Compartir
Publicidad

Pixel XL, review con vídeo

Pixel XL, review con vídeo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acabaron los Nexus, pero llegaron los Pixel. Google presentó sus nuevos teléfonos inteligentes hace poco más de un mes y aunque EE.UU, Reino Unido y Alemania son los únicos países que -a priori- podrán disfrutar de ellos, Google nos ha concedido la oportunidad de probarlos en persona -más allá de lo que pudimos en su presentación oficial- y tras varios días con él entre las manos, podemos contaros muchas cosas interesantes sobre el nuevo buque insignia de Google.

Entre las muchas preguntas que os deben asaltar sobre los Pixel seguramente se encuentren todo lo relacionado con Google Assistant o con su cámara, de la que tanto se ha hablado desde su presentación. Si queréis responder a todas estas dudas, aquí tenéis como siempre el análisis a fondo y con vídeo del Pixel XL, el smartphone que presume ser el mejor del mercado actual.

Google Pixel, análisis en vídeo

Diseño contenido pero con especificaciones superiores

Si hay algo que nos sorprende del diseño de los Pixel a primer golpe de vista es, sin lugar a dudas, esa mezcla de materiales tan heterogénea. Sobre un cuerpo metálico unibody encontramos, una parte posterior con la mitad fabricada en metal y la otra mitad en cristal cuyo acabado brillo nos produce el efecto óptico de parecer plástico. El motivo por el que se ha añadido esta parte de cristal en la trasera es la de evitar tanto sobrecalentamiento, que suele afectar bastante a los unibody metálicos, especialmente en el rendimiento y la conectividad.

Dentro del cristal encontramos la cámara principal que no sobresale nada gracias a que el terminal es algo más grueso que la media. También tenemos los sensores de enfoque y el micrófono trasero, además del lector de huellas dactilares. Cabe resaltar que el funcionamiento del lector de huellas es intachable y además no sólo puede ser utilizado como mecanismo de seguridad, sino que también podemos habilitar funciones adicionales que nos permiten, por ejemplo, deslizar la barra de notificaciones con solo deslizar el dedo por el sensor.

Pese a su tamaño es un móvil muy manejable con un sola mano...

Para hablar de la parte delantera del Pixel XL no vamos a tener que extendernos demasiado, ya que además de una pantalla de 5,5 pulgadas AMOLED QHD -de la que hablaremos más a fondo a continuación-, encontramos dos marcos superior e inferior de dimensiones quizás demasiado exageradas.

El fin de estos marcos no está muy claro, ya que si bien los encontrábamos en los Nexus 6P, estos servían para integrar los altavoces frontales, pero en el Pixel XL el único altavoz que tenemos se encuentra en la parte inferior, con el consecuente riesgo de ser cubierto con el dedo durante el uso del teléfono de manera apaisada. Salvo este inconveniente, el sonido del altavoz ofrece buena calidad y nitidez de audio.

Pixel XL, lo sentimos, no tienes la mejor pantalla del mercado

Volviendo a la pantalla, si bien hemos pasado a una AMOLED QHQ con una resolución de 2560x1440px y 530 ppp de densidad, no es definitivamente la mejor pantalla que encontramos montada en un smartphone a día de hoy. El brillo y la fidelidad en los colores mostrados no es tan buena como esperábamos, pero la pantalla cumple en diferentes condiciones lumínicas sin hacernos sufrir demasiado.

Google Pixel XL

Google Pixel XL, nos gusta tu potencia

Durante las pruebas realizadas al teléfono hemos podido comprobar que el Pixel XL no alardea en vano del chip que lleva en sus entrañas, un Qualcomm Snapdragon 821, el quad-core más potente del mercado apoyado por 4GB de RAM. Con esta CPU como premisa, el teléfono nos ha regalado potencia y fluidez ejecutando todo tipo de aplicaciones.

Pero no solo de SoC vive el Pixel XL, ya que también ayuda a que se ejecute con magna armonía un software liviano, sin bloatware y sin ningún añadido, que no deja disponible solo aquello que vamos a utilizar realmente. Huelga decir que el Google Pixel XL hace uso de Android 7.1 Nougat, la última versión del sistema operativo de Google.

Google Pixel XL

La batería bien, gracias

Otro apartado que debemos considerar a la hora de hablar de rendimiento en un terminal es su autonomía. En ese sentido, el Google Pixel viene dotado con una batería de 3450 mAh que cumple con el binomio de la autonomía perfecta en un terminal de sus características: un día de duración con uso exhaustivo y sistema de carga rápida.

Concretamente, en nuestras pruebas hemos concluido que la batería del Pixel XL nos permite funcionar sin miedo durante un día completo, incluso con la pantalla funcionando al máximo de su capacidad de brillo durante una media de 5 o 6 horas.

Quick Charge de Qualcomm nos devuelve la vida en poco más de una hora...

Por su parte, el sistema de carga rápida Quick Charge de Qualcomm, nos lleva hasta el 70% de carga en aproximadamente una hora y con solo media hora más podemos tener nuestro Pixel al 100%.

Cámara a la altura y software de primera

Google presumió mucho de cámara en la presentación de los Pixel y ahora le toca demostrar que era cierto lo que decían. Por una lado tenemos un sensor Sony Exmor RS 378 de 12,3 megapíxeles en la cámara frontal que, dada su naturaleza per se, debería darnos un buen resultado. Pero como en esto de la fotografía son varios los factores que condicionan el resultado final, hay otros puntos que debemos tener en cuenta.

Por una parte Google se carga el sistema de estabilización óptica y lo compensa con píxeles más grandes y su nuevo sistema HDR+. Pese a que puede asustar un poco esto de disparar sin estabilizador, es cierto que el nuevo HDR hace muy bien su trabajo y casi siempre da en el clavo cuando tomamos una fotografía, incluso en las peores condiciones.

No es la mejor cámara, pero sí una de las mejores del año...

En resumidas cuentas, la cámara mejora considerablemente respecto a la del Nexus 6, situándose así al mismo nivel que las del iPhone 7 Plus y el Galaxy S7 Edge,pero no rebasándolas en calidad de resultados. Además, debemos anotar que hay un problema con un "halo" que aparece en algunas fotografías cuando el sol incide en un ángulo concreto, aunque Google ha prometido corregirlo en su próxima actualización.

En materia de software recordamos que los Google Pixel son los únicos smartphones que por el momento incorporan una versión de Android exclusiva (Android 7.1 Nougat), y con ella, el lanzador de aplicaciones Pixel Launcher y por supuesto, el tan esperado rival de Siri, Google Assistant.

1366 2000 4

De Google Assistant podemos decir muchas cosas pero la primera de ellas no es buena. Y es que el esperado asistente no se encuentra disponible en español y para poder utilizarlo tendremos que configurar el teléfono en inglés. Así que todos aquellos que pensabais haceros con un Google Pixel en alguno de los países en los que se encuentra a la venta, aseguraos de que manejáis el idioma anglosajón antes de nada.

El asistente es capaz de entender de qué hablamos desde el contexto que hay en pantalla, por ejemplo una conversación o una búsqueda en Chrome, pero no es mucho más "inteligente" que Siri, es decir, es una versión más avanzada del ya integrado desde hace tiempo Google Now.

En resumen: diseño escueto, potencia impecable y prestaciones correctas

El diseño del Pixel XL deja mucho que desear, quizás peca de industrial, sobre todo porque hablamos de un teléfono posicionado directamente en la gama alta -con su consecuente rango de precio-. Quizás este diseño le aporta algo bueno: un plus de resistencia en el hardware, algo que agradeceríamos encontrar en otros teléfonos de las altas esferas como los iPhone.

La cámara ha quedado casi a la altura de las expectativas, y decimos casi porque no se posiciona como la mejor sino que empata con las mejores. El software le anota el tanto ganador, ya que sabemos que no será fácil disfrutar de un manejo tan ligero en otros terminales con este sistema operativo.

Seguimos sin saber si llegará oficialmente a España o Sudamérica, pero lo que sí sabemos es que equiparando su precio de salida en EE.UU o Alemania, el teléfono podría llegar a nuestro país con una etiqueta que marque los 759 euros en adelante.

En Xataka | Pixel XL, análisis: el mejor smartphone Google hasta la fecha

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos