Sigue a Xataka Móvil

Menudo Sabado de tragedias vandálicas que llevamos, increíble lo que es capaz de provocar la maldad humana. Hace unas semanas nos sorprendía la noticia de la explosión de un flamante Samsung Galaxy SIII conectado a un cargador de coche, de la que se hicieron eco nuestros compañeros de Xataka Android.

Pues resulta que Samsung, tras contratar a una empresa que investigara el origen de la deflagración del dispositivo, ha concluido que la causa del fuego provocado en el teléfono es de origen externo a él, concretamente provocada por un microondas.

Traducimos las declaraciones de Samsung:

La fuente de energía responsable de generar el incendio ha sido determinada como externa al dispositivo, y el dispositivo no ha sido responsable de la causa del fuego.

La única manera posible de producir un daño como el que presenta el dispositivo afectado es introduciéndolo o introduciendo sus partes en un microondas doméstico.

Por si fuera poco clara la declaración de la compañía coreana, el propio dueño del terminal, dillo2k10, se ha retractado de su declaración inicial y ha confesado que el daño se lo hizo otra persona, tras intentar revivir el terminal, que fue mojado.

Traducimos la declaración de este maleante:

Quisiera retractarme de mi declaración original. El daño del teléfono fue causado por otra persona, que estaba intentando recuperar el teléfono del agua, lo que provocó el daño posteriormente presente en el teléfono. Ocurrió debido a una gran cantidad de energía externa y no fue un fallo propio del terminal. Esto no fue deliberado, pero sí un error estúpido.

Muy bien dicho: La estupidez humana no tiene límites, queridos lectores. ¿Tomará Samsung alguna medida para darle una lección a este usuario?

Vía | Daily Mobile

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios