Compartir
Publicidad
El debate está servido, ¿son mejores las apps con versión web o las apps nativas?
Aplicaciones

El debate está servido, ¿son mejores las apps con versión web o las apps nativas?

Publicidad
Publicidad

Los usuarios de smartphones quieren que sus terminales sean útiles y a la hora de la verdad, muchos buscan en la web lo que quizá podrían lograr a través de una app instalada en su teléfono. Esto último requiere de un proceso que no todos conocen o no todos quieren: buscar la aplicación correcta e instalarla previa comprobación de la compatibilidad, espacio disponible y funcionalidades varias.

Es la eterna lucha entre las apps nativas para cada sistema operativo y las aplicaciones web que dieron un paso adelante con la llegada de las PWA o Aplicaciones Web Progresivas. Éstas permiten realizar bastantes tareas directamente desde una web adaptada a móviles sin necesidad de que las instalemos y, llegado el momento, podemos instalarlas sin problema yendo un paso más allá.

A favor o en contra de las aplicaciones web progresivas, (Microsoft lo está intentando con uno de sus proyectos) lo cierto es que cuentan con ventajas reales sobre las nativas y un desarrollador se ha lanzado a enumerar estas últimas aportando datos bastante concretos. El futuro será o no de las aplicaciones web, pero éstas tienen un potencial innegable que se explota cada vez de forma más eficaz, como vamos a ver ahora. Pero empecemos por el principio.

¿Qué son las aplicaciones web progresivas?

Pwas

Habitualmente mencionadas por su nombre en inglés, progressive web apps, o por sus siglas, PWAs, se trata nada más y nada menos que de aplicaciones que utilizan capacidades web más avanzadas, como las ofrecidas por HTML5 y los services workers, para ofrecer una experiencia de uso muy similar a la que podemos encontrar en una aplicación instalada en nuestro teléfono móvil. En ocasiones, incluso mejores.

Las PWAs tienen ventajas fácilmente enumerables como la primera y más importante, no tenemos que instalarlas. Nos libramos así de prescindir de espacio dentro de nuestro teléfono móvil que en ocasiones es limitado, aunque requieren de una conexión a internet constante. Algo que, por otra parte, no es tan díficil a día de hoy.

La tecnología tras las PWAs permite velocidades de carga que hacen que la app parezca local a todos los efectos

Estas aplicaciones web progresivas ya pueden enviar notificaciones push directamente a nuestro teléfono móvil y en muchas ocasiones disponen de un modo para pantalla completa, de forma que el navegador desaparece de nuestra vista durante el tiempo en que las estemos ejecutando. ¿Qué permiten también? Probar una aplicación antes de descargarla, si lo deseamos. Algo que algunas ofrecen también como método de ejecución alternativo.

Uno de los casos más sonados de los últimos meses en cuanto al desarrollo de las apps progresivas fue el del Washington Post. El diario norteamericano, ahora comandado por Jeff Bezos, ha sido de los primeros pesos pesados en dar el paso hacia la digitalización completa de sus servicios y convirtió su web en una PWA. Ahora su web ha pasado de 8 segundos de carga a 80 milisegundos. Sin duda, un gran avance de cara a los usuarios.

Uno para todos, y todos para uno

Web apps

Sin duda, una de las mayores ventajas de programar una aplicación web progresiva es que permite que la ejecutemos sobre cualquier sistema operativo que tengamos entre las manos. Mientras que un desarrollador tiene que construir una app para iOS, Android, Windows Phone o cualquier otro sistema en el que quiera estar presente, una web app se ejecutará simplemente con abrir el navegador y sin importar el sistema.

Evidentemente, esta app con interfaz web no podrá acceder a partes concretas del sistema que sólo son accesibles desde el interior, pero para ello algunos desarrolladores ya han buscado cómo facilitar el salto. La propia PWA puede ofrecer, llegado el caso, una descarga para ejecutarse offline, lo que la convertiría automáticamente en una app nativa para nuestro sistema. Aunque este proceso haría que la PWA fuese solamente una puerta de entrada para la app nativa, y no todos los desarrolladores buscan eso.

Como menciona Eric Elliott, el 60% de las apps nativas de la Google Play Store nunca se han descargado. Un dato importante que pone de manifiesto que construir una aplicación nativa para un sistema concreto no garantiza su uso ni, por supuesto, su éxito. Los datos que aporta en contra del desarrollo de apps nativas hablan también de una media de menos de 3 apps mensuales descargadas por usuario, o de que la mitad de los habitantes de Estados Unidos no descargan ninguna aplicación. Utilizan las que vienen preinstaladas en su teléfono móvil o, directamente, acuden a la web.

Algunos ejemplos concretos de las ventajas de las PWA

Alibaba

Menciona Elliott que el hecho de contar con una app en una tienda de aplicaciones para móviles, hablando expresamente de las tiendas de apps para iOS y Android, no garantiza que se consiga convertir a ese usuario en un usuario habitual de la aplicación. De fracasar, se provoca además cierto "enojo" en el usuario dado que ha tenido que localizar la aplicación, descargarla, probarla y desinstalarla. Un proceso que genera frustración y cause, probablemente, un mal "boca a boca" a la hora de recomendarla.

Hablando de beneficios, en el caso de que se logre que la app nativa sea exitosa, la PWA también ofrece una ventaja sobre sus hermanas instaladas y es que los ingresos no han de compartirse ni con Google ni con Apple. Sobre lo de lograr que un usuario pague por una app lejos de una tienda de apps certificada no se habla, por desgracia, pues tener los datos de tu tarjeta tanto en la App Store como en la Play Store es un punto a favor de un desembolso, ya sea por una app o por complementos internos de la misma.

Las aplicaciones web progresivas requieren un menor trabajo de desarrollo e inversión. Menos riesgo.

Con todo, se aportan algunos datos sobre compañías que ya optan por PWAs en su modelo de negocio y que resultan más eficientes para sus intereses que las apps nativas. Concretamente se habla de los casos de Alibaba, el gigante chino del comercio electrónico, de Housing y su liderazgo inmobiliario en la India y sobre The Weather Channel, un referente en información meteorológica.

El caso concreto de Alibaba arroja un incremento de un 76% en las conversiones web y también en usuarios activos, con un 30% más en Android y un 14% más en iOS. Las sesiones activas en la PWA de Housing son un 10% más prolongadas y las páginas cargan un 30% más rápido y qué decir de los resultados de The weather Channel, con un 80% de incremento en la velocidad de carga y casi un millón de usuarios activando sus notificaciones push. Notificaciones que llegan directamente desde el navegador elegido, ya sea el nativo o Chrome, Opera, Firefox o cualquier opción del mercado.

El debate está servido, ¿son mejores las aplicaciones web progresivas?

Pwas

Como decíamos al arranque de este artículo, se trata de un debate bastante interesante que no acaba de tener un claro ganador. La cosa no se decide entre los defensores de las aplicaciones nativas, que son las que actualmente dominan el mercado de las apps para móviles, y las aplicaciones web progresivas que comienzan a dar signos de estar adquiriendo más peso y, quién sabe, ser el futuro.

Construir una app es un proceso costoso. Buscas un compromiso de un mínimo de 100.000 dólares para construir una aplicación decente (habitualmente mucho más). Si quieres cubrir todos los usuarios con aplicaciones nativas, puedes multiplicar ese número al menos por 3. Y luego tienes que luchar para conseguir que tu app entre en la tienda de aplicaciones y mantenerla allí. ¿De veras quieres permitirte correr ese riesgo?

Con este alegato a favor de las aplicaciones web progresivas, que ya van tomando impulso con respecto a lo que eran hace unos pocos años, Elliott marca lo que considera que es el futuro de la programación de aplicaciones para móviles, pero la última palabra la tiene, como siempre, la comunidad de usuarios. Llegado el momento, ¿nos daría igual usar una aplicación web en lugar de una aplicación instalada en nuestro teléfono móvil?

Personalmente, usos los dos tipos de aplicaciones de forma indistinta aunque es cierto que se nota que las nativas son más eficientes en estos momentos. Al menos, y esto siempre es una apreciación basada en mi experiencia, con las que yo empleo. Pero si llegasen a equipararse en todo, incluso en aspecto, ¿tendría sentido seguir descargando aplicaciones en nuestro teléfono móvil?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos