muerte anunciada

Pese a ser un teléfono que inicialmente prometía mucho, el impacto inicial se vio diluído debido a diversas causas, la primera y más evidente, el precio: alrededor de 350€ por la versión tetra-núcleo con 32GB de ROM y 450€ por la de 64GB que, aunque para nosotros represente un descuento interesante respecto a terminales similares – Samsung Galaxy S3, como decíamos -, para un chino medio sigue estando un poco alejado del precio “ideal”.

Como bien digo, el comprador de clase media en China normalmente no desembolsa estos precios por terminales de este tipo y, si está dispuesto a gastarse tanto dinero en un teléfono de gama alta, prefiere hacerlo en uno con marca de renombre, puesto que existe la creencia – igual que muchas veces pasa también en España -, que lo que viene de fuera siempre es mejor, poniendo en posición ventajosa terminales como el iPhone 4S o el Samsung Galaxy S3.

Más allá del precio, otro de los fallos de la compañía de Zhuhou ha sido la fecha del lanzamiento, realizándose después de varios retrasos empezando a venderse justo un mes después de la salida del Galaxy S3, quedando a su sombra.

MX 16GB

A todo esto hay que sumarle unos cambios de nombre a última hora, renombrando el Meizu MX de dos núcleos a Meizu MX Dual-Core y el Meizu MX de cuatro núcleos inicialmente a Meizu MX Tetra-Core para acabar llamándolo Meizu MX 4-Core, que unido a una falta de una buena campaña publicitaria, hizo que el terminal en sus inicios no acabase de despegar.

Si nos centramos en el terminal en sí, visualmente no hay queja alguna, personalmente creo que son unas líneas muy cuidadas y los componentes dan la talla, ahora, tiene fallos de diseño imperdonables, como por ejemplo, la colocación del altavoz justo en el punto en que la palma de la mano de un usuario diestro ejerce más presión, dificultando la salida del sonido cuando se sujeta con firmeza, la colocación de la cámara, en el medio, justo en el punto que una persona coloca los dedos al tomar una foto – si lo habéis probado estaréis de acuerdo conmigo que si no tapas la cámara tapas el flash -, o que el botón “Home” sobresaliese de tal forma que no pudieses meterlo en un bolsillo sin que se presionase y se fundiese toda la batería… Supongo que el hecho de usar micro-sim en vez de una tarjeta sim normal o que la batería no fuese intercambiable, tampoco habrían ayudado en las ventas.

Pero es que aún así, si nos olvidamos de los inconvenientes físicos que presenta el terminal, nos llevaremos las manos a la cabeza debido a los de software que, aunque visualmente nos presente un entorno muy bonito y similar a iOS, en realidad es una castaña. Han cogido lo mejor de Android y lo han destripado, dejando un entorno – repito – muy bonito pero extremadamente limitado y falto de carisma.

Dicho esto, paso a contaros un par de problemas que no tienen perdón de la personalización que viene de serie en el teléfono FlyMeOS (basada en Ice Cream Sandwich): no existe el teclado apaisado, así que escribir un sms, un whatsapp, un e-mail o una nota se puede convertir en un infierno, si son largos; así mismo la cámara solo tiene un sentido para hacer las fotografías, con tan mala pata que te fuerza a dejar los botones físicos en la parte inferior izquierda…

Afortunadamente se puede rootear y ponerle Android ICS sin personalización alguna.

El sucesor está a la vuelta de la esquina

Aún así, Meizu lo va a tener complicado frente a su principal competidor, Xiaomi Tech, que el martes que viene lanzará su Xiaomi M2, con unas características ligeramente superiores a las de los actuales Meizu MX 4-core y unos precios más atractivos que han obligado a los de Zhuhou a lanzar recientemente una versión con 16GB de ROM por 2399rmb (poco menos de 300€), aunque el terminal de Xiaomi con estas características se empezará a vender por 1999rmb (menos de 250€), con lo que parece que Meizu no acaba de entender bien cuáles son sus desventajas respecto al resto de marcas chinas o qué es lo que sus potenciales clientes quieren en un terminal de gama alta.

Meizu MX2 Frontal

Así mismo, este fin de semana se han filtrado varias fotos del frontal del nuevo terminal que prepara Meizu, y que confirma la filtración anterior a principios de mes de un terminal de pre-producción, el MX2 (nombre no oficial, aún), que contaría con una pantalla de 4.4 pulgadas IGZO de Sharp, con una resolución FullHD (1920×1080 píxeles), un procesador Exynos 4 Quad a 1.6GHz, 2GB de RAM y finalmente dejaría de lado el uso de botones físicos.

Esperamos, por el bien de Meizu, que esta vez se pongan las pilas, ofrezcan un producto competitivo con novedades tangibles y un software decente y vuelvan a ser la empresa que hace años reventó el mercado en China e hizo sombra a Apple en China con sus reproductores de MP3.

Más fotografías del frontal | MeizuMe

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios