Microsoft compra la división de teléfonos móviles de Nokia

Sigue a

Ballmer y Elop

Microsoft se está moviendo, y mucho, este verano. A la retirada de Ballmer hay que sumar una de las últimas decisiones importantísimas que ha tomado el por ahora CEO de la compañía: Microsoft compra la división de dispositivos y de servicios de Nokia. Dentro precisamente de la división dispositivos se encuentran las de teléfonos móviles y dispositivos inteligentes. El acuerdo se acaba de anunciar y se ha cerrado en 5.440 millones de euros en efectivo.

No se puede decir que sea una sorpresa, ya que esta compra era un rumor recurrente que se escuchaba de tiempo en tiempo. Nokia se ha venido volcando en el desarrollo de teléfonos Windows Phone durante los últimos tiempos. ¿Qué significa esto para Nokia? De momento, Nokia mantendrá su propia marca, pero Microsoft podrá seguir utilizándola en dispositivos nuevos actuales durante 10 años ampliables. Más de 32.000 empleados de la compañía finesa pasarán ahora a trabajar directamente para Microsoft, mientras que el resto de Nokia se centrará en NSN, HERE y en su división de Advanced Technologies. Como era de esperar con esta noticia, Nokia dejará a un lado la fabricación de teléfonos móviles.

¿Y para Microsoft? Pues una muestra más de lo mucho que están apostando (y apostarán) por Windows Phone. Stephen Elop vuelve a la compañía de Redmond y liderará el departamento de dispositivos, al que acompañarán diversos ingenieros clave de Nokia según ha confirmado Ballmer. Desde algunos medios, por cierto, especulan con que esta compra pone un pasito más cerca a Stephen Elop de sustituir a Ballmer como CEO. Veremos.

La pregunta inmediata es cómo afectará esta decisión a otros fabricantes que quieran fabricar terminales con este sistema operativo, ya que ahora tendrán a la propia Microsoft como competidora. En este aspecto, Microsoft quiere seguir el mismo modelo que está siguiendo Google con Android y Motorola: continuar dando facilidades a otros fabricantes. A ellos hacen una referencia directa en esta carta donde les remiten tranquilidad y les prometen seguir trabajando juntos.

Nos encontramos sin duda ante otra de las grandes noticias del verano. Windows Phone ya se ha hecho un hueco en la mayoría de mercados como la tercera opción frente a los dos gigantes (iOS y Android) gracias sobre todo a Nokia y con este acuerdo estratégico está claro que Microsoft quiere más. ¿Se sentirán el resto de fabricantes amenazados? ¿O servirá esto, al contrario, para reafirmar el interés que Microsoft tiene en Windows Phone y hacer que otros se sumen al carro? El tiempo lo dirá.

En Xataka | Microsoft compra la división de dispositivos de Nokia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios