Compartir
Publicidad
¿Qué pueden hacer los dueños de un Zetta y a qué se exponen los dueños de la empresa?
Móvil y sociedad

¿Qué pueden hacer los dueños de un Zetta y a qué se exponen los dueños de la empresa?

Publicidad
Publicidad

Ayer fue un domingo poco habitual. Los fines de semana no suelen traernos mucha actualidad o grandes noticias, pero tras la aparición de Zetta en un diario digital, vendiéndose prácticamente como la "Apple extremeña", Forocoches estuvo ágil para destapar la verdad sobre la marca: nada de ensamblaje en Zafra, Zetta estaba poniendo su nombre y su software a distintos modelos de Xiaomi.

Más allá de lo poco ético de los actos que ha podido cometer Zetta, nos hemos interesado por el día después del estallido del caso Bellotagate. ¿Qué pueden hacer los dueños de un smartphone Zetta? ¿A qué consecuencias se podrían exponer los responsables de la marca? Temas complicados de resolver, por lo que para ello contamos con dos voces expertas: Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, y Miguel Álvarez, de Álvarez Ramos Abogados.

Los usuarios tendrían derecho a recuperar su dinero, según FACUA

FACUA, la asociación de defensa de los consumidores, tardó apenas horas en presentar su primera postura: los dueños de un Zetta tienen derecho a que se les reembolse el dinero que pagaron por su teléfono. Además desde la asociación han emitido hoy un comunicado en el que requieren a las autoridades de consumo de Extremadura y Madrid (donde tiene sede la empresa tras Zetta) así como a la fiscalía a que abran una investigación.

Más allá de las declaraciones públicas de FACUA, desde Xataka Móvil nos hemos puesto en contacto con ellos para que nos diesen más pistas sobre qué deberían hacer los dueños de un Zetta o qué podría pasar con la marca. Como nos explica Rubén Sánchez, portavoz de la asociación, "el hecho de que la empresa y sus responsables estén desaparecidos y la web cerrada ya son elementos más que suficientes para entender que las acusaciones son bastante solventes, porque físicamente no tenemos un móvil Zetta para hacer la comprobación."

"Si los responsables de la empresa siguen desaparecidos, la Fiscalía tendría que tomar cartas en el asunto"

Ante la situación actual, desde FACUA piden una investigación en profundidad "para analizar el caso y requerir a la empresa documentación sobre los equipos que comercializa y toda la publicidad e información comercial con la que viene promocionándolos. Sánchez aclara que "se trata de que el fraude, de existir, estaría en el hecho de simular que ellos fabrican el producto, no en que reetiqueten un Xiaomi, porque si tuvieran autorización para hacerlo no habría ningún problema. El problema aquí está en hacer creer que son ellos los que fabrican el producto".

Por eso desde FACUA aseguran que "si se confirma la existencia del fraude, los usuarios tienen derecho a que les devuelvan el dinero devolviendo el producto. Sobre la posibilidad de que la empresa siga desaparecida y no responda a los usuarios ya sería la fiscalía la que tendría que tomar cartas en el asunto".

"Habrá que recurrir a la vía civil." Miguel Álvarez, abogado

Tenemos ya la opinión de FACUA por el lado de los consumidores, pero también nos interesa qué podría pasar de ahora en adelante con la empresa tras Zetta, ya que no sabemos hasta qué punto podrían haber incurrido en actos ilegales y qué consecuencias podrían tener. Para ello contamos con Miguel Álvarez, de Álvarez Ramos Abogados. Su primera opinión es clara:

"No parece que estemos ante una estafa penal. La vía penal es la que tiene sanciones más graves, desde económicas hasta penas de prisión, y está dirigida a buscar la verdad, con penas superiores a las de casos de una persona contra una empresa, sino que aquí se trata de que has cometido algo muy grave y si se dan las circunstancias puede tener hasta cárcel. Ahora, no creo que vaya a ser este el caso, porque los supuestos actos no son tan graves".

Fuera de la gravedad de los actos que hayan podido cometer desde Zetta, nos interesamos por qué deberían hacer los dueños de un smartphone de la marca extremeña:

"Los consumidores tendrán complicado pedir indemnizaciones porque tampoco es que se les haya realizado ningún daño ni perjuicio, aunque por supuesto que podrían pedir la resolución del contrato (devolución de su dinero) por la vía civil, porque han comprado algo que no es lo que se vende. Ellos se podrán escudar en que las características que anunciaban las tienen sus dispositivos, pero han actuado con mala fe".

Las marcas afectadas por el uso de su imagen o dispositivos podrían reclamar indemnizaciones

¿Y Xiaomi y demás afectados por el lado empresarial?

"Desde la perspectiva de los fabricantes habrían vulnerado, supuestamente, la propiedad intelectual. No puede coger uno el patrimonio o los productos de una compañía distinta y cambiarle la marca, es como si cogieses una sudadera Nike, le cambias el logo y la vendes, no puedes hacer eso. Todas las empresas que se hayan podido ver afectadas podrán denunciarles y conseguir una indemnización, por la vía civil".

Por tanto, a pesar de lo poco ético de los supuestos actos cometidos por los responsables de lo que se hacia pasar por el "iPhone extremeño" de momento parece que las consecuencias no serán tan graves. Si todo se confirma tendrán que afrontar la devolución de los importes pagados por sus clientes y las posibles demandas de Xiaomi o JBL (cuyo logo usaba en sus cajas), aunque también está por ver la actuación de la Junta de Extremadura, que habría concedido una subvención pública a la empresa. Seguiremos atentos.

En Xataka Móvil | Zetta, la historia del "iPhone extremeño" que escondía un Xiaomi vendido al doble de su precio original

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos