Compartir
Publicidad
CAT S60, análisis: sí, lo que ves es un smartphone y lo aguantará casi todo
Otras

CAT S60, análisis: sí, lo que ves es un smartphone y lo aguantará casi todo

Publicidad
Publicidad

Hay móviles que no es que no sean para todos los públicos, pero por sus características encajan en uno más bien específico. Esto lo saben bien en Caterpillar, empresa de maquinaria de construcción que además tiene una línea de smartphones ideados para que aguanten las condiciones más duras, y el CAT S60 es el último que han presentado. Un smartphone que además de un diseño y construcción muy particulares, es el único que incluye una cámara térmica.

De hecho, aquí nos hemos de olvidar de las modas en diseño, de la delgadez y de metales con colores y pulidos para ser más un reclamo a nivel visual que algo a tener en cuenta en la construcción o la resistencia. El CAT S60 es un terminal fabricado para aguantar golpes, altas temperaturas e inmersiones, nada de sólo salpicaduras. ¿Cómo es usar un teléfono todoterreno con cámara térmica? Lo hemos probado a fondo.

CAT S60, review en vídeo

CAT S60, especificaciones técnicas

CAT S60
Dimensiones físicas 147,9 x 73,4 x 12,66 milímetros, 223 gramos
Pantalla a-Si AHVA 4,7 pulgadas
Resolución 1.280 x 720 (unos 326 ppp)
Procesador Qualcomm MSM8952-3 Snapdragon 617
Núcleos 4 x 1.5GHz + 4 x 1.2GHz
Gráfica Adreno 405
RAM 3 GB
Memoria 32 GB (ampliables con microSD hasta 256 GB)
Versión software Android 6.0.1
Conectividad 4G, Bluetooth 4.1, Wi‑Fi a/b/g/n/ac, NFC
Cámara trasera 13 megapíxeles + cámara térmica FLIR (módulo Lepton)
Cámara delantera 5 megapíxeles
Otros Resistencia al polvo y al agua IP68
Estándar militar MIL-SPEC 810G
Batería 3.800 mAh (no extraíble)
Precio 699,90 euros el modelo de 32 GB

Si sólo atendemos a la electrónica del terminal, puede parecer que el precio no corresponda demasiado al plantarnos en 700 euros y hablar de un procesador de gama media, 3 GB de RAM y una pantalla de una resolución más bien justa. Pero lo que tenemos es un producto con unos extras bastante excepcionales, ya que no sólo tiene un chasis metálico mucho más grueso y resistente que el resto de terminales metálicos, sino que además monta una tercera cámara, que además de térmica es de un fabricante especializado en estos productos.

Diseño: la palabra es funcional, la palabra clave "reforzado"

Puede que no tengas en cuenta el peso de tu terminal más allá de lo que te pueda llegar a cansar a lo largo del día. Puede que no sepas exactamente los gramos, pero sabes que uno pesa demasiado, que otro es ligero, etc. ¿Sabes que son 223 gramos? Algo más de dos Alcatel Idol 3 de 4,7 pulgadas, algo menos que dos iPhone 6 o un CAT S60.

Es un móvil preparado para resistir golpes, temperaturas extremas e inmersiones de hasta 5 metros

¿La razón? Que no es un móvil estándar, es un móvil preparado para resistir golpes, temperaturas extremas e inmersiones de hasta 5 metros. Es un smartphone con Android cuya piel está hecha al estilo de fundas como las Otterbox o Anker, pero llevadas a un macizo e impenetrable armazón de aluminio, el cual se queda a los bordes para dejar en frontal y trasera cristal y plástico respectivamente (con un patrón en relieve que evita que se resbale).

CAT S60

Aquí no escatimamos en "cintura" y tenemos unos bordes curvados de 11,66 milímetros (algo menos que dos iPhone 7 y algo más que dos Moto Z), que cortan con la trasera y el frontal y, además de los botones tienen tapas para la conexión USB, el jack de audio y el botón SOS. En cuanto a los botones hay uno extra (debajo del de bloqueo) que podremos personalizar y puede ser de gran utilidad si somos de dedos cortos (por ejemplo, podemos configurar que se baje la cortinilla de notificaciones).

CAT S60

También tenemos una tapa bastante grande en la parte trasera, la cual protege las bandejas para la SIM y la microSD. Ahí es donde observaremos que tenemos un móvil con doble cámara trasera, si bien se aleja bastante de la tendencia actual para obtener mejores monocromos como el Huawei P9 o mayor zoom como el iPhone 7 Plus. Aquí se trata de una cámara térmica, de hecho es el único móvil que incorpora una, pero de ella hablaremos en detalle más adelante.

CAT S60

Otra cosa que nos puede llamar la atención del aspecto físico es que en la parte frontal tiene dos pestañas de color cobrizo, situadas a la derecha del altavoz y el auricular. Sirven para seleccionar de qué manera han de estar protegidas estas hendiduras, de modo que si vamos a sumergirnos más de dos metros tendremos que dejarla en "5m". Y sobre esto también os contaremos algo más posteriormente, porque probar este móvil ha sido algo más divertido de lo habitual.

CAT S60

Así, para gustos, colores, pero el CAT S60 no entra en la liga del más bonito, del color más de moda o de las curvaturas más delicadas, sino que compite en robustez y ser estanco, y ahí no hay lugar para tendencias. Además, el módulo de la cámara térmica supone un saliente bastante considerable en el borde superior (de aluminio), que sumado a lo grueso y a lo pesado no lo hace un móvil cómodo para el usuario intensivo de redes y demás (no hay empirismo aquí, pero nuestras muñecas lo han sentido cada día).

Pantalla: no es AMOLED, no es IPS, es ¿AHVA?

Bien por tendencia, por marca o por categoría, normalmente hablamos de un panel IPS o uno AMOLED, los cuales tienen sus ventajas y sus inconvenientes característicos. Pero el CAT S60 no iba a ser tampoco aquí más de lo mismo e instala un panel AHVA. ¿Y esto qué es?

Las siglas AHVA corresponden a Advanced Hyper-Viewing Angle, una tecnología propia de AUO, fabricante de pantallas no sólo de móviles, también monitores de ordenador, televisores, etc. En realidad no tiene nada que tenga que ver en la resistencia, pero promete buenos ángulos de visión y que la degradación de color que suele haber a partir de ciertas inclinaciones sea menor.

CAT S60
La pantalla se defiende en ángulos de visión, brillo y temperatura, pero no en saturación, contraste y resolución.

Así, en ángulos de visión el CAT S60 se defiende, sea o no por esta tecnología o por la calidad del panel en sí, al igual que en brillo y temperatura. Sí echamos de menos algo más de contraste y saturación, y también podría echarse en falta algo de resolución dado que en esta pantalla de 4,7 pulgadas tenemos resolución HD, algo justa para lo que corre actualmente y más en terminales que como éste alcanzan los 700 euros.

Más allá de la resolución está el hecho de que tengamos un cristal Gorilla Glass 4 cuya primera misión sí es la de resistir. La respuesta táctil es aceptable, de hecho funciona con guantes y dedos mojados (no bajo del agua), pero aquí hemos de tener en cuenta que si estamos acostumbrados a cristales finos nos va aparecer que el dedo está "lejos" del icono o del elemento al que vayamos a hacer tap. Pero lo dicho, es una sensación que no se refleja en la sensibilidad del panel.

CAT S60

Software: ¿pero eso tiene Android?

Algo que nos ha hecho especial gracia y que nos ha pasado bastante es que la gente no reconocía el CAT S60 como un móvil. Como nada en concreto, pero solían asumir que era algún dispositivo específico para alguna otra cosa, como un detector, un controlador, etc. Las sorpresas venían al ver Android prácticamente sin añadidos, concretamente la versión 6.0 Marshmallow, que de hecho fluye bastante bien.

El software no tiene florituras, ni personalización, ni bloatware en exceso

Así, el software no tiene florituras, ni personalización, ni bloatware en exceso. El cajón de aplicaciones se visualiza en vertical, y entre ellas vemos algunas propias del teléfono como la App Toolbox, que se trata de una manera de encontrar apps relacionadas con herramientas de trabajo en forma de app que lleva hasta la descarga de la misma (metros, apps de pesca, navegación o control de ganado entre otros usos).

CAT S60

En la configuración encontramos aspectos positivos como el Ambient display (que muestra las notificaciones en pantalla en reposo) o aspectos propios del teléfono, como la configuración del botón naranja (en distintas pulsaciones) o la del botón SOS. Pero echamos en falta el que se pueda poner el porcentaje de la batería en el icono de la barra de estado o algunos ajustes para la pantalla.

En cuanto al botón SOS, es una tecla especial que se encuentra escondida bajo la tapa con la palabra "SOS" justo al lado de la conexión USB. Su función es la de enviar un SMS de alerta predefinido incluyendo la ubicación del usuario a uno de los usuarios predefinidos en la app de Alerta de ubicación (preinstalada de fábrica). La presión ha de ser de un segundo y medio y el teléfono ha de estar bloqueado.

CAT S60

El hardware justo para ir bien bajo esa gran coraza

Así, como especificábamos al inicio tenemos un Snapdragon 617 (octa-core) y 3 GB de RAM. Quizás asociéis CAT a teléfonos muy resistentes pero más bien parcos en potencia o con hardware antiguo. Bien, en este caso no es lo más potente, pero los 3 GB de RAM son un excelente aliciente para que no detectemos problemas ni en transiciones, ni en juegos, ni en multitarea y son seguro una buena ayuda a un procesador que no es nuevo, pero tampoco antiguo, y que encaja en la media gama.

Lo único que nos ha pasado en alguna ocasión es algo de tardanza en la carga cuando son apps pesadas como Snapchat o Pokémon Go, o ejecutando apps de edición sencilla de vídeo como Quik (también al desplegar la cortinilla de notificaciones desde el botón físico configurable, se arrastra mucho ahí). Y puntualmente algún cierre repentino, sobre todo en el caso de Spotify.

Para quien puedan interesar los benchmarks, el Cat S60 obtiene 44948 en AnTuTu, quedando por encima de algunos teléfonos con los mismos procesador y RAM. Os mostramos los resultados de éste y otros tests así como cómo queda frente a terminales de configuración y tamaño similar.

CAT S60 HTC One A9 Moto G4 Plus Alcatel Idol 4 Nubia Z11 mini
AnTuTu 44948 38991 42203 44419 43198
Geekbench (single core/multicore) 683 / 2017 736 / 3023 697 / 3849 728 / 3037 739 / 3094
Vellamo (multicore/metal/chrome browser) 1781/1195/2427 1404/1182/2670 1457/1373/2764 1985/1121/2580 -
3D Mark (Ice Storm Unlimited) 9709 9037 9833 9588 8101

Una doble cámara algo peculiar

Sí, tenemos doble cámara, pero difiere totalmente de la tendencia que estamos viendo

Los CAT nacen para ser distintos y, como decíamos, para un público diana muy específico. No se trata de cierta gama, de cierto diseño o de cierto valor en las especificaciones, sino de que es un móvil útil en determinados contextos laborales o de ocio. De ahí que se haya incorporado una cámara térmica, de modo que sí, tenemos doble cámara aunque como comentábamos difiere totalmente de la aparente tendencia que estamos viendo desde hace un tiempo.

La cámara estándar es de 13 megapíxeles, con doble flash LED y capaz de grabar vídeo a 1080p y 30 frames por segundo. No sabemos la apertura máxima, el tamaño de los píxeles o el sensor, pero más allá de todo esto lo que importa es el resultado y no es demasiado bueno.

En general echamos de menos nitidez, que echa a correr cuando la luz es baja o sobre todo de noche. Los colores son más bien apagados en general, salvo cuando hay poca luz dado que el procesado los exagera saturando en exceso. Un poco lenta al arrancar, la iniciemos desde el icono o desde la pantalla de bloqueo.

CAT S60

Eso sí, la interfaz es sencilla y relativamente cómoda. Nos recuerda un poco a la que ha tenido la aplicación de serie en Android stock, si bien incorpora el acceso directo a los filtros (el icono de la varita mágica) y justo abajo los distintos modos de disparo, y el número de fotografías que se estima que podemos disparar. Sobre los modos, son pequeñas configuraciones preajustadas que modifican el balance de blancos, la exposición, el enfoque o la velocidad de obturación entre otras cosas, pero en la práctica no compensa demasiado (incomoda bastante, de hecho, cuando bloquea el enfoque).

Un arco iris de temperatura: así funciona la cámara térmica FLIR

La lente queda justo encima de la estándar en la parte trasera, y se puede utilizar solamente desde la app MyFLIR que encontramos preinstalada. La app permite alternar entre la visualización normal y la térmica, así como la temperatura que hay donde apuntemos. También podremos cambiar los tonos seleccionando los filtros preconfigurados y grabar vídeo o capturar en intervalos.

CAT S60

A parte de lo que pueda entretenernos, la incorporación de esta cámara puede ser útil en trabajos donde se precisa conocer qué puntos tienen más o menos temperatura, por ejemplo una tubería atascada o problemas en motores entre otros muchos ejemplos. FLIR es una compañía especializada en estas cámaras y tenemos una muestra de su aplicación, lo cual es lo que puede hacerse con la que incorpora el CAT S60.

Aquí la valoración es completamente distinta, hemos de olvidar nitidez, colores y demás. Sí que podemos decir que es una cámara más lenta y que de hecho las imágenes son mostradas con retraso respecto a la realidad cuando estamos apuntando (esto ha sido particularmente divertido haciendo los tests con un gato cabreado). Quitando esto, la cámara muestra de manera instantánea el gradiente de temperaturas y se actualiza al momento si cambiamos los puntos de medición (además del del enfoque pueden añadirse más).

CAT S60: app MyFLIR Vista normal y vista térmica. Aquí hemos hecho un montaje con dos mitades, pero el icono de la izquierda de dos cuadrados superpuestos permite cambiar entre la vista térmica y la normal.

Os dejamos una muestra de las imágenes obtenidas tanto en esta cámara térmica como en el resto de cámaras (trasera, frontal), así como de algunas pruebas de vídeo en distintas situaciones.

Batería: 12 milímetros juegan mucho a su favor

La batería es quizás lo que cuesta más evolucionar en la actualidad en los teléfonos móviles al ser una cuestión en parte de volumen (mientras se siga optando por no cambiar la tecnología) y con la tendencia a adelgazar cada vez más los móviles y a aumentar cada vez más la resolución de las pantallas. Y justo el hecho de que el objetivo del CAR S60 escape a tendencias y modas le beneficia en este aspecto.

con usos poco intensivos podemos llegar a más de un día y medio de autonomía

Tendremos que dedicarnos exclusivamente a ejecutar durante horas apps de alto rendimiento y exigencia energética para que al final del día lleguemos con una batería restante más baja del 20%. Con una batería de 3.800 mAh y una pantalla con resolución HD que ayudan bastante a que el consumo tenga un impacto menor, con usos poco intensivos podemos llegar a más de un día y medio de autonomía.

Autonomía Autonomía del CAT S60 (la vida media de la batería es en realidad algo menor debido a contar con días de nula actividad).

Algo muy positivo per se y si pensamos en un perfil cuyo uso contemple ejecutar continuamente MyFLIR, que como ocurre con la cámara normal es algo que normalmente impacta bastante en el consumo. Otro aspecto relacionado con esto (aunque más bien incluido en lo que es el diseño y la construcción) es que aquí no vamos a notar ningún calentamiento, aunque usemos mucho rato las cámaras o juguemos.

CAT S60

Eso sí, el terminal soporta carga rápida (Quick Charge 2.0) pero no con el cargador que incluye de serie, ya que el tiempo de carga con él es de unas 3 horas y 40 minutos, lo cual de rápido tiene poco. Una lástima, dado que este parámetro cada vez tiene más importancia para los usuarios y es algo que puede suponer el que éstos elijan un terminal u otro, aunque aquí tengamos el colchón de que la autonomía sea buena en general por otros factores.

Sonido: un gran altavoz requiere una gran responsabilidad

El objetivo del CAT es no entre ni pizca de agua o que ésta desaparezca lo antes posible de dentro, por lo que aquí nos olvidaremos de ver las aperturas para altavoces en laterales, parte trasera y demás. Como el diseño no es un problema y tampoco entra a competir en la batalla por tener el frontal mejor aprovechado con un 56,1% de frontal ocupado por la pantalla, el altavoz campa a sus anchas aquí, ocupando una franja similar a la que ocupan los botones físicos (unos 57 x 6 milímetros, concretamente).

CAT S60
Iremos notando la vibración por la parte trasera cuanto más aumentemos el volumen

La calidad es buena tanto con auriculares como altavoz externo, al menos si mantenemos hasta más o menos el 80% del volumen (con intensidad superior empieza a perder calidad). En cuanto al volumen queda bastante bien llegando a los 128 decibelios, si bien iremos notando la vibración ocasionada por la propagación de las ondas del sonido cuanto más lo aumentemos (la parte trasera, desde el logo hasta la altura de la tapa de la conexión de audio más o menos). No es tan intenso como en el caso del iPhone 7 ni influye en la calidad, pero ocurrirá en cuanto subamos del 10-15% de volumen.

Eso sí, aunque el altavoz no asome tras las hendiduras habituales de la caja sigue siendo una fuente de entrada de agua, como el auricular, de ahí que haya un botón para poder cerrar ambas zonas cuando la inmersión supera los 2 metros de profundidad. De hecho, si sabemos que vamos a sumergirnos lo ideal aquí es ponerlo a 5 metros y andar con menos riesgo: el sonido disminuye debido al sellado, pero evitamos las entradas accidentales de agua, que en nuestro caso vimos que pueden sucederse incluso sin llegar a los 2 metros.

CAT S60

Así, en el caso de una inmersión mayor de la esperada o de la entrada accidental de agua se activará automáticamente la herramienta de secado del altavoz, pudiendo seleccionar un ciclo de dos, seis o diez minutos. Durante este proceso el teléfono emite sonidos en distintas frecuencias y vibra, todo con el propósito de expulsar el agua del altavoz, recomendando también que por nuestra parte sacudamos el dispositivo y lo dejemos secar.

En nuestras pruebas nos dio una alerta de entrada de agua a una profundidad aproximada de 1,50 metros, por lo que sacamos inmediatamente el terminal del agua y ejecutamos la herramienta (la de 10 minutos). Posteriormente activamos la protección para 5 metros y seguimos con las inmersiones sin más problemas, y por ello lo que comentábamos acerca de activar esta medida aunque no tengamos idea de sobrepasar los 2 metros.

App de secado de altavoz Nos pilló de sorpresa pero pudimos sacar una foto del momento en el que la app se activó al detectar entrada de agua.

CAT S60, la opinión de Xataka Móvil

El aspecto de este terminal es muy particular, al igual que lo es su mercado y su cliente diana. Como hemos dicho, no está hecho para el usuario estándar que gestiona correos, consulta webs, redes sociales y hace fotografías con ópticas corrientes. Es un terminal muy resistente con aspecto, materiales e incluso botones destinados para funciones muy particulares, con lo que puede ser un teléfono muy útil para un perfil específico de usuarios.

Nada de power users, ni de quien busque un terminal para redes sociales o multimedia. El terminal pesa y no es cómodo, cansa en poco tiempo en mano, por lo que mejor optar por el si necesitamos esa resistencia al agua, a los golpes o si hacemos actividades de riesgo que impliquen tener que comunicar nuestra localización donde sea y cuando sea.

CAT S60

El precio ya es un requisito que hace que no optemos por él porque sí o por curiosidad, ya que se sitúa a la altura de los topes de gama con 699 euros. Precio que se explica en parte con añadidos como la cámara térmica, un cristal resistente y apto para el uso con guantes o los materiales y certificaciones.

Es una opción recomendable para el usuario que de otro modo ha de recurrir a una funda de alta protección si no es exigente en cuanto a tener lo último y más potente en hardware. Si por la rutina del usuario el teléfono ha de aguantar temperaturas muy elevadas o muy bajas, inmersiones y/o la cámara térmica le va a ser de utilidad.

7.2

Diseño6,5
Pantalla7
Rendimiento7,25
Cámara6,5
Software8
Autonomía8

A favor

  • - No hay otro móvil con cámara térmica y la de éste es buena y funciona bien.
  • La resistencia al agua y a los golpes.
  • Si no abusamos de la cámara térmica, la autonomía es muy buena, y además soporta carga rápida.
  • El software tiene los añadidos justos (y necesarios para algunas funciones).

En contra

  • La cámara (no térmica) es algo floja.
  • Es (necesariamente) muy pesado y grueso, cansa a los minutos de usarlo.
  • Las teclas para ajustar la protección a 5 metros están muy duras.
  • Las características exigen que haya tapas para las conexiones, y elevan el precio hasta superar a algunos topes de gama.

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de CAT Phones. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En la realización del vídeo tenemos a Pedro Santamaría y a Jesús Maturana.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos