Sigue a Xataka Móvil

3-logo-300x3001.jpg

Hace unos días Plokiko nos presentaba la nueva iniciativa de Vodafone para hacer más asequible el tráfico de datos en el extranjero, loable iniciativa pero que palidece ante otras opciones si queremos un poco de aventura.

Esta semana y en un viaje de trabajo me he planteado hacer el experimento de cómo lograr una conexión de datos barata, sin compromisos y que me permitiera estar en contacto con España con todo lo que habitualmente uso, sin restricciones ni miedos a grandes facturas. Hasta ahora usaba la conexión del trabajo en roaming pero quería probar desde el punto de vista de alguien que no tiene esa opción.

Mi primera opción era un módem de Vodafone, a un precio interesante. Esta opción no pudo ser: primera nota mental, las seis de la tarde puede ser muy tarde para ir a una tienda en el Reino Unido.

Por suerte en el mismo centro comercial en una tienda de la operadora 3 no fueron tan puntuales en el cierre. Tras explorar las diferentes opciones expuestas nos fuimos directos a hablar con el dependiente, que hay que practicar el inglés y perder el miedo. La conversación fue desde luego más que fructífera. La solución no pudo ser mejor ni más barata y estoy seguro que en otros operadores del Reino Unido hay ofertas similares pero sólo puedo contar la mía como experiencia directa.

¿Cuál fue el negocio? Pues por dos libras, apenas dos euros y medio nos venden una SIM de prepago, “Pay As You Go” que llaman por allí. Estas tarjetas de prepago se recargan como las de España, ya sea desde la web, con tarjetas en supermercados o en las tiendas del operador. No es precisa identificación alguna tipo DNI como en España.

Llevan asociada una tarifa de voz pero no es esto lo que nos ocupa sino el uso de datos. Si se abre el folleto que viene con la SIM en la primera página encontramos algo que como declaración de principios no está nada mal: “Nuestra red ha sido diseñada y construida para Internet Movil…”, pero que nada mal. ¿Y cómo predica 3 con el ejemplo? Pues con cada recarga nos incluyen un “bonus” que incluye un número variable de mensajes SMS gratuitos desde los 25 con la recarga de 5 libras hasta los ilimitados si la recarga es de más de 25 libras.

Y desde la recarga mínima de 5 libras (realmente en nuestro caso es de 10 ya que la de 5 sólo puede hacerse una vez ya eres cliente de 3) se añade al paquete llamadas gratis a otros números de 3, uso ilimitado de Windows Live Messenger y 150 MB de tráfico de datos. Esto es, cada recarga te incluye 150 MB de datos, tal cual.

Si estos datos no son suficientes están lo que llaman “add-ons”, con el saldo de nuestra cuenta podemos comprar bonos de 1 giga (1mes) por cinco libras, lo explicamos: por seis euros tenemos un giga de datos en nuestro móvil en modalidad prepago. Si vamos a usarlo con módem el precio es de 10 libras, 12 euritos.

¿Cómo nos funcionó? Pues tuvimos un problema y es que el bono de la recarga no pudo activarse en la tienda ya que como digo les estaban cerrando los sistemas. Había que entrar en la web de 3 y dar de alta el bono para poder disfrutar de los descuentos. El caso es que no teníamos módem (como he dicho contábamos con comprar uno).

Aquí nuestro iPhone 3G libre vino al rescate. Le colocamos la SIM de 3 y tras un periodo de unos 20 minutos para “activar” la línea pudimos entrar en la web de 3 y dar de alta nuestro bono, no hay que olvidar preguntar en la tienda el APN que es three.co.uk sin usuario ni contraseña.

Al no tener módem decidimos no comprar un add-on y usar el “bonus” de datos, 150 MB de los que consumimos 50 en un par de días, el resto del bonus permanece activo 90 días y tenemos el crédito disponible intacto para próximos viajes.

Usamos nuestro iPhone tal cual en España: Twitter, correo, navegación web, todo funcionando y sin problemas. Y sin los “dolores” del roaming. Perdamos el miedo y exploremos nuevas opciones que por el “extranjero” han superado ciertos complejos

Más Información | 3.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios