Firefox OS, así es el sistema operativo móvil de Mozilla

Sigue a Xataka Móvil

Firefox OS

Dentro de poco llegará un nuevo sistema operativo al mercado: Firefox OS. El antes conocido como Boot2Gecko, y que pudimos ver en la última edición de Mobile World Congress, busca hacerse un hueco como una alternativa a los muchos sistemas que existen ya.

Para hacerlo posible, Mozilla y Telefónica han trabajado codo con codo, junto a la comunidad que le rodea. De momento sus primeros pasos los dará en Brasil, con teléfonos de gama baja, pero eventualmente irá llegando a otros sitios. En Xataka Móvil ya lo hemos podido probar y ahora nos toca compartir con vosotros nuestra experiencia.

Firefox OS tiene un objetivo muy claro: ser sencillo y fluido

Firefox OS

Una de las críticas que recibe Android es la estructura del sistema. Basada en un kernel Linux, nos encontramos con diferentes capas intermedias que componen los diferentes sistemas. Esta complejidad da muchos quebraderos a algunos desarrolladores, de hecho se han hecho diferentes movimientos para animar a Google a que cambie la arquitectura.

Tomando este caso como ejemplo, en el otro lado tenemos a Firefox OS. Sus creadores han querido simplificar todo esto y dejar el sistema en tres capas: Gonk (una capa de abstracción para el hardware), otra con un port de Gecko a Gonk y finalmente Gaia: la interfaz visual que veremos cuando usemos el teléfono.

¿Qué se consigue todo esto? Optimización y rendimiento. Firefox OS, en sus orígenes de hace un par de años, dejó las bases muy claras: queremos un sistema operativo ágil, fácil de usar y que cualquier desarrollador pueda modificar a su gusto para que existan diferentes distribuciones.

Firefox OS

Otro de los puntos fuertes lo encontramos en la gran utilización de las tecnologías web para que funcione Firefox OS. Todo lo que veamos en la pantalla estará basado en HTML5, Javascript y CSS. Así de sencillo. Todas las aplicaciones, incluso las del sistema como el dialer, los SMS o los ajustes, funcionan con esta triada.

En este último aspecto, la interfaz, es donde más ha trabajado Telefónica, siendo Mozilla quien se ha encargado del desarrollo más profundo. Lo cierto es que hablar de interfaces en Firefox OS resulta interesante por un punto muy interesante: la personalización.

Telefónica, evidentemente, ha desarrollado su propia interfaz pero al basarse todo en HTML5 y CSS cualquiera puede modificarla libremente. De este modo tenemos un sistema operativo menos encorsetado donde podríamos tener diferentes versiones de una misma distribución por ejemplo una interfaz Metro OS, otra tipo IOS, Android…

Las aplicaciones: todo basado en la web

Firefox OS

Como hemos mencionado, todo lo que veamos estará basado en la web y así también lo están las aplicaciones. Es decir, todas las apps que tengamos no serán más que páginas webs. ¿Esto significa que siempre necesitaremos conexión para usarlas?

No necesariamente. Gracias a la función WebCache podremos almacenar algunas de ellas en nuestro terminal. De este modo no siempre tendremos que tener conexión para usar todas las apps (aunque habrá algunas que obviamente lo necesiten). Además la actualización por parte de los desarrolladores es fácil gracias a la mencionada cache.

Cuando salga, el reto será atraer a los creadores de aplicaciones. Hay mucho trabajo hecho, juegos y aplicaciones webs hay bastantes y algunas funcionan bastante bien sin necesidad de optimización previa, como Grooveshark. Sin embargo, hay que convencer a las compañías disruptivas.

Firefox OS

Hablando en plata: necesitarán a Whatsapp y compañía para que la gente se anime a usarlo. Recordemos que, de momento, se lanzará como un teléfono de bajo coste y al final este tipo de usuarios quieren el móvil para cuatro apps, si no tienen una de ellas se pensarán usar otra alternativa.

En Mozilla y Telefónica tienen claro que habrá una tienda de aplicaciones o mejor dicho, varias. No sólo para distribuir las gratuitas sino para que también las puedan monetizar. ¿Cómo? Haciendo una comprobación con una receta para ver si el usuario ha pagado por ella o no.

Al hablar de sistemas abiertos y aplicaciones es inevitable pensar en Android, sus problemas con el malware y la piratería. En Firefox OS quieren tomar nota de todo esto y hacer que el sistema sea más seguro y evitar los problemas con la distribución no autorizada de las apps.

Como en Android, habrá un sistema de permisos que funcionará a dos niveles. Por un lado los que se den cuando se instalen, se hará al momento y para los temas más básicos. Por otro, si la aplicación intenta pedir un permiso especial durante su uso y que sea extraño (que una aplicación de fondos te pida enviar un SMS Premium) nos avisará para que aceptemos o no.

Probando el terminal que saldrá a la venta en Brasil

Firefox OS

Tras ver con el equipo técnico toda la historia y cómo es este Firefox OS procedemos a usar el terminal de desarrollo. Un ZTE de gama baja (procesador de 600MHz) que será el mismo que se ponga a la venta en Brasil. Sus especificaciones modestas pueden inducir al engaño pero el rendimiento de Firefox OS es espectacular.

Transiciones fluidas, apertura y utilización de aplicaciones web de forma rápida y un dato, algo vago eso sí, que a más de uno agradará: la batería durará días. Digo vago porque realmente no hay ninguna prueba técnica que lo demuestre, esto son palabras de sus desarrolladores y es que la autonomía puede variar en función de la distribución, pero ahí queda eso: parece que no tendremos que cargar el móvil todos los días.

La sensación que nos ha dejado fue muy buena. Incluso con los juegos modestos era capaz de cargarlos sin mayor problema. Si lo comparamos con un terminal similar en Android, por ejemplo un Galaxy Mini, las diferencias se notan y sacan a relucir ese rendimiento y agilidad de la que presume Firefox OS.

Conclusiones, tienen mucho potencial para hacer cosas grandes

Firefox OS

Me gusta que haya diversidad de sistemas operativos y aplaudo a este Firefox OS. No sólo por el hecho de añadir diversidad sino por el hecho de postularse, a priori, como una alternativa muy válida y con el trabajo bien hecho. Lo que he visto de momento me ha gustado, mucho.

Todavía hay mucho que pulir y, evidentemente, lo que veamos será algo diferente de lo que hemos probado en el ZTE; el código todavía no se ha congelado por lo que habrá muchos cambios todavía.

La propuesta es interesante: es rápido, el uso de aplicaciones web ofrece muchas posibilidades y además podemos personalizarlo de muchas formas. El potencial está ahí sin embargo hay un elemento que necesitará si quiere triunfar: que se cree un ecosistema alrededor de el.

Android lo ha conseguido, IOS también. Esto se ve reflejado en el éxito que tienen ambos a lo largo del mundo. Necesitan tener aplicaciones y que la comunidad, tanto de usuarios como de desarrolladores, se animen a crear y a mantener (con la ayuda de los fabricantes) el sistema operativo vivo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios